Fotos de producto: consejos para administradores de páginas web

La gran ventaja de las tiendas físicas en comparación con las tiendas online es que los productos se pueden ver y tocar, lo que propicia que los clientes puedan obtener una impresión personal de sus características y de su calidad. Para igualar a esta experiencia, la única manera en la que los administradores de las tiendas online pueden presentar los productos visualmente es a través de las imágenes de dichos productos, que se complementan con las correspondientes descripciones. Por ello, las fotografías de producto son un factor decisivo para el éxito de las tiendas online.

La importancia de las fotos de producto

En el ámbito de las compras online, las fotografías de los productos son un reflejo de los mismos que sustituye el poder tocarlos con las manos. La presentación visual, junto a descripciones significativas y concisas, es decisiva para tomar las correspondientes decisiones de compra. Comparadas con los textos, las fotos ejercen una influencia inmediata en el ámbito emocional. Los vendedores consiguen promocionar sus ventas a través de una atractiva puesta en escena de los productos y, además, unas descripciones realistas de los mismos evitarán que los clientes se creen falsas expectativas y, con ello, una cantidad excesiva de reclamaciones y devoluciones. Para los que realizan pedidos por primera vez, las imágenes de productos profesionales inspiran confianza en la tienda y en la calidad de los productos.

¿A quién se dirigen los productos?

En primer lugar, debe definirse cuál es el público objetivo o target al que se dirige tu oferta. Ante esto surgen las preguntas de quiénes pueden ser los posibles clientes y a quién se quiere alcanzar con las fotos. El tipo de público establece grandes diferencias. A este respecto no es lo mismo que se trate de un público masculino o femenino, de uno adulto o juvenil, o de uno conservador o moderno, principalmente por el hecho de que cada grupo objetivo reacciona de manera diferente en lo que concierne a estímulos visuales, colores, formas y puesta en escena.

¿Racional o emocional?

La intención de compra juega, junto a la calidad de los productos, un papel fundamental en la decisión final del cliente potencial. Dicha decisión puede basarse en motivos emociones o racionales y depende, sobre todo, de la motivación y de l uso previsto para la mercancía. A la utilidad práctica se suele enfrentar el deseo irracional. A este respecto, el núcleo lo constituye la siguiente pregunta:

¿Necesita el cliente el producto o solo quiere tenerlo?

La moda, la bisutería o los accesorios para el hogar son productos erigidos sobre el factor emocional, mientras que la decisión de compra de aparatos técnicos como impresoras, discos duros o herramientas, se erige sobre fundamentos racionales. En lo concerniente a productos concebidos más bien como “estilos de vida”, como por ejemplo smartphones o tablets, ambos factores son relevantes: por un lado, el aparato debe ser funcional y aportar características importantes y, por otro, debe tener buen aspecto y reflejar una determinada forma de vida. Estas consideraciones deben tenerse en cuenta en lo respectivo a las fotos de productos y a la presentación de los mismos.

¿Cuál es la presentación adecuada?

Tanto la presentación desde diferentes perspectivas como los primeros planos de los detalles relevantes son algunos de los factores más habituales relacionados con las fotografías de productos. Estos detalles son accesibles por zoom gracias a una alta calidad fotográfica. A causa de la ausencia del factor táctil en el ámbito de las compras online, en numerosos productos resulta significativo mostrar el producto en funcionamiento, particularmente para aquellos que requieren explicaciones adicionales, tales como utensilios de cocina o herramientas. Sin embargo, aún cuando el funcionamiento de un objeto es evidente, las representaciones visuales ayudan a que el cliente se haga una idea mental y le otorgan un contexto emocional al producto. Es por eso que, especialmente en el ámbito de la moda, se suelen mostrar imágenes con modelos.

La calidad en las fotos de producto

Junto a la presentación de los productos en sí mismos, el aspecto técnico juega un papel fundamental para las fotografías de las tiendas online. Los usuarios que las visitan relacionan las buenas fotos con productos de gran calidad antes que las instantáneas elaboradas de forma negligente. Lo recomendable es que la carga de las fotos no sea excesivamente larga y para evitarlo deben tenerse en cuenta factores como:

  • Naturalidad de los colores (modo de color RGB)
  • Iluminación correcta
  • Imágenes de alta definición (imagen web de 72 dpi)
  • Formatos de imagen adecuados (JPEG o PNG)
  • Tamaño del archivo de imagen

Es recomendable que se ofrezcan diversos tamaños de imagen para la presentación de las fotografías (p. ej. vista previa o vista en pantalla completa). En el caso de las miniaturas, es suficiente con que las imágenes tengan un tamaño de 100 x 100 o 200 x 200 píxeles. Sin embargo, si hablamos de la presentación de fotos de tamaño medio o grande en páginas web de productos, será necesario que su tamaño sea de 600 x 600 u 800 x 800 píxeles. Para la presentación con zoom integrado se requieren al menos 800 x 800 píxeles.

¿Cómo se pueden conseguir buenas imágenes de producto?

Existen diversas posibilidades para conseguir fotos de producto profesionales. Muchos fabricantes ponen a disposición de los administradores web un portfolio con fotografías que pueden descargarse. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que no se puede hacer uso de las fotografías de los productos sin el consentimiento de los fabricantes.

Este es el método más sencillo, pero también el menos original para ilustrar una tienda online. Cabe destacar que el portfolio ofrecido por los fabricantes no se pone a disposición de una tienda en particular, sino de todas aquellas que incluyen el producto en cuestión. A través de los comparadores de precios online o de Google Shopping, los futuros compradores tienen acceso a varias fotografías idénticas de los productos.

En conclusión, es mucho mejor destacar entre la competencia mediante fotos creativas y de buena calidad. Si lo que buscas es tener fotos de producto únicas, no pierdas de vista el artículo sobre cómo crear las fotos más adecuadas para tu negocio, pero tampoco olvides consultar cuáles son las consideraciones de los derechos sobre la propiedad intelectual. Visita nuestra guía para obtener más información sobre los derechos sobre la imagen en Internet.

 

 

En conclusión: La relevancia de las fotos de producto en las tiendas online

La presentación profesional de los productos de una página web no sería posible sin la presencia de fotos de calidad. Solo así es como los posibles compradores consiguen tener una visión realista de los artículos y tomar una decisión de compra razonada. Preocuparse por su público objetivo y sus intenciones de compra (ya sean emocionales o racionales) y, además, publicar fotos con una calidad notable, sentará las bases para tener un comercio online rentable. Independientemente de si se venden artículos de moda, utensilios de cocina o productos eléctricos, disponer buenas imágenes de productos conlleva:

inspirar confianza
posibilitar una puesta en escena positiva
controlar las expectativas de los clientes

aumentar el volumen de ventas