10 sistemas operativos para Raspberry Pi

Raspberry Pi, el ordenador de placa reducida publicado en 2012, se ha convertido en tan solo unos años en una de las herramientas más populares para los desarrolladores. A nivel mundial, los aficionados y los iniciados en programación utilizan este miniordenador para realizar los proyectos más excéntricos, como cafeteras dirigidas por voz o máquinas expendedoras de videojuegos. Además, el ordenador británico más vendido de todos los tiempos también se utiliza como solución para servidores (para servidores web, de correo electrónico, DNS o de almacenamiento en la nube). La base es siempre un sistema operativo en funcionamiento, si bien también puede recurrirse a varias distribuciones open source y otras aplicaciones gratuitas. En este artículo te ofrecemos un resumen de algunos de los sistemas operativos para Raspberry Pi más interesantes.

Raspbian

Raspbian es un sistema operativo libre basado en la distribución de Linux denominada Debian y optimizado para el hardware de Raspberry Pi. Una primera versión de la portabilidad de Debian publicada principalmente por los desarrolladores Mike Thompson y Peter Green vio la luz poco tiempo después del lanzamiento de Raspberry Pi en junio de 2012, fecha en que la distribución ya albergaba más de 35.000 paquetes de software a los que podían recurrir los usuarios tras su instalación. Desde entonces, Raspbian se ha convertido en el sistema operativo de Raspberry Pi por excelencia y gracias a su continuo desarrollo, el volumen del repositorio ha aumentado considerablemente dando cabida también a programas de Office como procesadores de texto o un cliente de correo electrónico.

Para utilizar Raspbian puedes instalar el sistema con ayuda del instalador descargable de la distribución para Raspberry Pi en una tarjeta SD o descargar una imagen ya creada y copiarla en la tarjeta SD deseada. Para ello puedes elegir entre las imágenes oficiales de la Raspberry Pi Foundation y las que ofrecen los miembros de la tan activa comunidad de Raspbian. En el primer caso se ofrece tanto una versión con interfaz de escritorio (requiere una tarjeta SD de al menos 8 GB) como una variante más ligera sin GUI (Lite), como archivo ZIP o Torrent. La descarga e instalación se simplifican alternativamente con la utilización del gestor de software NOOBS. En la tienda de Raspberry Pi se pueden adquirir tarjetas con una imagen instalada.

Ventajas Inconvenientes  
Fácil de usar (adecuado para inexpertos) Actualizaciones de software con algo de retraso  
Excelente soporte al usuario    

Kali Linux

Kali Linux es otro descendiente de Debian que puede utilizarse como distribución de Raspberry Pi en su edición ARM. El programa open source fue desarrollado por Mati Ahoni y Devon Kearns, parte de la compañía estadounidense Offensive Security, y el 13 de marzo de 2013 se publicó la primera versión. La distribución puede utilizarse como un software habitual para sistemas operativos, aunque su uso principal es para realizar pruebas de seguridad y penetración de sistemas informáticos y redes. Para tales fines, la aplicación alberga más de 600 herramientas, como por ejemplo el escáner de redes Nmap, el Metasploit Framework (plataforma de análisis Exploit) o el programa de criptografía John the Ripper. Kali Linux es el descendiente oficial de BackTrack, que se basa en Ubuntu, distribución de Linux.

Dado que Kali Linux se centra en el tema de la seguridad, este sistema operativo para Raspberry Pi lleva a cabo actualizaciones de seguridad y de software regularmente desde el repositorio de Debian, lo que garantiza que el sistema esté siempre al día. Normalmente, el paquete de software mantiene un carácter minimalista para ofrecer la menor vulnerabilidad posible a ataques. Asimismo, en cualquier momento pueden añadirse aplicaciones adicionales. La amplia comunidad toma parte en el desarrollo y mantenimiento de la distribución de Linux a través de diversos foros, de canales de IRC y del sistema abierto Bug Tracker. Para utilizar el sistema operativo en tu Raspberry Pi, descarga el archivo de imagen de Kali y cópialo en tu tarjeta SD (con capacidad de al menos 8 GB). Seguidamente, ejecuta la imagen mediante el comando dd en el miniordenador.

