¿Te ha gustado el artículo?
0
¿Te ha gustado el artículo?
0

Parte 1: cómo crear eBooks y todo lo que necesitas saber sobre ellos

Cuando la novela Mona Lisa Overdrive (Mona Lisa acelerada), de William Gibson, se publicó en formato disquet en 1988 convirtiéndose, así, en el primer libro electrónico publicado, parecía que se allanaba el camino hacia una revolución en la industria literaria. Los beneficios potenciales derivados de la producción y venta de libros digitales llamaron la atención de muchos inversores y, de pronto, los fabricantes se lanzaron a incluir los manuales de juegos de ordenador en formato PDF en los CD de instalación, pero también surgieron los primeros apuntes de universidad en formato digital. Sin embargo, la industria gráfica no consideró que los eBooks fueran realmente competencia para los medios impresos clásicos y consiguió aliados poderosos con distribuidores online florecientes como Amazon, que en su momento estaban especializados en libros.

El sistema de pedidos y la logística moderna hicieron que los libros impresos tuvieran más ediciones que nunca, pero además, se ocuparon de que durante mucho tiempo los eBooks fueran vistos como un producto nicho. Como consecuencia, los libros electrónicos solo ganaron importancia en el mercado mediante publicaciones especializadas y gracias a funciones técnicas como la búsqueda de texto completo, algo que no ofrecían los libros clásicos. Solo con la llegada al mercado de la tecnología de la tinta electrónica o epaper y gracias a la conexión directa con plataformas de venta online, el mercado de los libros electrónicos emprendió su camino hacia el éxito.

En este compendio de artículos te aconsejamos sobre cómo te puedes adentrar en el mundo de las publicaciones de libros electrónicos y crear tu propio eBook.

Motivación y objetivos

Antes de hacer frente a su aplicación técnica, la pregunta debería girar en torno a las razones por las que se quiere crear un libro electrónico. Además, puede que el aspecto financiero tenga prioridad si quieres poner tu libro electrónico en venta o si estás planeando incorporar enlaces de afiliados. También puedes optar por enlazar la descarga de tu publicación en el registro para la newsletter y generar, así, nuevos suscriptores. En general, un eBook exitoso es la mejor opción para aumentar tu popularidad o la de tu proyecto web, aunque esto también se produce gracias a las redes sociales y a las estrategias de marketing viral.

Si estás seguro de que quieres crear un eBook por tu cuenta, el paso siguiente es fijar los objetivos. Esto significa no solo pensar en lo que quieres lograr con un libro digital, sino a quién quieres llegar. Por un lado, debes encontrar un tema adecuado que entretenga, informe, solucione un problema o que combine más de una de estas posibilidades. Por otro, es necesario definir el público objetivo para aplicar el contenido de la mejor manera posible y fijar un plazo, sobre todo en el caso de proyectos de gran envergadura.

¿Qué opciones tengo a la hora de crear un eBook?

En principio, en lo que concierne a crear un libro electrónico, se plantean las mismas tareas que surgen al escribir un libro normal. El proceso empieza con la escritura y, junto a ella, figuran la estructuración y el planteamiento de los contenidos hasta terminar con la entrega del borrador a lectores cualificados. Las particularidades surgen, sin embargo, en el caso de la maquetación y del diseño. Para aquellos que quieran crear un eBook por cuenta propia, este punto requiere tomar una serie de decisiones. ¿Cuáles son los aspectos más importantes para una maquetación adecuada y bien conceptuada?

La clave está en el formato

No solo hay una gran cantidad de lectores electrónicos y de dispositivos móviles, sino también muchos formatos de eBooks. Mientras que la mayoría de estos formatos solo se utilizan en ámbitos determinados y no están muy difundidos, tres formatos de archivo en especial se han cristalizado como estándar:  

  • PDF: el formato más común, sobre todo en los libros electrónicos gratuitos, proviene de Adobe. Este garantiza que el libro electrónico se visualice del mismo modo en cualquier dispositivo y ofrece, además, un cifrado sencillo y de calidad. El único problema del formato clásico es que no adapta automáticamente el tamaño de la fuente a pantallas más pequeñas.

