Fotografía de producto: cómo conseguir imágenes profesionales

Las tiendas online viven de las fotografías de productos de buena calidad, ya que las fotos profesionales han de tener la capacidad de convencer a los clientes potenciales interesados en productos que nunca han tenido en sus manos. Para sobresalir entre los numerosos competidores en el ámbito del eCommerce, es conveniente que dichas fotos tengan un toque personal y creativo. Pero hoy en día ya no es necesario ser un fotógrafo profesional para hacer fotos de calidad. Tan solo se necesita el equipo y la preparación adecuados.

Destacar entre la multitud

En nuestra guía sobre fotos de productos encontrarás información sobre la influencia que tiene la elección de determinadas fotografías en el éxito o fracaso de una tienda y sobre los aspectos relevantes en cuanto a la concepción y composición de las mismas. La prioridad es diferenciarse de los demás y sobresalir con ideas originales. El mejor ejemplo es Google Shopping: cuando los vendedores reciben las fotografías de productos de los fabricantes, los clientes ven la misma foto cada vez que buscan un producto determinado. Con la elaboración de ideas propias y fotos de alta calidad, las empresas pueden sobresalir entre los competidores e incentivar a clientes potenciales para que visiten sus tiendas.

En esta guía hemos recopilado los factores más importantes para lograr una fotografía de producto profesional y de calidad.

El equipo adecuado

La cámara es el elemento esencial para poder realizar fotografía de producto. Para ello no es necesario adquirir el modelo más caro, basta con cámaras réflex o cámaras con objetivos intercambiables de precio moderado. Incluso las cámaras compactas de gama alta han sido particularmente diseñadas para la fotografía en el eCommerce. Lo relevante como fotógrafo es saber manejarlas.

Otros medios:

  • Trípode: es útil para evitar tomas borrosas y movidas y también para tiempos de exposición muy largos. Además, también tiene la ventaja de permitir la toma de muchas fotos desde una misma perspectiva.
  • Mesa de fijación: los productos de tamaño pequeño o mediano se colocarán en una mesa de fijación. De esta manera, se garantiza una iluminación uniforme de los productos y libre de sombras. Los fondos blancos (placas de vidrio), preferiblemente transparentes, o los cicloramas o fondos infinitos ofrecen muchas más ventajas.
  • Softbox o caja de luz: son prácticos recursos que posibilitan una iluminación de superfícies suave y sin sombras.
  • Flash: este es otro de los recursos técnicos para lograr una iluminación óptima y que, en espacios oscuros, sirve como fuente de luz muy práctica que se ajusta de forma individual. 
  • Reflectores y aclaradores: permiten aclarar las sombras de los objetos y no precisan de la instalación de ninguna fuente de luz adicional, ya que tanto los reflectores como los aclaradores dirigen la luz hacia los lugares en los que se utilizan.  

Configuración de la cámara

Como fotógrafo, el conocimiento de todas las posibilidades de configuración de la cámara es mucho más importante que la calidad de la cámara en sí. Para la exposición son importantes cuatro factores fundamentales: la apertura del diafragma, el tiempo de exposición, el valor de sensibilidad ISO y el balance de blancos.

  • Apertura del diafragma o relación focal: con el diafragma se puede, entre otras cosas, variar la profundidad de campo, lo que juega un papel fundamental a la hora de hacer fotografía de producto. Los principios básicos son:

           - valor bajo = gran apertura del diafragma = fondo desenfocado

           - valor alto = poca apertura del diafragma = fondo enfocado
  • Tiempo de exposición: en este caso se ajustará la duración de la exposición, es decir, el tiempo de apertura del diafragma. Muchas cámaras traen de serie ajustes automáticos, aunque quien quiera ajustar el tiempo de exposición manualmente se verá en la tesitura de tener que probar diferentes opciones de ajustes. Un tiempo de exposición muy breve da lugar a la subexposición y un tiempo de exposición muy largo, produce la llamada sobreexposición. Como ya se ha señalado anteriormente, en el caso de tiempos de exposición muy prolongados, es necesario el uso de un trípode.

  • Valor ISO: mediante este valor se puede averiguar lo sensible que es el sensor de imagen de la cámara. En el caso de que las condiciones luminosas no sean las más propicias, se tiene que seleccionar una sensibilidad mayor. Puesto que en el caso de la fotografía para el eCommerce los objetos deben iluminarse de la mejor manera posible (lee el párrafo siguiente), este valor desempeña un papel secundario. Para evitar la pérdida de calidad, se debe utilizar un ISO muy bajo (un máximo de 800).
  • Balance de blancos: este debe establecerse antes de hacer la primera foto. Dicho valor concierne a la temperatura de color y, solo a través de él, el blanco podrá reproducirse como blanco sin que haya rastro de tonos azules o amarillos. Las cámaras digitales de última generación llevan incorporado un balance de blancos automático, aunque los fotógrafos que tengan conocimientos avanzados también pueden recurrir al ajuste manual del valor.

Las luz más adecuada para la fotografía de producto

El producto aparecerá resaltado cuando tenga la iluminación correspondiente. Muchos fotógrafos amateurs prefieren hacer fotos en condiciones de luz naturales. En el caso de la fotografía para el eCommerce, los expertos recomiendan recurrir a la luz artificial. Con ella, es más fácil trabajar las condiciones luminosas, pero también reproducirlas sin que el hecho de hacer fotos para una tienda online dependa de un momento del día concreto. Los recursos anteriormente expuestos hacen posible conseguir un ambiente de iluminación idóneo.

Últimos retoques: edición de fotografías de productos

Antes de subir fotos a una página web, hay que editarlas. La optimización digital no resulta muy sencilla, pero con algo de práctica y el uso de software especializado incluso los más inexpertos pueden lograr auténticos milagros. Photoshop es el programa más utilizado, aunque existen alternativas gratuitas para principiantes como GIMP, PIXLR, Krita, Lunapic o PhotoScape.

Los últimos retoques se pueden realizar mediante:

  • Ajustes del encuadre de las fotos
  • Ajustes de la orientación y de la perspectiva
  • Optimización del color y del brillo
  • Ajustes de contraste
  • Correcciones de los pequeños elementos de las imágenes

Resumen: en primer lugar la idea, en segundo lugar su realización

Con la información anteriormente expuesta sobre equipamiento, fotografía y edición de imágenes se consiguen fotos para el eCommerce profesionales. Lo primero que se necesita tener es una idea acerca del aspecto de la foto para destacar el producto. Para obtener inspiración resulta muy útil hacer una búsqueda por Internet de las tiendas online que contienen fotos de buena calidad o usar Google imágenes. Si no quieres invertir en una cámara de fotos y en su equipamiento, también puedes optar por alquilarlos.

Tags: Magento / Imágenes