Ventajas Inconvenientes  
Diversas herramientas de seguridad integradas No apto para inexpertos en Linux  
Permite realizar tests de seguridad en ordenadores y redes Requisitos de RAM muy elevados  

Pidora

Pidora es un remix (variación) de Fedora, distribución de Linux, que fue creado por el Centre for Development of Open Technology (CDOT) del Seneca College en 2014 para Raspberry Pi. Esta variación contiene, por un lado, un paquete estándar del proyecto Fedora que está compilado para la arquitectura ARMv6 de Pi y, por otro, aplicaciones modificadas y escritas de nuevo. Además, también se incluyen algunos programas de la Raspberry Pi Foundation para acceder al dispositivo. El sistema open source se configura a través de una herramienta de configuración gráfica que se abre automáticamente al iniciarse por primera vez. La administración posterior funciona como en cualquier otro sistema Linux estándar.

Una de las funciones principales de Pidora es el llamado modo headless (sin monitor), que ofrece la posibilidad de acceder al miniordenador sin necesidad de un monitor o una pantalla. En caso de problemas con la distribución de Raspberry Pi, existen diferentes puntos de contacto: en los foros de la comunidad y en las wikis de Raspberry Pi y Fedora no solo se ofrece asistencia, sino que también se puede interactuar con otros usuarios. Además, el Seneca College ofrece tanto una wiki propia como un canal de IRC. Si quieres informar sobre errores de software o brechas de seguridad, puedes utilizar tanto el sistema Bugzilla (para problemas con los paquetes de Fedora) o el Bug Tracker de Pidora. Para instalar este proyecto, debes descargarte una imagen del sistema operativo y copiarla en una tarjeta SD de al menos 2 GB. Los enlaces de descarga y la información adicional se encuentran en la página principal de Pidora.

Ventajas Inconvenientes  
El modo headless permite configurar los dispositivos sin pantalla o monitor No apto para inexpertos  
Especialmente concebido para Raspberry Pi Necesita muchos recursos  

Windows 10 IoT Core

Con Windows 10 IoT Core, Microsoft lanzó al mercado en 2015 su propio sistema operativo para dispositivos de la Internet de las cosas (Internet of Things, IoT) como el Raspberry Pi (2 o 3). La aplicación se orienta principalmente a desarrolladores y aficionados a la programación que quieren conectar los aparatos cotidianos con Internet o crear elementos interconectados. Para tales fines, Windows 10 IoT Core se basa en la propia “Universal Windows Platform” (UWP) o API, que permite escribir aplicaciones para los dispositivos propios. La Community Edition gratuita del Microsoft Visual Studio actúa como software de desarrollo. Aparte de eso, el sistema operativo para Raspberry Pi propietario destaca por las funciones de cifrado mediante Bitlocker y Secure Boot, que se adoptan de la versión de escritorio. Gracias a la modulación por ancho de pulsos (PWM, Pulse Width Modulation), con el software de sistemas también pueden controlarse, por ejemplo, electromotores.

Microsoft se ocupa del desarrollo del software y ofrece tanto varios vídeos educativos como asistencia propia. Además, en el foro de la comunidad puede interactuarse con otros desarrolladores y en él también hay un apartado para Raspberry Pi. Tanto la descarga como la utilización del software para Raspberry Pi son gratuitas, pero no pueden realizarse cambios en el núcleo del sistema. Puedes encontrar el archivo de instalación adecuado para tu versión de Raspberry en el Centro de desarrollo de Windows. El requisito para la descarga y la posterior instalación en la tarjeta SD (manualmente o con ayuda de NOOBS) de tu miniordenador es tener una versión actual de Windows 10.

