¿Te ha gustado el artículo?
1
¿Te ha gustado el artículo?
1

¿Qué es Twitter y cómo usarlo?: Twitter para empresas – parte 1

Con el término “twitter” (“trino”), la red social fundada en 2006 eligió un nombre significativo que ya revela mucho acerca de su funcionamiento a primera vista. De la misma forma que el gorjear de los pájaros puede alcanzar a un gran número de oyentes, las cortas publicaciones en Twitter (que no deben sobrepasar los 140 caracteres) están destinadas a ser percibidas tan ampliamente como sea posible y no solo por individuos. 

A diferencia de Facebook, el fin de Twitter no es tanto involucrarse en las relaciones sociales o compartir contenidos con los contactos como la rápida difusión de información, es decir, que un mensaje sea leído lo más rápido posible por el mayor número de personas. Así, el punto álgido de la comunicación en Twitter no lo componen los mensajes dirigidos a individuos, sino aquellos que buscan a grandes grupos como su principal audiencia.

Un tweet o tuit es una notificación o una actualización de estado. Debido a que muchos de estos mensajes cortos están relacionados con la persona que los postea, Twitter también suele ser considerado como un diario online público y como un servicio de microblogging. Como consecuencia, el potencial de su alcance global es enorme.

Ahora bien ¿cómo usar Twitter para una empresa o un negocio? La respuesta es simple y, hasta ahora, ha sido implementada por muchas celebridades: Twitter se debe utilizar para lograr una comunicación más directa con los seguidores. No es sorprendente que las diez cuentas de Twitter con más seguimiento (enero de 2017) pertenezcan a personas de la industria de la música, del cine y de la televisión y las únicas empresas que se ubican en el top 10 son YouTube y Twitter mismo (fuente: Statista). Sin embargo, si se consideran las posibilidades de Twitter dentro de una estrategia habitual de marketing en las redes sociales, resulta extraño que no haya más empresas posicionadas en los primeros lugares.

Funciones principales de Twitter

Las características de Twitter van más allá de sus 140 caracteres y para entender el funcionamiento de la plataforma es esencial evaluar los beneficios que aporta a los negocios.

El tweet

El medio más importante de la comunicación en Twitter es el tuit, un mensaje público compuesto de un par de líneas que se muestra a los seguidores del perfil del autor. Por defecto, los tuits son públicos, por lo que son visibles incluso para usuarios no registrados. El autor, sin embargo, puede limitar la visibilidad de sus publicaciones para que solo sean vistas por sus seguidores aprobados.

A la hora de utilizar la plataforma, los usuarios tienen dos opciones: publicar tuits públicos y construir así un grupo de seguidores, convirtiéndose de esta forma en microbloggers, o seguir a otras cuentas, actuando, en este caso, de lectores y participantes en discusiones. Twitter permite, además, enviar mensajes privados a los usuarios, aunque estos llamados Direct Messages o DM no se utilizan tanto.

Un tuit está limitado a 140 caracteres Unicode y cada carácter adicional se elimina automáticamente. Esta característica del servicio ha sido objeto de discusiones desde el comienzo y los planes de ampliación del límite de caracteres obtuvieron una cierta reticencia entre sus usuarios. Sin embargo, Twitter decidió en 2016 suavizar sus restricciones, con la excepción de los enlaces. A partir de entonces fue posible publicar fotos o vídeos y citar a otros usuarios o sus tuit sin que fueran incluidos en el margen habitual. Quienes usen Twitter conocen la importancia de cada carácter adicional.

Menciones y adjuntos

Además de texto, un tuit puede contener otros elementos, como hashtags o etiquetas (que tienen una # al comienzo), enlaces (como URL) o menciones a otros perfiles de usuario (con una @ introductoria). Los tuits con hashtags y menciones suelen tener un mayor alcance. Estas son dos de las funciones más importantes de Twitter para construir una comunidad de seguidores. También es posible adjuntar archivos tales como fotos, vídeos o tuits citados. Aunque las fotos y los vídeos no tienen la misma relevancia que para plataformas como Facebook, se pueden integrar como parte de una estrategia de marketing en las redes sociales.

