IANA: la administración de Internet

Para poder acceder a una página web basta con introducir el nombre del dominio en el navegador. Este nombre se envía a un servidor que se encarga de “traducirlo” en una dirección IP y dirige al usuario a la página web esperada. Estos nombres y números designados como identificadores únicos se comparan con un conjunto estandarizado de parámetros del protocolo de Internet, permitiendo así la comunicación entre ordenadores. Una de las tareas de la Internet Assigned Numbers Authority (IANA) es administrar estos identificadores, entre muchas otras.

¿Qué es la IANA?

La entidad Internet Assigned Numbers Authority desempeña un papel esencial en la gestión de Internet, ya que es responsable de asignar nombres y sistemas de números únicos que se usan de acuerdo con los estándares técnicos –protocolo de red– de Internet y constituyen la base del direccionamiento de páginas web. Aunque Internet no es una red gestionada de forma centralizada, debido a determinadas circunstancias técnicas algunos componentes básicos deben coordinarse a escala mundial, actividad de la que ya se ocupaba la IANA con ARPANET, lo que la convierte en una de las instituciones más antiguas de Internet.

De ARPANET a Internet: la historia de la IANA

Originariamente, Jon Postel era la única persona que se encargaba de las funciones de la IANA. El entonces estudiante de la UCLA (Universidad de California en Los Ángeles) propuso en 1972 establecer un sistema para gestionar los números socket en la recién estrenada red ARPANET. Aunque el predecesor del Internet actual era en comparación más sencillo, había que asegurarse de que no se recurriera al mismo número de sockets en diferentes aplicaciones. El mismo Postel se encargó de ello realizando un catálogo.

Hecho

Con el término socket se hace referencia a la combinación entre una dirección IP y un puerto y sirve para comunicarse con una aplicación en un ordenador específico. La dirección IP determina la red y el ordenador; y el número de puerto la aplicación.

En 1976, Postel continuó con su trabajo en el Instituto de Ciencias de la Información (ISI, por las siglas en inglés de Information Sciences Institute) de la Universidad del Sur de California (USC), aunque la responsabilidad sobre la función de IANA recaía oficialmente sobre la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa (DARPA) del Departamento de Defensa de los EE.UU. Este organismo se hizo cargo de la financiación del proyecto ISI para apoyar el desarrollo de ARPANET. El término IANA se acuñó durante el periodo de transición de ARPANET a Internet y fue usado por primera vez en 1988, aunque la función como tal existiera ya desde hacía mucho tiempo.

Desde 1988 hasta 1998, tanto DARPA como ISI financiaron conjuntamente a la Internet Assigned Numbers Authority, lo que permitió al gobierno de EE.UU. desempeñar durante mucho tiempo un papel determinante en la gestión de Internet a nivel mundial, concretamente hasta 1998. En ese año, la Administración Nacional de Telecomunicaciones e Información (NTIA) del Departamento de Comercio de EE.UU. publicó el conocido whitepaper “Management of Internet Names and Addresses” (Gestión de nombres y direcciones de Internet), donde se presentó un proyecto con una nueva estructura de gestión. Lo que se proponía era crear una organización privada y sin ánimo de lucro encargada de la función de IANA junto a otras actividades de administración, para lo que se fundó a finales de 1998 la conocida ICANN, siglas de Internet Corporation for Assigned Names and Numbers.

Hecho

La IANA permaneció hasta octubre de 2016 bajo supervisión del gobierno de EE.UU. Hoy este control gubernamental ya no existe y la gestión de las funciones de la IANA recae solo en manos de la ICANN

Las funciones de la IANA

Las funciones de la Internet Assigned Numbers Authority son cruciales para poder comunicarse sin dificultades en Internet. Pueden dividirse en tres ámbitos diferentes:

Asignación de números

La IANA coordina la reserva global de números IP y de los conocidos como números de sistema autónomo (en inglés Autonomous System Numbers, ASN), que se asignan en bloques de direcciones a los cinco registros regionales de Internet (RIR). A su vez, RIR pone a disposición de los registros locales (LIR) y nacionales (NIR) bloques de direcciones más pequeños que se conceden a los proveedores de servicios de Internet. El ámbito de competencia de cada RIR se puede ver en la tabla.

RIR Ámbito de competencia  
AFRINIC África  
APNIC Asia, Australia y Oceanía  
ARIN Canadá, EE.UU y algunas islas del Caribe  
LACNIC Latinoamérica y algunas islas del Caribe  
RIPE NCC Europa, Oriente Medio y partes de Asia Central  

En la actualidad existen dos tipos de direcciones IP: IPv4 e IPv6. Con el nuevo estándar IP IPv6 se puede generar un mayor número de direcciones IP únicas, aunque son las direcciones IPv4 las que se asignan con mayor regularidad.

Nombres de dominio

La IANA opera y coordina la zona raíz del DNS, esto es, del sistema de nombres de dominio, cuyos niveles conforman los nombres de dominio completos (dominios de nivel superior, dominios de segundo nivel y subdominios). En relación con esto también gestiona la base de datos con todos los dominios de nivel superior (TLD, Top Level Domain), estos son, la parte última del nombre completo de dominio. Asimismo, coordina los dominios de nivel superior .int y .arpa. Mientras el primero está reservado para organizaciones con tratados intergubernamentales, el segundo se usa únicamente para infraestructuras técnicas.

Además, la IANA se encarga de recoger de forma central los nombres de dominio internacionalizados o IDN autorizados. Los IDN son nombres de dominio que integran caracteres como diéresis, acentos o letras de otros alfabetos diferentes al alfabeto latino. Aunque en un principio no estaban permitidos, el uso de caracteres especiales se hizo realidad con la creación del estándar de Internet conocido como Internacionalización de Nombres de Dominio en Aplicaciones (IDNA), que surge como consecuencia del gran crecimiento de Internet y su internacionalización.