Ventajas Inconvenientes  
Conexión fluida de dispositivos IoT Propietario  
Asistencia especial sobre Raspberry Pi Se necesita la versión actual de Windows 10  

Ubuntu Core

Ubuntu es, desde hace años, una de las distribuciones de Linux más populares. Apto tanto como sistema operativo para el ordenador personal como para el servidor, Ubuntu también se utiliza, por ejemplo, en las estaciones espaciales internacionales y en las unidades operativas centrales del proyecto BYU Mars Rovers. El software, basado en Debian y desarrollado desde 2004 por Canonical, destaca en primer lugar por su elevada adaptabilidad y usabilidad. Bajo el nombre Ubuntu Core, los desarrolladores publicaron una versión en 2014 que representa una escisión minimalista de la edición de servidor y puede utilizarse como sistema operativo para Raspberry Pi. Desde Ubuntu 8.04 existe un paquete similar con JeOS (Just Enough Operating System).

Las principales diferencias de Ubuntu Core con otros sistemas operativos para Raspberry Pi son que cada paquete de software representa una unidad individual (“snap”), incluso el núcleo de Linux. De esta forma, las brechas de seguridad, que se subsanan gracias a las actualizaciones automáticas, solo suelen amenazar a componentes individuales y rara vez a todo el sistema. Con los manuales y tutoriales puedes aprender a programar tus propios snaps y a compartirlos con la comunidad si quieres participar en la ampliación de Raspberry Pi y su software. En caso de problemas, preguntas o sugerencias de mejora, puedes dirigirte directamente a Canonical o buscar ayuda en los foros de la comunidad. El área de Ubuntu developer te ofrece información sobre el proceso de instalación, para lo que se necesita una cuenta de Ubuntu SSO, una tarjeta SD y la imagen adecuada.

Ventajas Inconvenientes  
Actualizaciones de software regulares Los snaps requieren más espacio que los paquetes de software clásicos, ya que deben guardarse varias bibliotecas en reiteradas ocasiones  
Función backroll para todas las actualizaciones    

RISC OS

RISC OS, originalmente llamado Arthur, es un sistema operativo desarrollado a finales de los 80 por la empresa británica Acorn para el ordenador Archimedes basado en la arquitectura ARM. Entretanto, RISC OS Open Limited (ROOL) es responsable del desarrollo del software, cuyo código fuente puede utilizarse libremente desde 2006. El propietario es Castle Technology Ltd., que entre otros regula la venta de la licencia de pago para la utilización comercial del sistema operativo. Gracias a la interpretación para su empleo en arquitecturas ARM, RISC OS empezó a utilizarse en los ordenadores de placa reducida BeagleBoard y PandaBoard. Con la publicación de Raspberry Pi, surgió rápidamente una de las alternativas de Linux más importantes para el funcionamiento del miniordenador.

RISC OS tiene, debido a su historia, un gran número de fans, especialmente en el Reino Unido, que admira las posibilidades del sistema modular. Para aquellos usuarios que no tienen experiencia con los antiguos ordenadores Acorn, el software puede parecer algo inusual a primera vista, pues RISC OS apuesta muy fuerte por la técnica del drag and drop (arrastrar y soltar). Así, los archivos no se abren directamente en un programa, sino solo cuando se arrastran desde el directorio correspondiente a la ventana del programa, sin importar si se trata de un programa de dibujo o de un procesador de texto. Para utilizar este sistema operativo para Raspberry Pi es necesaria una imagen, que puede descargarse desde la página web de RISC OS e instalarse en cualquier tarjeta SD (a partir de 2 GB). En la ROOL store  también se pueden comprar tarjetas con el sistema ya instalado.

Ventajas Inconvenientes  
Núcleo de sistema muy ligero Número limitado de desarrolladores activos  
Se amplía fácilmente gracias a su estructura modular    

SARPi (Slackware ARM for Raspberry Pi)

Desarrollado en 1993, Slackware es la distribución de Linux más antigua activa en la actualidad. La portabilidad de ARM, que está disponible bajo el nombre de ARMedslack y que hoy es conocida como Slackware ARM, es apta para Raspberry Pi como sistema operativo, entre otros. El proyecto SARPi (Slackware ARM on a Raspberry Pi) asiste a los interesados en la instalación y configuración del sistema. Para tales fines, el equipo de SARPi ofrece instrucciones paso a paso, así como paquetes de instalación e imágenes para todas las versiones de Raspberry Pi en la página oficial del proyecto. Además, también pueden descargarse paquetes de software adicionales como bibliotecas (BitTorrent, C++) o un juego de herramientas I2C.