Timeline

Si a un usuario de Twitter le parece interesante una cuenta es muy probable que la siga. Los tuits suscritos aparecen entonces en su timeline, en algunos casos en cuestión de segundos. Esta línea cronológica de tuits que aparece en la página principal es, por decirlo de algún modo, el campo de acción de un usuario de Twitter, pues allí puede leer, responder, retuitear y marcar sus tuits favoritos.

Tres posibilidades de reacción: responder, retuitear y marcar como favorito

Existen tres formas de reaccionar en Twitter que están representadas por tres iconos, situados debajo de cada publicación: responder (flecha hacia la izquierda), retuitear (flechas en círculo) y marcar como favorito (corazón). Las respuestas públicas suelen dar pie a conversaciones animadas. El hecho de marcar un tuit como favorito (similar al “Me gusta” en Facebook) muestra su éxito entre los lectores y, especialmente, la cantidad de gente a la que llega.

Los retuits sirven para compartir un tuit con los propios seguidores y, desde la última actualización en 2016, es posible retuitear también las publicaciones propias. Los retuits contribuyen de manera significativa a un mayor alcance de las discusiones en Twitter, porque los tuits interesantes pueden propagarse en la red en cuestión de segundos.

El fenómeno hashtag

Los hashtags requieren un apartado propio porque, además de los retuits, estas etiquetas fueron otro de los elementos que convirtió a Twitter en un fenómeno de gran alcance. Un hashtag es una especie de palabra clave que esboza el tema de un tuit precedida por una almohadilla (#). A la vez, estos hashtags son enlaces que conducen a un tuit relevante y entre los hashtags más exitosos de 2016 (así como entre los que más clics generaron), se encuentra el de las elecciones de Estados Unidos #Election2016 o #RIP para referirse a la muerte de algunos iconos del pop ese mismo año.

Beneficios de Twitter para el marketing en redes sociales

El impacto de Twitter en la comunicación entre las empresas y el público ha sido enorme, haciéndola más rápida y directa. Ahora, cada empresa pequeña y uninominal puede, a muy bajos costes, atraer la atención internacional a su negocio y alcanzar a clientes potenciales.

En su página web, Twitter proporciona información completa sobre el uso corporativo de sus servicios. También cuenta con una sección de “Marketing”, así como con un blog para propietarios de pequeñas empresas. La plataforma resulta asimismo interesante para las empresas debido, principalmente, a cuatro razones:

  • permite seguir tendencias y novedades en tiempo real
  • aumenta el reconocimiento de la marca
  • ofrece asistencia directa al cliente
  • establece conexiones con clientes potenciales o personas influyentes

Esta cercanía entre la empresa y el cliente es el punto fuerte con el que Twitter se presenta en la red. La facilidad con la que enterarse de los ánimos y las necesidades de la clientela convierte a Twitter en un verdadero termómetro de opiniones y en un portal de pruebas. Especialmente las pequeñas empresas, aún inexpertas en el terreno del marketing online, deben tener en cuenta que “Twitter nunca olvida”, por lo que, si bien breves, los tuits han de estar calculados a conciencia. No obstante, la plataforma es el lugar perfecto para aprender de los pequeños errores, pues con la misma rapidez con que se publican suelen pasar pronto al olvido debido al gran volumen de producción de tuits. En este sentido Twitter sirve como una plataforma de prueba para ganar experiencia en el marketing de redes sociales.

Las reacciones directas de los usuarios también resultan de gran utilidad para los publicistas con experiencia. A través de la plataforma es posible transmitir perfectamente nuevos mensajes de marketing y, aprovechando su capacidad como monitor de reacciones, los nuevos conceptos e innovaciones pueden probarse, evaluarse y desarrollarse a fondo posteriormente.

