¿Te ha gustado el artículo?
1
¿Te ha gustado el artículo?
1

Migración de servidor: así puedes mover tus datos a otro servidor

Si estás buscando una nueva solución de alojamiento para un proyecto en marcha porque, por ejemplo, necesitas más rendimiento, buscas un escalamiento más flexible o simplemente quieres cambiar de proveedor, seguramente te preguntarás: ¿qué ocurre con las estructuras, las configuraciones y los datos existentes?

La respuesta es simple: con los conocimientos necesarios, la planificación adecuada y el software correspondiente, podrás transferir fácilmente los datos requeridos al nuevo servidor. Esta transferencia de un sistema a otro se conoce comúnmente como migración de datos. El grado de dificultad del proceso de migración aumenta con la complejidad y el tamaño del proyecto. Además, es importante definir si se quiere migrar a un servidor del mismo tipo o si este tendrá una arquitectura completamente nueva.

En este artículo te mostramos aquellos aspectos que debes tener en cuenta a la hora de transferir datos de un servidor a otro y te explicamos, además, cómo se hace la migración de datos con un servidor en 1&1. 

Plan de migración de datos: la clave para transferirlos un nuevo servidor

De antemano y para garantizar la correcta transferencia de datos de un servidor a otro, es necesario hacer hincapié en algunas condiciones fundamentales. En primer lugar es conveniente seleccionar el servidor de destino adecuado. Por ejemplo, si estás planeando un cambio de proveedor, es probable que tengas que lidiar con tareas con las que no tendrías que lidiar si cambiaras internamente dentro de un mismo proveedor. Si la migración de datos se hace desde un servidor dedicado a otro o si la nueva estructura del servidor se basa en clústeres e incluye varios sistemas diferentes, esto supone asimismo problemáticas diferentes.

Así, para evitar una inversión desmedida de trabajo, debes considerar si el plan de migración de datos es el apropiado y si tendrá un impacto positivo en el desarrollo a largo plazo de tu página web. Cambiar de arquitectura en el servidor significa llevar a cabo cambios en las configuraciones, ya sea debido a un sistema operativo diferente, a diferentes versiones de software o a otro tipo de panel de control. Y aun cambiando a un servidor del mismo tipo pero más potente, tendrás que configurar las aplicaciones y servicios para aprovechar al máximo las ventajas de la memoria adicional, del mejor rendimiento de la CPU y de la mayor capacidad de almacenamiento.

Consejo

Independientemente de si te decantas por una simple actualización de rendimiento o por un cambio completo en la arquitectura del servidor, recuerda que es fundamental crear las condiciones óptimas de migración. Algunas serán: memoria suficiente y potencia de procesamiento entre 30 y 40 búferes o un plan detallado de escalabilidad, así como una conexión de red rápida.

¿Cuándo es pertinente la migración de datos?

Existen diferentes opciones a la hora de transferir datos a un nuevo servidor. En la mayoría de los casos, uno de los motivos decisivos para ello suele ser la necesidad de capacidad adicional. Si el hardware ya no cumple con la demanda y tampoco es posible realizar una actualización, la única alternativa es migrar a otro servidor. Una situación inversa podría ser la migración de datos a un servidor más pequeño cuando la potencia de procesamiento disponible supera a la demanda. En este aspecto es decisivo el factor costes, siendo también una de las principales causas para el cambio de proveedor.

Ahora bien, quien alquila los recursos de su servidor no se fija únicamente en los costes del servicio de alojamiento. Los términos del contrato también son razones por las que un cambio puede parecer sensato. Cuestiones tales como la disponibilidad, la seguridad de los datos o el soporte incluidos en las tarifas de diferentes proveedores suelen ser solo algunos de los motivos por los que vale la pena considerar otras opciones. Otra de las finalidades de la migración de datos puede ser la descongestión de un departamento informático. En este caso, la elección recae sobre una solución de servidor administrado que no solo es alojado, sino también gestionado y actualizado por el proveedor.

Preparar el servidor actual para la migración

Para configurar e iniciar el nuevo servidor de la manera más sencilla posible, vale la pena, a modo de preparativo, limpiar el servidor actual. De esta forma, la migración de datos se convierte en la excusa perfecta para eliminar páginas, copias de seguridad, cuentas de correo electrónico o cuentas de usuario redundantes u obsoletas. Así, por un lado, se reduce la cantidad de datos al mínimo para la transferencia y, por el otro, se obtienen valores más significativos de los recursos que serán necesarios en el sistema de destino.

Adicionalmente, también es fundamental desarrollar un calendario detallado para el cierre de los procesos del servidor activo, previniendo así complicaciones y, en el peor de los casos, pérdida de datos. Te recomendamos fijar una fecha y hora en la que se detendrán los cambios en los archivos, scripts y configuraciones y, en la medida de lo posible, en la que se bloquea temporalmente el acceso a tus bases de datos. En cualquier caso también es posible actualizar el conjunto de datos posteriormente. En la mayoría de los casos, la transferencia de datos se realiza junto con un back up completo del servidor (que deberás ajustar a tus necesidades si planeas una estrategia de migración diferente).

