¿Te ha gustado el artículo?
1
¿Te ha gustado el artículo?
1

DNS dinámicos (DynDNS): accesos remotos sin complicaciones

A nadie le resulta extraño el hecho de haber creado una presentación desde casa y, al tratar de consultarla al día siguiente en la oficina, no poder acceder a ella porque el archivo se encuentra en el ordenador personal. En un caso como este ¿no sería más práctico acceder desde tu oficina a tu ordenador? El control remoto de un equipo se logra, por ejemplo, mediante la llamada conexión a escritorio remoto, la cual, no obstante, podría fracasar a causa del proveedor de Internet, puesto que es este el responsable de que tu conexión a Internet reciba regularmente una nueva dirección IP. Y si no se conoce, no se puede acceder al ordenador. En este sentido, los servicios de DDNS juegan un papel esencial y son, por lo tanto, de gran utilidad.

¿Qué es DDNS y DynDNS?

La nomenclatura “dynamic DNS” (DynDNS) hace referencia a Dynamic Domain Name System (sistema dinámico de nombres de dominio), también conocido por su abreviatura DDNS y sirve de ayuda a la hora de reenviar las direcciones IP de tu red doméstica, que cambian constantemente, a un nombre de dominio fijo. Para ello es necesario registrarse en un servicio DDNS con un nombre que esté libre (como ejemplo.example.com). Gracias a él tu ordenador siempre estará disponible aun cuando no conozcas tu dirección IP actual.

Hecho

Hay numerosos proveedores de DynDNS que ofrecen direcciones de dominio gratuitas. Algunas ofertas se pueden encontrar en DynDNS Service, DNSdynamic, noip, Go IP o donweb. Asimismo, algunos proveedores de routers o de dispositivos NAS también ofrecen a sus clientes DNS dinámicos gratuitos.

¿Cuál es la diferencia entre DDNS y DNS?

El DDNS o DynDNS puede ser entendido como una extensión del DNS (Domain Name System). El DNS es un directorio global que conoce la dirección IP de cada dominio registrado, es decir, que puede resolver nombres en direcciones para permitir el acceso a páginas web, correos electrónicos o al protocolo FTP. El proceso funciona como una especie de servicio de información telefónica que facilita información actual de contacto y publica comentarios. El DNS “busca” la dirección IP perteneciente al nombre del host (en caso de que esta no pueda encontrarse en la caché del DNS), estableciendo para ello un diálogo permanente con la base de datos del DNS del proveedor de Internet correspondiente. Si todo va bien responde a la solicitud con la dirección IP correcta. En sentido contrario, las direcciones IP pueden traducirse en los nombres de dominio correspondientes, pero resulta algo complicado debido a que el reverse DNS no es un estándar de Internet y el DNS tampoco está optimizado para ello.  

El procedimiento de los servicios DDNS apoya, por el contrario, la asignación explícita de direcciones IP dinámicas a dominios específicos –automatizando así la coordinación con las bases de datos DNS del proveedor de Internet. El DynDNS se ocupa, en este sentido, de detectar las modificaciones llevadas a cabo en la dirección IP y de actualizar los registros DNS en consecuencia. Por ello, para establecer una conexión con tu ordenador necesitas únicamente la dirección de dominio registrada en el servicio DDNS.

Hecho

Por regla general, debido a la escasez de direcciones y a motivos de gestión y seguridad, los proveedores de Internet suelen conceder una nueva dirección IP cada 24 horas. Esta es una medida para que todas las transmisiones de datos por Internet estén protegidas del ataque de los hackers.

¿Cómo funciona el Dynamic Domain Name System (DynDNS)?

A causa de que, por lo general, en el direccionamiento se trabaja con nombres de dominio y no con direcciones IP, se necesita un dynamic DNS que actualice las variables direcciones IP y les asigne un nombre de domino fijo. Siempre que se modifique la dirección IP del router, este comunica la dirección IP actual al servicio DDNS, que actualiza la petición en el mismo dominio y responde a la dirección IP. Si ahora estableces una conexión con tu ordenador, el proceso se lleva a cabo de la siguiente manera:

  1. El router informa al servicio DDNS acerca de la dirección IP asignada por el proveedor de Internet y este la clasifica en el nombre de dominio que has definido en el DynDNS. Con este dominio, el servidor local está disponible en cualquier momento.
  2. Si pasadas 24 horas la dirección IP cambia, el servicio DDNS obtiene la nueva dirección IP de forma automática. Tras ello, el servidor DDNS responde a la petición DNS y actualiza la dirección IP nueva en el dominio fijo.
  3. Si quieres establecer una conexión con tu ordenador (por ejemplo, mediante escritorio remoto), envía una petición DNS a tu dominio registrado. Tras ello, el servidor DDNS entrega de forma automática la dirección IP actual del proveedor de Internet almacenada bajo el nombre.
  4. Con la dirección IP recibida se puede establecer una conexión cliente-servidor.
Consejo

Antes de nada debes configurar los ajustes en tu router de modo que este soporte la función de DynDNS. Este proceso es rápido, pues solo tienes que incluir la dirección DynDNS y los datos obtenidos durante el registro en el servicio de DNS dinámico. Tras ello, se guardan los cambios introducidos y ya habrá finalizado el proceso.

Posibilidades de aplicación de un dynamic DNS

Las posibilidades de aplicación de los DDNS son numerosas. De esta manera puedes, por ejemplo:

  • Acceder a tu ordenador personal desde cualquier lugar (por ejemplo, por medio de la conexión a escritorio remoto)
  • Gestionar varios sistemas operativos en un mismo dispositivo y enviar archivos propios a través de Internet
  • Facilitar contenido en streaming
  • Acceder al servidor de correo propio o a otros archivos del ordenador del trabajo

Aparte de estos, hay muchos otros escenarios de uso posibles del acceso remoto a través de servicios de DDNS y, en definitiva, el Dynamic Domain Name System (DynDNS) facilita enormemente el uso de ordenadores en el día a día.

DNS Red