Así se configura una cuenta para empresas en Twitter

En Twitter también rige el dicho popular “la primera impresión es la que cuenta”. Por lo tanto, las empresas no deben permitirse ninguna negligencia durante la creación de su cuenta en la plataforma. En la siguiente guía te explicamos paso a paso cómo crear una cuenta corporativa en Twitter para tu empresa.

Registro y configuración

La configuración de una cuenta en Twitter es relativamente sencilla: solo se necesita una dirección de correo electrónico, una contraseña y un nombre de usuario (que se puede cambiar más adelante). Sin embargo, es recomendable elegir el nombre de usuario con cuidado. Este no debe ser muy largo pero sí fácil de recordar y ha de estar estrechamente relacionado con la empresa o la marca.

Si no quieres usar tu nombre propio para gestionar la cuenta empresarial de Twitter, el nombre introducido como nombre de empresa (EmpresaXYZ) o el nombre de usuario (@EmpresaXYZ) pueden ser idénticos al nombre de la empresa.

Si así se desea, Twitter invita al usuario a seguir algunos pasos para completar el nuevo perfil y especificar, por ejemplo, si se quieren añadir cuentas conectadas, crear un timeline e importar contactos del correo electrónico.

Los componentes básicos de una cuenta de Twitter

Una cuenta de Twitter está compuesta por seis elementos básicos: la foto de perfil o avatar, el color del diseño, la biografía, la ubicación y el enlace a la web de la empresa.

Uno de los elementos visuales más importantes es la foto de perfil. Esta debe representar a la empresa de manera sucinta en un espacio reducido. Para este propósito, el logotipo suele ser la opción más apropiada. Sin embargo, en algunos casos suele considerarse el uso de la imagen del gerente o de un empleado, y es que, después de todo, Twitter es un medio personal y muchos usuarios prefieren la comunicación con una persona que con un logo.

A su vez, la imagen de cabecera es un componente omnipresente en las cuentas de Twitter y también se encarga de transmitir información o estados de ánimo adicionales. Se ha comprobado que es mejor utilizar una imagen simple con pocos detalles en lugar de fotografías complejas. El color elegido debe coincidir con las imágenes y complementar visualmente el perfil.

El cuadro de información a la izquierda del timeline es una “tarjeta de presentación” avanzada de la empresa. En el cuadro “Biografía” el texto debe ser corto y conciso (solo se dispone de 160 caracteres) e indicar la información más importante sobre tus productos o servicios. Allí mismo puedes hacer hincapié en aspectos adicionales, tales como los hashtags específicos de tu empresa, o citar enlaces a otras cuentas. Un ejemplo de una biografía bien estructurada es la de la cuenta de apoyo internacional de 1&1 en Twitter:

“Cuenta oficial de soporte de 1&1 ES. Desde aquí tuiteamos Mónica (mo) y Jorge (jo). Estamos encantados de echaros una mano. Para otras noticias @1and1_es” (Fuente: twitter.com/1and1ayuda_es)

Adicionalmente, es posible incluir en la biografía algún mensaje promocional o los logros especiales de la compañía, así como también datos acerca del tipo de tuits que pueden esperar los seguidores de la cuenta.

Una cuenta de Twitter para empresas también debe contener la página web oficial y la ubicación del negocio. Esto no solo proyecta una imagen profesional, sino que sirve como punto de referencia para aquellos usuarios interesados en conocer más información sobre la empresa.

Otros ajustes y primeras actividades

Al hacer clic en la foto de perfil en la parte superior derecha de la barra de tareas, se accede a la configuración avanzada de la cuenta. Allí es posible gestionar información sobre el envío, el historial de pedidos, las opciones para el correo electrónico y las notificaciones web y la configuración de la privacidad.

Ahora ya puedes empezar a crear tuits con un simple clic sobre el botón con la pluma (en la parte superior derecha). Los tuits especialmente importantes se pueden fijar en la parte superior del timeline para que destaquen y sean leídos por los usuarios. Esta función se encuentra haciendo clic en “Opciones” à “Más”.

