¿Te ha gustado el artículo?
0
¿Te ha gustado el artículo?
0

Telnet: un protocolo cliente-servidor para conexiones remotas en todo tipo de plataformas

En 1968, el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y el Ministerio de Defensa estadounidense desarrollaron ARPANET (Advanced Research Projects Agency Network), una red de ordenadores que pondría las bases para Internet. El telón de fondo fue el deseo de contar con una red descentralizada que permitiera establecer la comunicación entre las universidades que investigaban para el Ministerio estadounidense. Además de conceptos revolucionarios como la conmutación de paquetes, en el marco de este trabajo de desarrollo, también entró en escena el protocolo cliente-servidor Telnet, que se basa en el intercambio de datos orientado a caracteres a través de conexiones TCP.

¿Qué es Telnet?

El desarrollo de Telnet (Teletype Network) finalizó en 1969 en el marco de los trabajos realizados durante nueve meses en la ARPANET, pero no fue hasta 1973 cuando el protocolo, que permite acceder a equipos remotos, obtuvo su definición definitiva en las especificaciones RFC 495 (Request for Comments). Como estándar oficial de la Internet Engineering Task Force (IETF), en español Grupo de Trabajo de Ingeniería de Internet, se implementó para la mayoría de plataformas. El protocolo central y los procedimientos básicos, así como las extensiones, están descritas en los estándares actuales RFC 854 y RFC 855.

Telnet permite el control remoto de los ordenadores por medio de entradas y salidas basadas en texto. Con este objetivo, se crea una conexión cliente-servidor a través del protocolo TCP y del puerto 23, donde el dispositivo controlado ejerce de servidor y espera a los comandos pertinentes. El cliente Telnet, la instancia que tiene el control en este procedimiento y que es conocida como el acceso remoto o Rlogin (Remote Login), puede instalarse tanto en un dispositivo especial como en un ordenador habitual. En función del terminal en cuestión, se establecen diferencias en cuanto a la presentación de la información de los archivos.

El protocolo de la familia de protocolos de Internet también puede emplearse para controlar aplicaciones que no disponen de ninguna interfaz gráfica.

¿Dónde y cómo se puede utilizar Telnet?

Las razones principales para el desarrollo de protocolos remotos fueron, entre otras, que, por aquel entonces, los sistemas informáticos no eran de fácil acceso para todos y eran todavía muy caros. Además, debido también a su enorme volumen solo estaban vinculados a unos lugares determinados. Para hacer que los recursos de los ordenadores estuvieran disponibles en universidades y empresas para todo el personal autorizado, Unix, desarrollado a finales de los años 60, se convirtió en el sistema operativo adecuado y Telnet en el protocolo apropiado. De esta manera, cualquier usuario que contara con la autorización requerida podía tener acceso a las aplicaciones de los ordenadores centrales de alto rendimiento, pero también administrarlas y utilizarlas en función de las propias necesidades.

Acceso a bases de datos

Durante años, Telnet desempeñó un papel decisivo para las instituciones que trabajan con grandes bases de datos: en las bibliotecas, el protocolo fue un elemento fundamental en los catálogos online públicos de los años 80, más conocidos por la abreviatura OPAC (Online Public Access Catalogue). Al principio, se podía acceder a estas bases de datos de publicaciones digitales, que son las sucesoras de los catálogos de tarjetas tradicionales, a través de terminales en las redes locales de las bibliotecas. A medida que Internet fue obteniendo éxito, nació la posibilidad de acceso a través de interfaces web locales, cuya comunicación se basa, en muchos casos, en el protocolo Telnet.

Interacción con programas en servidores de aplicaciones

Otro ámbito de aplicación típico de los clientes Telnet era el acceso a programas basados en texto en un servidor de aplicaciones. De este modo, aún hoy en día se puede acceder al servidor de ajedrez gratuito por Internet a través de conexiones Telnet. Mediante la incorporación de texto se pueden seleccionar los oponentes disponibles y realizar los movimientos deseados. A pesar de todo, las interfaces gráficas como Jin Applet o Javaboard, que permiten llevar a cabo las jugadas por medio del ratón, han eliminado las entradas de información basadas en texto

Administración de redes y servidores

Telnet es considerado como un protocolo práctico para los administradores de las redes y los servidores. La posibilidad de la gestión remota de dispositivos en la red está especialmente indicada para las tareas de administración, debido a que el protocolo es apto para casi todo tipo de dispositivos. Asimismo, también puede utilizarse para comprobar la disponibilidad de determinados puertos o para diagnosticar errores en servidores de correo electrónico (SMTP, Port 25), para enviar correos electrónicos directamente desde el servidor. Telnet es también un medio eficaz para configurar servidores, por ejemplo servidores web. En este sentido, los cambios en la estructura de los directorios, en los derechos de los archivos o en las contraseñas se llevan a cabo de un modo rápido y sencillo.

