¿Te ha gustado el artículo?
5
¿Te ha gustado el artículo?
5

Los meta tags más importantes

Las etiquetas meta o meta tags encabezan un documento HTML y suministran información codificada a navegadores y motores de búsqueda sobre una página web. Los metadatos son invisibles para el usuario y se encargan de añadir información para facilitar el análisis de los archivos HTML y la gestión del contenido de una página web. Los meta tags de HTML siguen a menudo la misma construcción: en primer lugar se define un elemento y en segundo lugar se asigna un contenido. De esto resulta el siguiente esquema:

<meta name="Nombre del elemento" content="Contenido asignado"/>

Hace un tiempo, los metadatos eran de gran importancia para el SEO, ahora su influencia en el posicionamiento en los buscadores más conocidos ha disminuido. Sin embargo, los meta tags siguen siendo relevantes para metabuscadores y archivos de búsqueda locales, por lo que no está de más contar con una detallada lista de los mismos. Además, permiten definir indicaciones para guiar a los bots (crawlers) de los motores de búsqueda.

Los meta tags que debes conocer

La lista de todos los elementos que se pueden incluir en el encabezado de un archivo HTML es larga. Junto a datos esenciales como el título y la descripción de la página o la definición de la fuente usada para el texto, el header de los archivos HTML puede abarcar información útil para los agentes de usuario. Así, es posible delimitar palabras clave relevantes o definir un tema para la página. Incluso se puede hacer referencia al autor o editor de los contenidos e indicar el copyright. Aunque estos datos no siempre son relevantes para la interacción con navegadores y motores de búsqueda, los meta tags dirigen su comportamiento impidiendo, por ejemplo, la indexación de un archivo HTML o el rastreo de los enlaces de una página. En la siguiente selección aclaramos las etiquetas meta más importantes y su utilidad para la administración de páginas web.

Título (Title)

Estrictamente hablando, este no es ningún meta-tag, sino una etiqueta autónoma de HTML (HTML Tag), aunque, debido a su significado a la hora de interactuar con los agentes de usuario es común que sea mencionada como parte de los metadatos. Como elemento obligado en el encabezado del HTML, el título se sitúa, por regla general, por encima de todas las demás etiquetas. Los navegadores lo leen y aparece en la barra del título de una pestaña o una ventana como nombre estándar de la página en la lista de favoritos y en el historial del navegador. Los buscadores más importantes usan esta etiqueta para titular las entradas en las listas de resultados o SERP, de modo que influye de forma decisiva en la elección del internauta.

Según Google, el título se incluye entre los cerca de 200 factores que se tienen en cuenta en el cálculo del ranking en la búsqueda orgánica. Es por esto que, en el marco de la optimización OnPage, este no debe sobrepasar la longitud máxima de 55 caracteres que pueden mostrar los buscadores. Además, se recomienda situar la palabra clave principal de la página en el “title-tag”. Como título de esta página se ha introducido, por ejemplo, la siguiente información:

<title>Los meta tags más importantes y su función | 1&1</title>

Codificación de caracteres

Si la fuente no fue previamente definida en el header del archivo HTTP, es necesario hacerlo usando HTML. Así se evita, por ejemplo, que la ñ o las tildes no se muestren correctamente. El meta tag que usaremos es este:

<meta charset="utf-8"/>

Este metadato es, además, relevante en el caso de que un navegador acceda a los archivos HTML directamente desde el disco duro y no los reciba por HTTP.