Estrategias y métodos para utilizar Twitter para una empresa

La cuenta de Twitter de la empresa DELL es un ejemplo de una estrategia óptima de marketing en las redes sociales. En 2007, esta corporación fue capaz de generar aproximadamente 57 mil millones de dólares en ingresos únicamente a través de Twitter. DELL cuenta con varias cuentas internacionales de Twitter y, tan solo el canal “DellOutlet” tiene actualmente 1,38 millones de seguidores. En España, la empresa gestiona la cuenta @DellAyuda para soporte técnico y @DellSpain para novedades en relación con productos, con la empresa y con el sector.

El uso de Twitter por las empresas requiere algo más que la creación de la cuenta y la generación espontánea de tuits. Para que los esfuerzos de marketing en Twitter tengan éxito, los objetivos, estrategias y métodos deben concebirse cuidadosamente. Para ello, hemos elaborado una pequeña guía con los consejos más importantes para el éxito de un perfil de empresa en Twitter.

Fijar objetivos claros

La base del éxito del marketing en las redes sociales es desarrollar una estrategia para Twitter. Para ello, lo primero que hay que tener claro es cuál es la imagen que se quiere promover en Twitter. Solo entonces se pueden coordinar el diseño de la cuenta, las actividades que se llevan a cabo en la plataforma y el contenido de los tuits de forma coherente.

Así, uno de los componentes más importantes de una estrategia para Twitter es la especificación de objetivos, variable de una compañía a otra dependiendo, por ejemplo, de si principalmente se quieren vender productos, ganar nuevos clientes, mantenerlos informados de actualizaciones y novedades, probar tendencias, mejorar la imagen o aumentar el reconocimiento de la marca. Cada empresa debe clarificar los objetivos específicos que desea alcanzar con su cuenta de Twitter.

Algunos de los elementos que forman parte del desarrollo de una estrategia son la definición del grupo objetivo y las ofertas con las que se les quiere alcanzar. Además del “por qué” (objetivo), el “para quién” (audiencia potencial) y el “cómo” (valor añadido ofrecido) también son importantes. Es recomendable documentar la estrategia por escrito, de tal forma que sea posible mantenerse al tanto del rendimiento de la cuenta.

Consejo

En función de la empresa y de la estrategia puede ser relevante crear varias cuentas, principalmente si una cuenta cubre un número excesivo de ofertas y temas, ya que pueden ser percibidos negativamente por una audiencia que prefiere un concepto claro.

Crear una comunidad

El objetivo de una estrategia de marketing de redes sociales en Twitter es que el perfil alcance al mayor número de personas relevantes para la marca. Así, lo más importante no es el número de usuarios que ven tus tuits (es decir, el alcance total), sino la actividad de tus seguidores (respuestas o retuits) y, por último, la “calidad” de tus lectores, en otras palabras, la relevancia de estos usuarios en tu sector. Así, para un proveedor de cosméticos para mujeres es más relevante una blogger con tutoriales de maquillaje online que un hombre aficionado al fútbol. Para utilizar Twitter como un elemento eficaz de marketing se necesita una audiencia grande y relevante.

Consejo

Antes de empezar a seguir a otros usuarios, es recomendable que publiques tus primeros tuits, pues generalmente se echa un vistazo a los tuits de los seguidores para conocer un poco de quién se trata. Así, si encuentra publicaciones interesantes en tu cuenta es muy probable que decida seguirte también. Las cuentas vacías, por su parte, suelen ignorarse.

La forma más simple e importante para conseguir una gran comunidad es sencillo: seguir a tantas cuentas como sea posible. Mientras que en una cuenta personal de Twitter es normal seguir a amigos y a amigos de amigos, en una cuenta de Twitter para empresas es recomendable añadir a contactos de negocios y, por ejemplo, a sus seguidores. Otro fundamento importante es la creación de redes personales, pero ten cuidado: ¡aquí también debes prestar especial atención a la calidad, y no solo a la cantidad! Es importante que una empresa siga a usuarios que tengan alguna relación con su negocio para que, en algún punto, empiecen a seguir su perfil, en lugar de contactos al azar.