Los comandos estándar de Telnet

Hay unos comandos generalmente válidos para el protocolo de conexión, los cuales presentan similitudes a nivel general en las plataformas soportadas por Telnet como Unix, Windows o Linux, y que se han implementado para los clientes correspondientes. Con ayuda del comando

telnet nombre del host

se puede dar comienzo, por ejemplo, al establecimiento de la conexión, que finaliza una vez se hayan introducido tanto el nombre de usuario como la contraseña. El requisito indispensable para la utilización de Telnet es también que el dispositivo controlado tenga un sistema de identificación de usuarios. La entrada nombre del host representa el nombre de dispositivo correspondiente en la red, donde también se inserta la dirección IP adecuada y donde se puede precisar la solicitud de conexión a través del puerto deseado:

telnet dirección IP número de puerto

La siguiente tabla muestra el resto de comandos estándar que se pueden implementar con argumentos y ejecutar con ayuda de los clientes Telnet:

Comando Descripción
? Muestra el Menú de ayuda
close Permite cerrar la sesión actual en Telnet
display argument Muestra los diferentes parámetros para la conexión actual (puerto, tipo de terminal, etc.)
environ argument Define las variables para el entorno operativo correspondiente
logout Cierra la sesión actual en Telnet siempre que el host remoto soporte dicha opción
mode type Establece cuál es el modo de transferencia (archivo de texto, archivo binario)
open hostname Abre otra conexión para el host seleccionado
quit Permite salir del cliente Telnet y de todas las conexiones activas
send argument Envía las secuencias de caracteres típicas de Telnet al host
set argument Modifica los parámetros de conexión
unset Carga los parámetros de conexión predeterminados

Ventajas e inconvenientes del protocolo Telnet

Las conexiones Telnet son conexiones compatibles con los estándares de TCP, por lo que se puede emplear el cliente para utilizar o examinar otros servicios que recurren a TCP como protocolo de transporte. De esta manera y con una solicitud simple se puede comprobar, por ejemplo, la funcionalidad de un servidor HTTP o, como se ha indicado anteriormente, el estado de un servidor de correo electrónico. Esta versatilidad se ve reforzada por el hecho de que el protocolo de conexión se puede utilizar independientemente de la plataforma, puesto que solo son algunos los dispositivos que no soportan el estándar oficial de IETF. El hecho de que un ordenador de cliente o de servidor se base en el mismo sistema operativo no tiene ninguna relevancia. Otra de las ventajas de Telnet es que este permite el acceso ilimitado a los recursos del sistema controlado siempre y cuando se cuente con los permisos necesarios para ello.

Este último punto plantea, en combinación con otros inconvenientes, un riesgo elevado, y es que ni el establecimiento de la conexión ni la transmisión de los datos se cifran durante la utilización del protocolo Telnet. De este modo, la información que se envía puede ser accesible por parte de terceros en forma de texto sin cifrar, al igual que los datos de registro para el acceso remoto. Como consecuencia, los criminales lo tienen fácil a la hora de acceder a los sistemas.

La siguiente tabla muestra las ventajas e inconvenientes de Telnet:

Ventajas Inconvenientes
El cliente Telnet es muy versátil Intercambio de datos no cifrado
Apto para todo tipo de plataformas El acceso pleno a los sistemas les ofrece un amplio margen de maniobra a los hackers
Acceso ilimitado a los recursos Telnet no permite el acceso a todos los servidores

¿Cómo puedes activar y utilizar Telnet en tu sistema?

Ya se ha planteado la cuestión de que los clientes Telnet sencillos se instalan y utilizan por defecto en numerosos sistemas operativos con capacidad de conexión. Para iniciar la aplicación correspondiente, es necesario realizar algunos pasos. Así, se puede instalar el cliente en sistemas operativos Microsoft a partir de Windows Vista. A continuación te mostramos paso a paso algunos de los aspectos que hay que tener en cuenta para los sistemas más importantes.

Cómo activar Telnet en Windows 7

Si quieres conectar un servidor Telnet en Windows 7 a través de la línea de comandos, lo más probable es que obtengas el mensaje de error “El comando Telnet está mal escrito o no se ha encontrado”. El motivo para ello es que el servicio está desactivado por defecto. La activación del mismo puede llevarse a cabo en unos pocos pasos:

  • Dentro del Menú de inicio abre el Panel de control y haz clic en “Programs” (Programas) o “Programs and Features” (Programas y características) en caso de que estés utilizando el modo de visualización clásico. En la ventana resultante, selecciona la opción “Turn Windows features on or off” (Activar o desactivar las características de Windows).
  • Tras ello se abre la lista de los servicios de Windows disponibles. Busca la opción “Telnet Client” (Cliente Telnet), márcala y a continuación haz clic en “OK” (Aceptar).
  • En el paso siguiente se activa el cliente, lo que puede conllevar unos minutos.
  • Tras ello, se puede establecer la conexión con el servidor Telnet que hayas elegido. Abre la línea de comandos e introduce el comando “telnet” para iniciar el cliente. Como alternativa, también puedes acceder a él a través del campo de búsqueda “Buscar programas y archivos”. Por último, inicia la conexión de la manera que desees, por ejemplo, introduciendo la dirección IP del dispositivo de destino tal y como muestra la siguiente captura de pantalla.