Incluso tras más de 20 años, Slackware y su portabilidad ARM (desde 2002) todavía siguen desarrollándose. Los componentes consolidados conceden a la distribución, que se amplía con paquetes nuevos regularmente, una estabilidad y seguridad notables. Por lo tanto, el sistema de gestión de paquetes (pkgtool) otorga al administrador un amplio margen de maniobra. Así, las bibliotecas y otras aplicaciones necesarias para la funcionalidad de los programas, no se instalan automáticamente, sino de forma manual. Con ello es muy probable que los paquetes que no están incluidos en la distribución de Raspberry Pi se encuentren en el repositorio de SlackBuilds.org. Para instalar el archivo de imagen, el equipo de SARPi recomienda una tarjeta SD con al menos 16 GB de almacenamiento. Los manuales online de Slackware ofrecen información detallada y asistencia sobre el software del sistema.

Ventajas Inconvenientes  
Los paquetes nuevos se publican tras realizar pruebas exhaustivas Comunidad de tamaño reducido  
Control máximo sobre la instalación y configuración del sistema y los programas Requisitos de almacenamiento elevados  

Arch Linux ARM

Los equipos de desarrolladores de PlugApps y ArchMobile comenzaron a trabajar en 2009 en la portabilidad de la minimalista distribución de Linux Arch Linux para procesadores ARM. Aproximadamente un año después se presentó la primera edición para los sistemas ARMv5, a la que siguieron los modelos para ARMv6 (2012), ARMv7 (2011) y ARMv8 (2015). Por este motivo, la solución open source, que hoy es conocida con el nombre de Arch Linux ARM resulta adecuada, entre otros, como sistema operativo para Raspberry Pi. La portabilidad transmite la filosofía básica de Arch Linux al ordenador de placa reducida centrándose sobre todo en el usuario, otorgándole total control y responsabilidad sobre el sistema y basándose en una estructura básica sencilla. La actualización del sistema operativo está sujeta a un ciclo de rolling release (actualización continua): en lugar de lanzar grandes actualizaciones en un momento concreto, los desarrolladores van publicando regularmente paquetes más pequeños.

Arch Linux ARM recurre al programa de paquetes Pacman, que fue desarrollado expresamente para la distribución original. Desde la versión 4 (2011), este gestor de software también soporta paquetes firmados, de modo que se puede comprobar la autenticidad de los paquetes al descargarse. Puedes obtener los nuevos paquetes oficiales del equipo de Arch Linux ya durante el proceso de creación, y, antes de abandonar el entorno de desarrollo, tu firma digital, para evitar manipulaciones y garantizar la máxima seguridad. Con la utilización de un único comando (“pacman -Syu”) puedes asegurarte de que el sistema operativo de Raspberry Pi se mantiene actualizado. El repositorio de la comunidad de usuarios de Arch Linux (AUR), que contiene aplicaciones creadas por los usuarios, amplía, además, la gama de paquetes.

Para instalar Arch Linux ARM, descarga el archivo tar.gz correspondiente para tu versión de Raspberry Pi y extráelo en una tarjeta SD formateada (a partir de 2 GB).

Ventajas Inconvenientes  
Actualizaciones seguras y rápidas del paquete de software Configuración compleja  
Control total del sistema Riesgo de paquetes inestables debido a períodos de prueba muy breves  

FreeBSD

FreeBSD nació en 1993 como un derivado de la conocida Berkeley Software Distribution (BSD) (que debido a la licencia propia justificaba trabajar en un sistema operativo libre) y aun hoy es uno de los proyectos open source más importantes. Alrededor de 400 desarrolladores oficiales, así como miles de colaboradores, trabajan activamente en el desarrollo del software de FreeBSD, que destaca, entre otros factores, por sus funciones de seguridad y almacenamiento y por sus excelentes características de red. Gracias a la compatibilidad con las arquitecturas ARMv6 y ARMv7, BSD puede utilizarse también como sistema operativo para Raspberry Pi (1 y 2). Más adelante, la tercera versión del miniordenador también será compatible con la versión actual de FreeBSD.