Hecho

Twitter presta especial atención al equilibrio entre seguidores y seguidos e impide que un usuario sin seguidores siga miles de cuentas. Así, seguir a más de 5000 usuarios solo es posible con una correcta proporción entre Following y Followers. Twitter dice lo siguiente:

“Una vez que has llegado a los 5000 seguidores, hay límites en la cantidad de usuarios a los que puedes seguir: este límite es diferente para cada usuario y se basa en tu proporción entre seguidores y seguidos. Cuando llegues a este límite, te lo haremos saber mostrándote un mensaje de error en tu navegador. Tendrás que esperar hasta que tengas más seguidores para poder seguir a más usuarios; por ejemplo, no puedes seguir a 10 000 personas si solo tienes 100 seguidores.

Cuando llegues a un límite diario o total y te mostremos un mensaje de error, significa que has alcanzado el límite técnico impuesto para restringir las conductas nocivas de las cuentas de spam y evitar la sobrecarga del sitio. Estos son solo límites técnicos de tu cuenta. También  se prohíbe el seguimiento agresivo. Estos comportamientos pueden dar lugar a la suspensión de tu cuenta, independientemente del límite técnico que tenga.” Si quieres leer el artículo completo visita su página de asistencia.

Adquirir la mayor cantidad de seguidores relevantes para su perfil equivale a invertir tiempo y trabajo. Esto no solo implica el estudio de las directrices, sino también ver, responder, tuitear y seguir a los personajes más interesantes de la industria. Una cuenta de Twitter con éxito no se crea sobre la marcha con unos pocos clics, sino más bien mediante el uso activo del servicio. El efecto secundario y positivo asociado a esto es que ciertamente permanecerás al tanto de las tendencias actuales y de los temas relevantes para la industria. De nuevo, hacemos hincapié en que Twitter es un medidor del estado de ánimo que aclara el panorama en cuanto a las preguntas y temas de interés de los clientes potenciales.

Disfrutar de un amplio alcance también resulta de gran ayuda a la hora de consolidar rápidamente una comunidad orgánica (online y offline).  Para los tuits esto significa: ¡utiliza hashtags y enlaces! Para aumentar el reconocimiento de la marca, también debes buscar el contacto con influencers y líderes de opinión que pueden generar una mayor atención a través de los retuits. Además, recuerda promover tu cuenta de Twitter fuera de la plataforma, en páginas web y otras redes sociales, así como en las firmas de correo electrónico, tarjetas de visita o folletos.

Puede requerir algo de tiempo el que un nuevo tuitero construya y fidelice a una comunidad de seguidores. Sin embargo, el esfuerzo vale la pena, pues los seguidores de calidad son una condición sine qua non para el éxito en Twitter. Una vez establecida una comunidad activa, los costes y el tiempo invertido disminuyen.

Tipp

Si quieres obtener más información sobre cómo aumentar tu comunidad de seguidores en Twitter, visita nuestra guía digital.

Consejos prácticos para tuitear con éxito

El mejor consejo para conseguir más seguidores es y será producir buenos tuits. En realidad no existe ninguna norma general sobre las “buenas” prácticas o el tono “adecuado” en Twitter para las empresas, especialmente porque todo depende del objetivo del perfil corporativo. En estos casos, la cuenta debe encajar con la marca y la estrategia de Twitter. Ahora bien, el tipo de contenido en la plataforma no siempre lo determina la empresa: mientras que algunos tuits deberían centrarse más en noticias e información interesante, otros deberían ser más relajados y entretener a los usuarios. Sin embargo, hay algunos aspectos que no debes pasar por alto a la hora de crear un tuit:

Twitter es interactivo

Debido a que los tuits son una gran herramienta para informar sobre noticias de la empresa, se hace evidente que Twitter sea un servicio con un gran potencial de interacción con tus propios clientes. Ahora bien, si se utiliza Twitter para empresas, la interacción con los clientes es fundamental. No seas tímido a la hora de responder preguntas, iniciar conversaciones o participar en debates con otras cuentas. Trata de comentar en publicaciones interesantes con algo más que “¡Qué interesante!”, más bien comparte enlaces relevantes al respecto, haz aportaciones constructivas (“Sabíais que…”) o genera interacción con preguntas de seguimiento frente a un tema (“Me interesaría saber si…”). No olvides citar a personas importantes (con el signo @). Un buen tuitero siempre está presente en el diálogo.