¿Cómo se hace la migración de datos entre servidores?

La solución más simple a la hora de migrar los datos consiste en tomar como base una copia exacta del estado actual de la información. Esta será transferida al hardware del nuevo servidor, antes de realizar los ajustes o configuraciones necesarios y, finalmente, se probará su funcionalidad. En un último paso se configura el DNS o la IP, con lo que podrás ejecutar tu proyecto web en el nuevo sistema. Por lo general, incluso cuando este enfoque requiere el apoyo del administrador del sistema, este suele ser un proceso fácil de planificar y de implementar. No obstante, cabe resaltar que también viene acompañado de una congelación completa del servidor actual, lo que impedirá que tu página web sea accesible durante la migración de datos.

En caso de que ofrezcas un servicio que requiera el acceso constante a una base de datos, lo más recomendable es que te decantes por una solución híbrida de migración en la que el servidor actual permanezca activo. En tal caso, declara a la base de datos actual en el servidor como “master”, para que esta subordine a la nueva base de datos en la configuración como “slave”. De este modo conseguirás que las dos aplicaciones se sincronicen en tiempo real. Una vez que ambas bases de datos se encuentran en el mismo nivel, podrás invertir los roles de tal forma que la nueva base de datos se convierta en “master”. Así, tu proyecto seguirá estando disponible incluso durante la migración de datos.

Además, como punto a su favor, en caso de que se presenten complicaciones con el nuevo servidor, esta estrategia permitirá el acceso a la antigua base de datos (que todavía contiene el estado actual de los datos) en cualquier momento. Para probar la funcionalidad de un servidor web o de aplicaciones sin tener que deshabilitar la versión anterior, puedes utilizar un balanceador de carga. Así, al redirigir parcialmente el tráfico de tu proyecto web al nuevo servidor, podrás ver si este ha sido correctamente configurado y funciona de manera apropiada. Con ello te beneficias de nulos tiempos de inactividad y te cubres las espaldas. 

¿Qué medios facilitan la migración de datos a un nuevo servidor?

Existen diferentes herramientas, servicios y técnicas de migración de datos que facilitan dicho proceso. Por ejemplo, si solo quieres mover los datos sin tener que personalizar el sistema operativo u otro software, no deberías prescindir de un panel de control. Este tipo de programas para la gestión del servidor posibilitan la creación de copias de seguridad y su migración al nuevo servidor. Aquí, el trabajo de configuración requerido queda reducido al mínimo. Los sistemas de gestión de contenidos, como WordPress, son transferibles con sencillas aplicaciones FTP y de backup, y suelen ofrecer plugins propios para la migración de las bases de datos asociadas, automatizando así la mayor parte del proceso. 

Para proyectos más complejos, vale la pena tener derechos de acceso raíz (root). De esta forma podrás transferir vía SSH bases de datos completas, incluyendo sus permisos y datos de usuario, a un nuevo servidor. Por ejemplo, las bases de datos MySQL se envían como copia al sistema de destino usando la aplicación MySQLdump. Como usuario del servidor Microsoft SQL tendrás acceso incluso a otras funciones integradas.

También es posible dejar el proceso de transferencia en manos de terceros. Muchos proveedores de alojamiento no solo ofrecen a sus clientes programas para la migración manual de datos a otro servidor, sino que también suelen apoyar activamente a los usuarios durante la migración. Adicionalmente, existen servicios especializados en la migración de proyectos web que proporcionan un servicio completo, ya sea si se trata de un simple cambio de un servidor compartido a otro, de un cambio de proveedor o de un cambio a un clúster de servidores.

¿Qué problemas se pueden presentar durante la migración de servidores?

Para que la migración de datos se realice con éxito se necesita una conexión estable, por lo que no resulta sorprendente que los problemas de conexión sean la fuente de error más común durante el proceso de transferencia. Una mala conexión suele ser la causa de que la transferencia se anule por completo y se tenga que iniciar desde cero. A menudo, los problemas de conectividad momentáneos pasan desapercibidos y no necesariamente interfieren en el proceso de migración de datos. En algunos casos, sin embargo, puede ocurrir que no todos los datos lleguen al servidor de destino, poniendo en riesgo la funcionalidad de las aplicaciones migradas.

Ahora bien, el hecho de que algunos archivos no puedan ser transferidos con éxito al nuevo servidor, también puede tener otras causas. Es común que, especialmente cuando se cambia el sistema operativo, se presenten problemas de compatibilidad entre formatos de archivo, lenguajes de programación, etc. Además, suelen surgir complicaciones como consecuencia de derechos de acceso diferentes o protección por contraseña en las máquinas de origen y de destino. Por último, la migración de datos puede fracasar si el sistema de destino no cuenta con memoria suficiente o los registros DNS no han sido adaptados correctamente.