Descripción (Description)

En la descripción o meta description podemos describir brevemente el contenido de la página web. Esta información se muestra como snippet (una síntesis en dos líneas del tema de una página que aparece bajo la URL) en los buscadores de uso más generalizado como Google o Bing, por lo que se recomienda cuidar su redacción. Por su papel central en tanto que influye de manera decisiva en la elección del usuario del mejor resultado acorde con su búsqueda, este meta tag es considerado uno de los más importantes en cuanto a la optimización para los buscadores. La descripción no debe sobrepasar los 160 caracteres de longitud, ya que se corre el riesgo de que esta aparezca incompleta en la lista de resultados. La metadescripción se dirige principalmente al usuario, por lo que debería contener un resumen preciso del contenido que le espera cuando haga clic en la página. Según Google, cada subpágina de una página web debería contar con una descripción propia que facilite información útil y precisa sobre su contenido. Esto aporta al usuario un valor añadido y ayuda a los administradores a aumentar su ratio de clics. En la metadescripción se puede encontrar, por ejemplo, la siguiente información:

<meta name="description" content="Los meta tags de HTML codifican información para ser interpretada por el navegador y los buscadores. ¿Sabes cuáles son imprescindibles?"/>

Palabras clave (Keywords)

Con esta etiqueta meta los administradores tienen la posibilidad de definir palabras clave para el buscador. Las keywords son aquellos criterios a los que responde un buscador para ofrecerle al usuario páginas HTML como respuesta, donde tales palabras clave son parte de los meta tags. Anteriormente, esta etiqueta era considerada como el factor SEO más importante, ya que los buscadores primitivos recurrían a este atributo como característica central para el posicionamiento en las listas de resultados. Pero hoy es ignorado por Google y su importancia ha sido minimizada por Bing y otros buscadores populares debido a la facilidad con que puede ser manipulado en el cálculo del factor de ranking. Es por ello que ha perdido todo su valor en el campo de la optimización para los buscadores, aunque esto no significa que un mal uso de este meta tag no pueda llevar a la devaluación en el posicionamiento.

La elección de las palabras clave requiere de cierta sutileza: hay que evitar su uso abusivo, fenómeno  conocido como keyword stuffing, así como aquellas sin relación con el contenido de las páginas en una web. A consecuencia de que los archivos locales de búsqueda y los metabuscadores acuden a la información en los meta tags de las palabras clave, se recomienda introducir términos relevantes.

Una línea puede contener varios elementos. Las palabras clave se separan por comas.

<meta name="keywords" content="palabra clave 1, palabra clave 2, palabra clave 3"/>

Autor (author) y copyright

Estos dos meta tags, de uso opcional desde el punto legal, permiten hacer referencia al diseñador de una página web y al propietario de los derechos del código fuente de una página HTML. En algunos sistemas de gestión de contenido (CMS), las etiquetas de autor se generan automáticamente y en ellas se nombra a la persona que ha trabajado la página en último lugar. De esta forma, los administradores pueden extraer del directorio quién gestiona cada página.

<meta name="author" content="Nombre del autor" />

<meta name="copyright" content="Propietario del copyright" />

Instrucciones para los robots de búsqueda

Una de las principales funciones de los meta tags es proporcionar instrucciones para la indexación a los crawlers (robots o googlebots). Esto se logra con la etiqueta meta “robots”. Con los siguientes meta tags es posible estipular si una página será indexada y, en consecuencia, si estará disponible para la búsqueda. También se puede establecer si los robots han de seguir los enlaces salientes o si, por el contrario, han de ignorarlos. Esta información se cuenta entre los metadatos más relevantes para el SEO.

Index

Esta directriz permite al robot de búsqueda la indexación de una página de HTML, algo innecesario si se piensa que la indexación forma parte de su actividad habitual, así:

 <meta name="robots" content="index"/>

Noindex

Se tiene que indicar expresamente si una página no debe ser incluida en el índice. Este tag prohíbe al buscador transferir contenidos de una página HTML a su base de datos:

 <meta name="robots" content="noindex"/>

El atributo “robots” se dirige a todos los buscadores, y “noindex” indica que no se permite la indexación. Si queremos impedirle el proceso solo a un buscador, podemos indicarlo con un atributo alternativo como, por ejemplo, “googlebot”.