Cómo activar Telnet en Windows 8

Por defecto, Telnet también está desactivado en Windows 8. Si se intenta iniciar el cliente o establecer una conexión, puede que se obtenga la misma notificación de error que los usuarios de Windows 7, es decir, “El comando Telnet está mal escrito o no se ha encontrado”. Asimismo, tampoco hay muchas diferencias en lo que respecta a la activación del servicio remoto.

  • Abre el menú de Inicio, selecciona, en función de la variante de visualización, la opción “Programs” (Programas) o “Programs and Features” (Programas y características) y haz clic en “Turn Windows features on or off” (Activar o desactivar las características de Windows).
  • En la ventana resultante, busca la entrada “Telnet Client” (Cliente Telnet) y selecciónala.
  • Tras hacer clic en “OK” (Aceptar) comienza el proceso de activación. Una vez finalizado, el sistema envía un mensaje de confirmación.
  • El cliente ya se ha activado y se puede iniciar y usar a través del campo de búsqueda o de la línea de comandos con ayuda de los comandos mencionados.

Cómo instalar Telnet en Windows 10

Al igual que sus versiones anteriores, Windows 10 también tiene el programa remoto por defecto en su repertorio, aunque desactivado. La instalación y manejo del cliente funcionan según un patrón consolidado.

  • El primer paso consiste en abrir el cuadro donde aparecen los programas instalados y sus características. Para ello, es necesario abrir el panel de control haciendo clic en el menú de Inicio o recurrir a la combinación de teclas [tecla de Windows] + [X]. Tras ello, hay que seleccionar “Programs und Features” (Programas y características).
  • Selecciona “Turn Windows features on or off” (Activar o desactivar las características de Windows). Posteriormente marca la opción de “Telnet Client” (Cliente Telnet) y después haz clic en “OK” (Aceptar) para confirmar dicha selección.
  • Tras un corto período de carga, recibirás una notificación indicándote que Telnet se ha activado con éxito y que ya puede utilizarse.
  • A continuación, inicia el cliente al igual que en las versiones anteriores a través de la línea de comandos o por medio del campo de búsqueda.

Utilización de Telnet en macOS

Los usuarios de macOS también pueden recurrir a los servicios del cliente Telnet para controlar los sistemas informáticos seleccionados desde la distancia. A diferencia de los sistemas de Microsoft, en macOS el servicio viene activado por defecto, de manera que se puede iniciar al mismo tiempo que se utiliza. Para ello es necesario instalar la aplicación de terminal, es decir, la herramienta de línea de comandos del sistema de Apple.

  • Para abrir la aplicación para el terminal, abre el Finder y selecciona en el menú de la izquierda la opción “Programas” o “Aplicaciones”. La carpeta “Utilidades” (“Utilities”) contiene el vínculo hacia el terminal, con cuya ayuda se puede abrir la línea de comandos haciendo doble clic.
  • A continuación se puede establecer la conexión remota introduciendo el comando “telnet” en combinación con la dirección del host. Como alternativa, podrás efectuar la conexión a través de “Shell” en la parte superior del menú. En el menú desplegable escoge la opción “Nueva conexión remota” y, por último, Telnet como servicio deseado.

Conclusión

En lo que respecta a las conexiones remotas, el protocolo Telnet fue, durante un largo período de tiempo, una herramienta muy valiosa que, debido tanto a su practicidad como a su sencillez, se haya estado utilizando hasta ahora. Sin embargo, las exigencias con respecto al nivel de seguridad de los datos que se gestionan y transmiten han hecho que el protocolo fuera inservible o ya no pudiera ser soportado. Por lo tanto, las conexiones remotas en Internet funcionan hoy en día, gracias a su Public Key Authentifizierung, en base a protocolos SSH (Secure Shell) seguros y cifrados. Telnet se convierte también en una solución adecuada para aquellos dispositivos con sistemas operativos limitados que no permiten la gestión de servidores SSH. Un software para clientes que se utiliza a menudo y que simplifica el acceso remoto basándose en ambos protocoles es PuTTy.

Red Tutoriales Herramientas