Lista de tareas en la migración de datos

Dependiendo del tamaño del proyecto y de la nueva arquitectura, la transferencia de datos a un nuevo servidor puede ser un proceso complejo, lo que obliga a planificarlo y ejecutarlo cuidadosamente. La siguiente lista resume las cuestiones principales relacionadas con la migración de datos:

  • ¿Qué arquitectura tendrá el nuevo servidor?
  • ¿Es dicha arquitectura compatible con tu proyecto web?
  • ¿Cuentas con los recursos financieros y personales para la migración y configuración del nuevo servidor?
  • ¿Es el hardware lo suficientemente flexible para el desarrollo futuro de tu proyecto?
  • ¿Se mantendrán activos los procesos durante la transferencia o se detendrán todas las actividades durante la migración?
  • ¿Se encuentra el mantenimiento de la operatividad del proyecto en relación con los recursos que necesita y con su mayor complejidad?
  • ¿Qué pasos se pueden modificar para reducir al mínimo el tiempo de inactividad?
  • ¿Cómo se garantizan la integridad y la actualidad de las entradas de la base de datos?
  • ¿Cómo se comprobará la funcionalidad del nuevo servidor?
  • ¿Qué pasa si algunas aplicaciones no funcionan después de la migración de datos?
Consejo

¿Quieres transferir tu datos a un servidor cloud de 1&1? Descubre aquí cómo puedes beneficiar de una migración.

Migración de servidores en 1&1: crea y exporta tus imágenes del servidor a través de tu Cloud Panel

Todos los usuarios de 1&1 Servidor Cloud tienen la posibilidad de migrar los datos a un nuevo servidor a través de 1&1 Cloud Panel. Para este propósito es posible crear una imagen ISO del antiguo servidor y utilizarla para la configuración del nuevo servidor. Tales archivos de imagen se crean automáticamente para tu proyecto e, incluso, si has creado un plan de respaldo en el Panel, estos se generarán de forma periódica. Ahora bien, recuerda que, independientemente de si se crean automática o manualmente, el servidor subyacente no puede ser manipulado durante el proceso. Además, el límite del tamaño de cada imagen de servidor es de 500 GB. Los posibles formatos de la imagen son:

  • .vdi
  • .qcow
  • .qcow2
  • .vhd
  • .vhdx
  • .vmdk
  • .iso

Crear una imagen ISO

Si no tienes previsto utilizar una imagen generada automáticamente en un backup, en primer lugar será necesario crear la respectiva imagen del servidor para la migración de datos planificada. Para ello, tienes dos opciones: utilizar un software independiente o recurrir a la función integrada en el Cloud Panel para copiarla.

En caso de que te decantes por la primera opción, te recomendamos la herramienta Disk2vhd y QEMU. Disk2vhd está especialmente diseñada para sistemas operativos Windows y facilita la creación de archivos de imagen en formato Microsoft para máquinas virtuales VHD (Virtual Hard Disk). QEMU forma parte de la mayoría de los repositorios de Linux y, adicionalmente, está disponible para MacOS y Windows, permitiendo los formatos de imagen .vmdk, .vhdx, .qcow, .qcow2 y .vdi.

Puedes aprovechar la función integrada en el Cloud Panel para generar la imagen. Para ello, dirígete a la sección “Infraestructura”. En “Imágenes”, haz clic en “Crear” y “Crear imagen”. Finalmente, una vez has seleccionado el servidor que se copiará, un último clic en “Crear” iniciará el proceso.

Importar imágenes
Después de generar la imagen del servidor de origen, puedes utilizarla para configurar el nuevo servidor con la misma base de datos. Esta opción también la encuentras en la sección “Infraestructura” –> “Imágenes” del Cloud Panel. Sigue estos pasos:

  1. Para migrar los datos a un nuevo servidor con la ayuda del archivo de imagen, haz clic en la opción “Crear” y asígnale un nombre adecuado.

  2. Selecciona la opción “Importar imagen” y especifica el sistema operativo de la imagen del servidor en el campo “Sistema operativo”.

  3. Copia la dirección del lugar donde está guardada la imagen en el campo “URL”.

  4. En el campo “Vista” de la configuración avanzada puedes especificar el centro de datos.

  5. Al hacer clic en “Crear” inicias el proceso de importación.
Consejo

Después de la instalación de una imagen CentOS-7 importada, es necesario crear una nueva imagen del kernel. Para crear una copia de un servidor Microsoft Windows se requiere la activación del controlador LSI_SAS.

Importar ISO

En la sección “Imágenes” del Cloud Panel se encuentra un botón de importación para obtener copias ISO del servidor de salida. Además, tienes la opción de indicar o anunciar al sistema operativo del servidor que el ISO hace referencia a una única aplicación.

  1. El primer paso es crear una nueva entrada en el servidor seleccionando la opción “Crear imagen” y asignar un nombre a la imagen del servidor.

  2. A continuación, selecciona la opción “Importar ISO” e indica si se trata de la imagen de una aplicación o de un sistema operativo.
  1. En el siguiente campo indica la dirección URL bajo la que se puede descargar la imagen ISO.

  2. Antes de comenzar con la importación del archivo ISO, en “Configuración avanzada” puedes elegir el centro de datos deseado haciendo clic en “Ver”.
Consejo

Una vez finalizado el proceso de importación, obtendrás una visión general del tamaño absoluto de la imagen insertada.

Tutoriales Herramientas Base de Datos