Follow

El comportamiento estándar de los motores de búsqueda consiste en recorrer los enlaces que encuentra en una página de HTML, a no ser que se les indique lo contrario. Esta información se puede incluir en las metaetiquetas, aunque no es necesario:

<meta name="robots" content="follow"/>

Nofollow

Si se quiere impedir que un robot de búsqueda alcance determinadas subpáginas de un sitio o rastree los enlaces en otro dominio se añade:

<meta name="robots" content="nofollow"/>

El robot ignora, así, los enlaces por completo, pero no el contenido de la página, que sí será transferido a la base de datos del buscador.

Los meta tags Index/Noindex y Follow/Nofollow se pueden usar solos o combinados. Se puede, por ejemplo, determinar que una página sea indexada pero que los links sean ignorados, así como permitir o impedir ambas acciones a los robots.

<meta name="robots" content="index,nofollow" />

<meta name="robots" content="index,follow" />

<meta name="robots" content="noindex,nofollow" />

Etiqueta “equiv” de HTTP

Los meta tags con el atributo “http-equiv” pueden contener información equivalente a las indicaciones en el encabezado HTTP, la cual puede ser leída, por ejemplo, si el servidor no está configurado como corresponde. Los encabezados HTTP con el mismo nombre tienen prioridad frente a los meta tags de HTML. Los más importantes son:

Control de caché

Para asegurar la fluidez del funcionamiento de Internet, las webs se suelen guardar en servidores proxy intermedios o en el caché del navegador para ser descargadas fácilmente en el futuro. Para impedirlo usamos el meta tag “cache-control” con el valor no-cache:

<meta http-equiv="cache-control" content="no-cache"/>

Las páginas web que cuentan con este meta tag se cargan nuevamente desde el servidor web cada vez que se accede a ellas. Esto puede ralentizar la navegación, pero puede ser conveniente en el caso de páginas que actualizan su contenido diariamente.

Expires

Es posible que no se quiera prohibir el almacenamiento temporal en caché de forma absoluta. En este caso se puede usar el atributo “http-equiv” para definir una fecha de expiración para los datos HTML solicitados. Se haría de esta manera:

<meta http-equiv="expires" content="tiempo de expiración en segundos"/>

Así es posible asignar a las páginas HTML la fecha de caducidad que se deseen. Una vez se supera esta fecha, el navegador tiene que cargar el documento HTML desde la página de origen. Pero si tiene que acudir siempre a la página original entonces se introduce un punto de caducidad de 0 segundos. En caso de que se quiera indicar un período de 12 horas, se introducen 43.200 segundos.

<meta http-equiv="expires" content="0"/>

<meta http-equiv="expires" content="43200"/>

También es posible definir períodos de tiempo o fechas concretas, siempre en formato internacional y según el GMT (Greenwich Mean Time):

<meta http-equiv="expires" content="Sat, 07 Feb 2016 00:00:00 GMT"/>

Refresh

Con los meta tags “http-equiv” es posible configurar también una transferencia sencilla. De forma parecida a como funciona la etiqueta “expires”, con este atributo también se define una fecha de vencimiento, a partir de la cual los navegadores o los motores de búsqueda serán dirigidos a una URL establecida previamente. En este ejemplo, en 10 segundos se produce el reenvío a la página principal de 1&1:

<meta http-equiv="refresh" content="10; url=http://www.1and1.es/"/>

Sin embargo, puede ocurrir que esta etiqueta no funcione en caso de ajustes especiales en el navegador, por lo que, en lugar de indicar un reenvío con meta tags, el W3C (World Wide Web Consortium), dedicado a la estandarización de técnicas y usos en Internet, recomienda usar el código de estado de HTTP 301, por medio del cual un servidor informa de si el archivo buscado ha cambiado de ubicación.

Generador de meta-tags

Los administradores de páginas web cuentan con el apoyo de generadores de meta tags gratuitos en Internet como miarroba.es, www.gaijin.at o www.metatags.org.

Su funcionamiento es sencillo: solo hay que introducir la información en los campos correspondientes y la herramienta los convierte en un texto HTML que se puede añadir a la página HTML de la web.

JavaScript HTML SEO