¿Te ha gustado el artículo?
8
¿Te ha gustado el artículo?
8

Relanzamiento de una página web: aspectos básicos

Cuando se habla de relanzar una página web (web relaunch en inglés) se entiende el rediseño completo de una presencia online, el cual afecta al diseño y al layout, pero también a su arquitectura interna fundamental. Para aumentar la usabilidad de la web, el relanzamiento web se centra principalmente en una “reconcepción” de su estructura, en la cual los contenidos se adecúan a los requerimientos actuales y la navegación se ajusta de modo que aumente el rendimiento del proyecto a largo plazo.

Los motivos que pueden llevar al relanzamiento de una página web son variados. Mayormente, son los ajustes en los procesos de posicionamiento de los grandes motores de búsqueda y los cambios en el comportamiento de los usuarios los que requieren reestructuraciones desde la base, pero también podría ser una reorientación de la paleta de productos o de servicios la que daría pie a un nuevo lanzamiento de la web.

Diez consejos imprescindibles

Intervenir en la estructura básica de una página conlleva el riesgo de que algún fallo tenga un impacto negativo en la visibilidad en los buscadores, lo que provocaría la pérdida de visitas. La siguiente lista contiene los puntos más importantes que todo administrador web debería tener en cuenta a la hora de relanzar una página web con todas las garantías.

1. Navegación: la base de cualquier buena página la constituye una arquitectura lógica y coherente. Solamente se produce la ansiada interacción con la web si los usuarios son capaces de orientarse bien en ella. Garantía de éxito en este punto es una estructura de navegación clara y limpia. Si ya existe un primer concepto, es conveniente comprobar la ruta que conduce a subpáginas relevantes de la web y, si procede, ajustarla. Lo ideal sería que un usuario alcanzara su objetivo en un máximo de cinco clics.

2. Redirecciones: si es necesario cambiar de dominio o el URL de las subpáginas, hay que garantizar que los usuarios que no conozcan la nueva dirección podrán acceder a los contenidos en el nuevo sitio. Aquellos usuarios que buscan la página relanzada con la dirección antigua han de redirigirse a las nuevas páginas con el código de redirección permanente 301.

3. Backlinks: por regla general, todos los proyectos web cuentan con un perfil de enlaces entrantes constituido por todos los enlaces procedentes de otras páginas web, los cuales constituyen un factor decisivo en la evaluación de la relevancia que efectúa el buscador y no deberían, por ello, perderse en el limbo de la web. Al planificar el relanzamiento de una web se recomienda, en consecuencia, realizar un análisis del perfil de enlaces para detectar los más valiosos y que, por tanto, deberían mantenerse cuando se cambie el URL de las subpáginas. Lo mejor en este caso es contactar al webmaster de la página enlazante y solicitar las modificaciones pertinentes en el URL del enlace. Si esto no es posible, se usa el código 301 de redirección permanente para salvar, al menos parcialmente, el perfil de enlaces. En este paso cabe hacer limpieza de los enlaces que no convienen.

4. Enlaces internos: si hay que llevar a cabo modificaciones en la estructura de la página, hay que garantizar que todas las subpáginas están entrelazadas, ya que los enlaces internos, esenciales para la indexación completa de una página web, constituyen una herramienta muy poderosa de SEO. A esto se añade que los enlaces internos también heredan linkpower (PageRank). A una gran parte de las páginas no se accede a través de enlaces externos, pero los buscadores más importantes los encuentran e incluso aquellas subpáginas que no transmiten señales de relevancia en la forma de enlaces externos, alcanzan un buen posicionamiento en los motores de búsqueda. Los crawlers se sirven, para abarcar una página en su totalidad, de su tejido de enlaces internos. Si al concebir el relanzamiento de una web se reflexiona sobre este punto es posible repartir equitativamente el linkpower en todo el proyecto.

5. Gestión de la indexación: el relanzamiento suele prepararse en un entorno de desarrollo y, mientras esto sucede, indexar la página antes de que esté lista no es, en general, buena idea. Es por eso que los webmasters recurren al archivo robots.txt para bloquearles el acceso a los crawlers de indexación. Al comienzo del relanzamiento estos mecanismos de seguridad han de cancelarse porque, de lo contrario, se estaría impidiendo el acceso a una gran mayoría de usuarios. Durante el relanzamiento se recomienda comprobar los bloqueos en el archivo robots.txt y realizar los ajustes pertinentes.

6. Metadatos: el relanzamiento de una página web es una oportunidad muy valiosa para analizar el proyecto en función de los elementos básicos de la optimización onpage. Los requisitos fundamentales para un buen ranking en el buscador son títulos (metatitle) y descripciones (metadescription) únicos para cada subpágina, así como las descripciones de las imágenes en el atributo Alt de cada documento gráfico.

7. Contenido duplicado: si se encuentra contenido duplicado, es necesario señalarlo. En el ámbito de la optimización onpage suele utilizarse el Canonical Tag, una etiqueta que permite marcar el contenido de una página como contenido duplicado y remitirlo al URL de la fuente original. Óptimo sería utilizarlo en todas las subpáginas, con la diferencia de que los URL de los contenidos originales se referirían a sí mismos.

8. Mapa del sitio: como su nombre indica, el sitemap representa el plano de una página web, por lo que todos los nuevos URL también deberían figurar aquí. Mientras que el enlace al mapa del sitio en HTML debería ser accesible desde todas las subpáginas, el mapa del sitio en XML se ha de depositar en la página para webmasters de Google (Google Webmasters Tools). De esta manera se garantiza que el buscador indexe las nuevas subpáginas rápidamente.

9. Seguimiento: si se usan códigos de seguimiento como Google Analytics hay que integrarlos en el código fuente de las subpáginas nuevas. Con el Tag Assistant, Google ofrece una herramienta gratuita de validación para el navegador que permite evitar errores.

10. Tiempo de carga: un aspecto relevante en cuanto a la amigabilidad de una página web es la velocidad de carga, por eso buscadores como Google lo incluyen entre los factores implicados en la valoración de la relevancia de una página web. En consecuencia, se tendría que garantizar que el proyecto online sigue obteniendo valores satisfactorios tras el relanzamiento. En nuestra guía, desvelamos cómo incrementar la velocidad de carga de una página web a largo plazo y cómo optimizar páginas web.

Consejo

El toque final para tu nueva página web, crea tu Favicon profesional gratis con el Favicon Generator de 1&1!

Página web reestructurada, ¿y después?

El relanzamiento de una página web es seguido por una fase de control. Especialmente en los días inmediatos tras la reestructuración es el momento de realizar un seguimiento exhaustivo, el cual permite registrar efectos negativos, encontrar fuentes de errores y comenzar con medidas correctoras lo antes posible.

Digitalización Tienda Online Tiempo de Carga SEO