  • ePUB: este formato, que también se engloba entre los más utilizados, se emplea principalmente para los libros de texto y también posibilita el desarrollo de contenidos multimedia, aunque hay ciertas restricciones en cuanto a la creatividad. Su alto grado de difusión se atribuye, por un lado, al dinamismo en cuanto a la adaptabilidad de los textos al tamaño de pantalla correspondiente, y, por otro, al hecho de que el formato puede abrirse con cualquier tipo de dispositivo de lectura, a excepción de los dispositivos Kindle de Amazon.  
  • AZW: el formato típico de los dispositivos Amazon Kindle utiliza un sistema de cifrado propio, por lo que los libros electrónicos que tengan este formato solo pueden leerse en dispositivos Kindle y en aquellos que tienen aplicaciones para Kindle. Además, en los terminales que soportan AZW se puede ajustar el tamaño de la fuente. Desde mediados del 2015, Amazon también pone a disposición de los usuarios de forma paralela el nuevo formato KFX para obtener opciones de fuentes mejoradas.

Para vender un libro electrónico en Amazon, los formatos indicados son AZW y KFX. Para el resto de lectores de libros electrónicos y de plataformas de venta se utilizan libros con formato ePUB. A excepción de los puntos débiles con respecto al escalado de los textos, PDF también es un formato valioso para la publicación. Para saber más sobre la variedad de formatos de libros electrónicos, visita la tercera parte de la serie.

El software de escritura y de conversión correcto

En consonancia con la elección del formato para crear y publicar un libro electrónico, se encuentra la búsqueda del programa de escritura adecuado. Si tu plan es utilizar un eBook que soporte PDF, puedes recurrir a los procesadores de texto habituales, como por ejemplo Microsoft Word o al software gratuito OpenOffice, ya que estos programas ofrecen una función con la que se pueden exportar documentos de texto a formato PDF.

Para los formatos más específicos es necesario optar por soluciones adicionales, como el programa de código abierto Calibre. Con la ayuda de herramientas gratuitas para Windows, OS X y Linux se pueden exportar los formatos más diversos, como por ejemplo ODT, HTML, TXT o DOCX a formatos soportados por los libros electrónicos, tales como ePUB y AZW3. Además, con Calibre también es posible hacer cambios en el libro electrónico. Por regla general, este proceso es necesario, ya que tras la realización de las modificaciones puede que el eBook no se vea con la misma calidad en todos los formatos. Una alternativa es trabajar los documentos en formato ePUB con un editor de código libre como Sigil.

Optimizar la legibilidad y resaltar detalles

Las herramientas de edición juegan un papel fundamental en la creación de libros electrónicos, ya que un texto bien escrito pero con un formato pobre tiene la mitad de su valor. Por ello, es importante aplicar un diseño que facilite a los lectores el acceso al texto. Entre las herramientas más relevantes se encuentran:

  • Fuente: la elección del tipo de letra es uno de los factores de mayor peso en un libro electrónico y, junto al tamaño de la misma, es el responsable de la legibilidad de los textos.  En general, no se recomienda el uso de fuentes muy extravagantes ni tampoco más de 2 ó 3 tipos diferentes: una fuente para títulos, otra para el cuerpo de texto y otro para las enumeraciones, por ejemplo.  
  • Colores: para disfrutar de una lectura óptima es conveniente no salirse de la norma de utilizar el negro como color básico. Solo en algunos elementos como títulos, enlaces o citas se usaría un segundo o tercer color para obtener buenos resultados.  
  • Formateado: la realización de cambios unitarios para los mismos elementos, como, por ejemplo, títulos, párrafos, enumeraciones o enlaces, sirve para otorgar a los libros electrónicos la estructura apropiada. Además, dicho proceso también hace más sencilla la tarea de cambiar posteriormente la fuente o el color. Por último, no hay que olvidar incluir un índice de los contenidos.
  • Contenido multimedia: dependiendo del tema puede resultar útil la inclusión de imágenes, fotos o gráficos para cautivar al lector. En algunos tipos determinados de textos, los enlaces a vídeos o a información adicional son otra opción que debería tenerse en cuenta, aunque no se debería exigir al lector que disponga de una conexión a internet para poder leer el libro. El contenido enlazado debería ser opcional, no fundamental para la comprensión del texto.

