¿Te ha gustado el artículo?
0
¿Te ha gustado el artículo?
0

La importancia de comprimir las fotos para su uso en Internet

Reducir el tamaño de las imágenes puede ser una excelente manera de ahorrar espacio de almacenamiento en el disco duro y de acelerar el proceso de subida y descarga de imágenes. Las imágenes comprimidas también tienen un efecto positivo en los tiempos de carga de las páginas web, ya que archivos de imagen muy pesados necesitan más tiempo para ser cargados en el navegador, algo que, en última instancia, repercute en el ranking en los buscadores.

Pero, ¿cómo comprimir imágenes sin que pierdan su calidad? Y, ¿cómo se puede hacer? Existen servicios online para reducir el tamaño de imágenes, así como una gran cantidad de soluciones offline para comprimir archivos gratis. A continuación te mostramos una panorámica al respecto.

¿Por qué se deben comprimir las fotos?

Hoy día, las imágenes en alta definición ya no son ninguna excepción. Los dispositivos cada vez soportan un mayor número de píxeles, lo que conlleva a un aumento del tamaño de los archivos. Pero si se quieren usar imágenes en Internet, tanto en una página web como para enviarlas por correo electrónico, es importante tener esta información en cuenta, ya que, cuanto menor sea el archivo, más rápida será su transmisión.

Si se gestiona una página en Internet, hay que cuidar que el tamaño de los archivos de imagen no sea más grande de lo necesario. Cuando una web tarda mucho tiempo en abrirse, esto repercute negativamente no solo en el usuario, especialmente si accede a ella desde un dispositivo móvil, sino también en la visibilidad de la página web en los buscadores.  Una carga lenta es penalizada por Google, lo que empuja la página hacia los últimos puestos del ranking. Una página web diseñada según criterios SEO requiere, por esto, imágenes con un tamaño de archivo óptimo.

Elige el mejor formato para tus imágenes

Antes de utilizar imágenes en una página web, sería conveniente comprobar su formato de archivo, porque no todos los formatos gráficos son adecuados para su uso en Internet. Estos tres formatos que presentamos a continuación son los más indicados:

  • JPG/JPEG: este es uno de los formatos de imagen digital más utilizados. Permite representar hasta 16,7 millones de colores y admite una alta compresión, aunque a menudo con pérdidas de calidad. En ocasiones y según el grado de compresión, esta pérdida es apenas visible para el ojo humano (en el caso de una compresión extrema, el contenido de la imagen sí puede llegar a verse muy pixelado). Este formato no puede, por otro lado, mostrar sectores transparentes, pero es ideal para el almacenamiento de imágenes, gráficas o fotografías, especialmente si tienen muchos colores y contrastes fuertes.
  • PNG: este formato puede representar desde 256 (PNG8) a 16,7 millones (PNG24) de colores y se usa también mucho en Internet. Al contrario que el JPG, se puede comprimir casi sin pérdidas de calidad, aunque el tamaño del archivo sigue siendo grande. Este formato es especialmente bueno para el almacenamiento de gráficos, logos y textos. Las imágenes con pocos colores se pueden comprimir hasta una fracción del tamaño del archivo original y pueden representar transparencias. Es el formato ideal para archivos de imagen con capas transparentes, en las que no se desea cubrir el fondo completamente.
  • GIF: aunque solo puede representar 256 colores, se usa mucho en Internet, especialmente porque permite crear animaciones a partir de varias imágenes. Debido a su reducida paleta cromática, GIF se usa para la visualización de elementos de navegación o gráficos sencillos. También soporta transparencias.

Comprimir fotos con freeware

Algo que se debe evitar por completo en una página web son las imágenes pixeladas, pues son sinónimo de poca profesionalidad. Por otro lado, una imagen de gran calidad requiere un alto espacio de almacenamiento y, casi siempre, aumenta notablemente el tiempo de carga de una página web. Es aquí donde los programas para comprimir archivos más actuales, consiguen una pérdida de calidad tan mínima que apenas se detecta a simple vista. En Internet se encuentran multitud de programas para comprimir archivos gratis que convencen no solo por sus funciones, sino también por su facilidad de uso.

Compatibles con Windows disponemos, por ejemplo, de FILEminimizer Pictures, un software gratuito para comprimir fotos que cuenta también con una versión de pago más completa, y de Caesium Image Compressor. Entre la variada oferta de freeware para reducir el tamaño de las imágenes, encontramos alternativas para sistemas operativos Mac, como ImageOptim, que funciona de forma muy intuitiva mediante drag and drop. PNGGauntlet, solo disponible para Windows, dispone de una característica que lo diferencia del resto:  formatos de archivo como JPG y GIF son automáticamente convertidos en archivos PNG una vez comprimidos.

Comprimir fotos a través del navegador

Hoy en día es posible prescindir de la descarga y la instalación de un programa para comprimir archivos de imagen en el ordenador. En su lugar, es común utilizar herramientas online que reducen el tamaño de las imágenes para su uso en Internet. Páginas como tinypng.com, optimizilla.com, Webresizer o Compress en sus dos versiones, para JPG y para PNG, ponen a disposición programas para reducir el volumen de archivos JPG o PNG de forma sencilla y accesible, aunque solo hasta un número limitado de archivos. Para comprimir los archivos solo es necesario cargar o arrastrar las imágenes y al finalizar, se descarga el archivo comprimido en el ordenador.

De forma local con ayuda de un software o mediante una herramienta online, reducir el tamaño de las imágenes para una página web no solo es altamente recomendable, sino que es muy fácil de hacer. Una mayor velocidad de carga o Page Speed es recompensada por los buscadores con un buen ranking en las páginas de resultados.

Herramientas Imágenes Tiempo de Carga