Parámetros de protocolo

En cooperación con la Internet Engineering Task Force (IETF), organización que se ocupa del desarrollo técnico de Internet, la IANA gestiona los números y las designaciones para los protocolos de Internet. Los protocolos de red y sus parámetros definen el lenguaje que permite a los ordenadores comunicarse entre sí y con otros dispositivos. A este conjunto de parámetros pertenecen:

  • Números de puerto: el uso de puertos permite asignar paquetes de datos de Internet a una aplicación concreta. Con ellos se efectúa el intercambio de datos a través de los protocolos User Datagram Protocol (UDP) y Transmission Control Protocol (TCP). Cada ordenador dispone de 65536 puertos. A los puertos que la IANA reconoce se les asigna un número del 0 al 65535 y se dividen en diferentes categorías.
    La IANA reserva los primeros puertos, del 0 al 1023, para determinados servicios y fines. Si, por ejemplo, recibes un correo, este llegará a través del puerto reservado para los correos, este es, el 25. Para navegar en Internet se usa el puerto 80.
    La IANA también se encarga de gestionar los puertos con números del 1024 al 49151, que pueden ser usados libremente por programas y aplicaciones sin derechos especiales. De esta forma, una empresa puede obtener un puerto concreto para un servicio determinado con el fin de garantizar que los paquetes de datos lleguen de forma segura.
    Los puertos restantes (49152 - 65535) son dinámicos, es decir, no se les atribuye un uso concreto. Eso sí, hay que tener en cuenta que a partir del puerto 1024 se presenta un gran riesgo de seguridad, pues el malware puede utilizarlos para acceder al ordenador.
  • Códigos de estado HTTP: se envían con cada solicitud de un cliente, por ejemplo, de un navegador web. Con el código de estado, formado por tres cifras, el servidor informa al cliente si la solicitud se ha procesado correctamente, si ha surgido algún error o si es necesaria una autenticación. El código de estado HTTP 404 (Not found) indica que los datos de la página web solicitada no se han podido encontrar en el servidor. El código 403 (Forbidden) indica que el acceso a los datos solicitados está protegido.

  • Marcadores de idioma: indican el idioma en el que se va a mostrar el contenido. El marcador de idioma “en” muestra el texto en inglés (english) y “es” en español.

  • Números de empresa privada (PEN): son los números que permiten identificar a las empresas en los sistemas de redes. Estos números están recogidos en registros accesibles al público en los que también se incluyen el nombre de contacto y una dirección de correo. Cada empresa puede crear un PEN de forma gratuita en la IANA, que se encarga de aprobar o rechazar cada solicitud de forma manual.

  • Atributos de medios: sirven para marcar el formato de los datos enviados a través de Internet. Así, el atributo “video/h264” se usa para el streaming de vídeos.

Además, la IANA introduce una base de datos de la zona horaria (Time Zone Database- tz), que muestra información sobre las diferentes zonas horarias de la tierra y se usa principalmente en programas de aplicaciones y sistemas operativos. Se va actualizando de forma periódica para que se tengan en cuenta los cambios horarios de verano e invierno.

¿Qué papel desempeña la ICANN?

Desde 1998, la IANA se constituye como una sección de la ICANN, organización compuesta, además, por otros grupos que representan diferentes intereses en Internet y participan juntos en la toma de decisiones. Se dividen en organizaciones de apoyo (supporting organisations) y comités asesores (advisory commitees).

Organizaciones de apoyo

Además, existe un grupo conocido como Technical Liaison Group que trabaja con los diferentes organismos responsables de la elaboración de los protocolos básicos de Internet.

Comités asesores

  • Gobiernos y organismos internacionales
  • Operadores de servidores raíz
  • Organizaciones que se encargan de la seguridad de Internet
  • Usuario convencional (At-Large Community de la ICANN)

Las decisiones finales son ratificadas por los 21 expertos que conforman la junta directiva de la ICANN, compuesta por diversas comisiones. En los estatutos se dispone que los miembros deben representar la mayor diversidad geográfica y cultural posible. La ICANN se financia gracias a las tasas que se cobran a los registradores y a las entidades adjudicadoras y, en menor medida, con el patrocinio de empresas.

Además de coordinar las funciones de la IANA, la ICANN también cuenta con un comité de gestión de los conocidos como servidores raíz (root server). En todo el mundo hay 13 servidores que se pueden considerar el cerebro del DNS. El servidor central se conoce como “Root server A”. Los otros doce restantes se utilizan a modo de copia de seguridad. En cada servidor raíz se encuentran almacenadas las direcciones IP de todos los dominios de nivel superior y con ella la información esencial para la función de Internet. La propia ICANN cuenta con uno de estos 12 servidores.

¿Cómo formar parte de la ICANN?

La ICANN ofrece a todos los usuarios de Internet la posibilidad de formar parte de ella:

  • Tres veces al año tienen lugar en diferentes lugares reuniones de ICANN abiertas al público, con entrada gratuita, y en las que se pueden dar opiniones o hacer propuestas según se quiera. En estas reuniones se establecen las funciones que se van a realizar en un futuro y quién se hace responsable.
  • También se pueden comentar online las propuestas de la ICANN y añadir ideas propias en los conocidos como Public Comments.
  • La membresía At-Large de la ICANN ofrece la posibilidad de formar parte activa de la organización. Los miembros se organizan de forma local en agrupaciones pequeñas y trabajan en temas variados en diferentes grupos de trabajo.