El peso de estos elementos siempre se ha de poner en relación con el tema y el público objetivo. Como ocurre con las páginas web, en este caso también son muchos los proveedores de Internet que ofrecen plantillas prediseñadas para eBooks, es decir, diseños ya terminados que pueden servir de base para el diseño de tu libro. Para obtener más información al respecto, échale un vistazo a la segunda parte de nuestra guía.

Aspectos legales para crear el propio eBook

En lo que respecta a la creación y publicación del propio eBook también se deben tener en cuenta algunos aspectos legales, ya que aquí entran en juego los derechos de la propiedad intelectual. Si quieres hacer uso de contenidos de terceros (citas, imágenes, fotos, vídeos o gráficos) en tu libro electrónico, es necesario que el autor dé su consentimiento y que se le reconozca en el libro. La situación legal en lo que respecta al Aviso legal está algo menos clara. No hay un reglamento homogéneo transnacional y, si quieres publicar el libro electrónico bajo un pseudónimo, puede que te encuentres con algunos problemas. Para ir sobre seguro es recomendable, sin embargo, incluirlo, para lo cual nos podemos orientar por la normativa sobre el Aviso legal para páginas web.

Cuando el eBook se pone a la venta hay que incluir un derecho de revocación de al menos 14 días e informar a los compradores debidamente sobre ello. Esta regulación se suprime cuando la venta se hace a empresas. Los eBooks comerciales van generalmente provistos de un seguro especial contra copias, el cual define lo que los propietarios pueden hacer con el libro.

El método que se usa para ello recibe el nombre de gestión digital de derechos (Digital Rights Management, DRM) y se encarga de evitar o controlar la reventa, la realización de copias o impresiones. Hoy en día hay sistemas de protección anticopias disponibles, por ejemplo, para Adobe (PDF, ePUB) y Amazon (AZW, KFX). El DRM de tu eBook está supeditado al formato seleccionado o a la plataforma empleada para comprar tu libro.

¿Cómo puedes publicar tu eBook?

Existen numerosas posibilidades para ello: si tu libro está exento de gastos tienes la opción de ofrecerlo a través de tu página web, de tu tienda online o de tu blog mediante la descarga gratuita. Si, por el contrario, quieres venderlo, el proceso se complica, aunque mediante su distribución en la plataforma de un tercero, como por ejemplo la Amazon Kindle Store o bubok, puedes minimizar el esfuerzo a invertir. La siguiente tabla muestra las ventajas e inconvenientes de ambas opciones:

  Vender eBook por cuenta propia Vender eBook desde una plataforma externa
Costes de publicación No En algunas plataformas
Comisión de ventas No Un promedio del 30–65 % de los ingresos netos
Control del proceso de compra No
Requisitos de seguridad Responsabilidad propia
Requisitos legales Responsabilidad propia
Gastos administrativos (liquidaciones, asistencia al cliente, etc.) altos bajos
Alcance Depende del tráfico propio alto

En resumen, se puede decir que cuando se vende un eBook a través de la propia tienda o del propio proyecto web, se obtiene un mayor nivel de participación en los ingresos de las ventas y se puede actuar de una manera considerablemente más flexible. Además, en este caso, también puede hablarse de más gastos administrativos que implican una inversión de tiempo y una adquisición de conocimientos técnicos y legales. En la modalidad de venta a través de una plataforma externa no son necesarios tantos esfuerzos y se pueden obtener beneficios del gran alcance de las tiendas de eBooks. No obstante, tanto en un caso como en el otro, la comercialización es tu responsabilidad. En el caso de los proveedores comerciales también hay que añadir el pago de ciertas tarifas, por lo que a pesar de que hayas creado y subido tu eBook, el trabajo todavía no ha terminado.

Código Abierto Big Data E-Commerce