Debido a su fortaleza en aspectos como la funcionalidad de red y la estabilidad, FreeBSD se usa principalmente en el ámbito de los servidores. En este sentido, los usuarios se benefician de la rapidez del sistema operativo, que se atribuye principalmente al subsistema de almacenamiento que fue revisado con la versión 10.0. Gracias a su API bien documentada, este sistema operativo para Raspberry Pi se adapta de manera notable a las propias necesidades o puede ampliarse con componentes de software propios. En caso de problemas o preguntas, se puede buscar asistencia en los foros y blogs de la comunidad de FreeSBD a través de sus usuarios y desarrolladores. Asimismo, también hay proveedores que ofrecen soporte comercial para el sistema.

Para utilizar el software de sistemas se tiene que crear una imagen con secuencia de arranque y luego copiarla en una tarjeta SD. Para ello, puede recurrirse a la herramienta Crochet.

Ventajas Inconvenientes  
Muy rápido, estable y con gran cantidad de recursos La versión actual no está disponible para Raspberry Pi 3  
Comunidad amplia y activa    

RetroPie

El sistema operativo RetroPie, desarrollado por defecto sobre Raspbian y otros componentes de software, transforma el miniordenador Raspberry Pi en una consola con la que jugar a tus clásicos favoritos de consola o PC. La EmulationStation, escrita en C++, funciona como frontend y su diseño o apariencia puede adaptarse con ayuda de temas predefinidos. El software RetroArch permite acceder a la API Libretro, a través de la que se pueden configurar los diferentes emuladores (hay más de 50 sistemas) y, en caso necesario, añadir características útiles. Con Kodi, esta distribución de Raspberry Pi cuenta con un centro multimedia que permite reproducir películas o música en el miniordenador.

Para instalar RetroPie en tu Raspberry tienes dos posibilidades: instalar los componentes manualmente en una distribución Raspbian ya configurada o en otro sistema operativo Debian o recurrir a los archivos de imagen, que solo tienes que descomprimir y copiar en la tarjeta SD. Las instrucciones detalladas de instalación y configuración, así como los enlaces de descarga más importantes, se encuentran en el directorio oficial de GitHub del sistema operativo de Raspberry Pi. Si surgen problemas en la instalación o tras ella, el foro de RetroPie siempre suele ofrecer una solución: en él no solo se encuentran debates y notificaciones sobre el sistema, sino también un área de asistencia a través de la que se puede contactar con otros usuarios de RetroPie.

Ventajas Inconvenientes  
Rápida reacción a nuevas ediciones de Raspberry Pi Documentación insuficiente sobre cada uno de los componentes de software  
Centro multimedia (Kodi) integrado El uso del controlador se puede ampliar  

Tabla comparativa de sistemas operativos para Raspberry Pi

  Año de publicación Desarrollador Basado en Características distintivas  
Arch Linux ARM 2010 Arch Linux Project Arch Linux Ciclo rolling release  
FreeBSD 1993 FreeBSD Projekt BSD Funciones de red y de almacenamiento excelentes  
Kali Linux 2013 Offensive Security Debian Varias herramientas para controles de seguridad intensivos  
Pidora 2014 CDOT Fedora Modo headless (sin monitor)  
Raspbian 2012 Mike Thompson, Peter Green Debian Excelente sistema operativo estándar oficial para Raspberry  
RetroPie 2013 RetroPie Project Raspbian Diversos emuladores de consolas retro  
RISC OS 1989 ROOL Arthur Se usa con drag and drop (arrastrar y soltar)  
SARPi 2012 SARPi Team Slackware ARM Control máximo sobre la instalación y la configuración  
Ubuntu Core 2014 Canonical Ubuntu Función backroll para todas las actualizaciones  
Windows 10 IoT Core 2015 Microsoft Windows 10 Propietario (pero gratuito)