Twitter es proactivo

Existen varias oportunidades para activar a tus seguidores. Puedes configurar sesiones de chat, escribir una publicación como invitado, crear un hashtag propio u organizar un concurso. Las encuestas propias son particularmente eficientes, pues invitan a los usuarios a iniciar una conversación y a conectarse con el locutor con relativamente poco esfuerzo. Dependiendo de la empresa, la frecuencia de aplicación de este tipo de métodos varía. Así, una estrategia en Twitter con éxito siempre activa a sus seguidores con buenas ideas.

Consejo

Si una empresa quiere crear un hashtag personalizado y eficaz e integrarlo creativamente en su campaña de marketing, los seguidores suelen ser los encargados de una distribución rápida y viral. Un ejemplo de ello es la campaña de Evian en Twitter: para el día de San Valentín crearon el hashtag #ILoveYouLike invitando a los usuarios a compartir este hashtag con el amor de sus vidas. La respuesta fue enorme, numerosos y creativos tuits surgieron de países como Francia, el Reino Unido y Estados Unidos. La campaña también se extendió rápidamente a otras redes sociales como Facebook, Instagram y Pinterest.

Twitter es personal

Los usuarios recuerdan cuando alguien parece simpático. Obviamente, el enfoque de ventas debe encajar con la imagen de la empresa, sin embargo, toda conversación en Twitter debe tener un tono amable, atento y servicial. En vez de proporcionar respuestas formales, se recomienda un tono informal y amistoso. Además, los complementos adicionales o retuits respetuosos se encargan de construir una relación más personal con la comunidad. Si utilizas Twitter para tu empresa, no es descabellado actuar de “matchmaker” y hacer que dos tuiteros de tu red personal que tengan intereses profesionales afines se conozcan. Todas aquellas acciones que generen un buen presentimiento o ayuden a los usuarios contribuyen al éxito de la comunicación en Twitter. Un buen tuitero se concentra en publicaciones simpáticas y cercanas a sus seguidores.

La funcionalidad de Twitter es más bien minimalista

Por esto, es fundamental utilizar sus funciones de manera óptima, especialmente en lo que compete a las respuestas, retuits y uso de hashtags populares. El retuit se percibe siempre como un pequeño homenaje al autor y tiene el efecto secundario positivo de aparecer en su timeline. Los hashtags apropiados sirven para enlazar una cuenta de empresa con las tendencias y palabras clave debatidas por los usuarios, presentando así a la empresa en un contexto actual. Además, Twitter permite la utilización de tendencias sociales tales como Follow Friday (#ff), en el que una cuenta recomienda a otros sus cuentas favoritas. Un buen tuitero saca el máximo provecho a las limitadas funciones de Twitter.

Twitter incluye imágenes

Aunque Twitter es principalmente un servicio de texto, es recomendable utilizar imágenes y vídeos de vez en cuando. La plataforma permite a sus usuarios publicar una o más imágenes en un tuit, así como vídeos, sin que estos sean cuantificados como carácter. Un buen tuitero se ocupa del marketing visual.

El momento adecuado

Debido a que Twitter es un servicio que funciona en tiempo real, encontrar el momento adecuado para tuitear es fundamental. Después de todo, no quieres que tus tuits pasen desapercibidos ante los usuarios.

La regla básica es que, para que un tuit no se pierda en el timeline, debes tuitear en el momento en que la mayoría de tu grupo objetivo esté online. No obstante, existen pocos estudios sobre el tema y, dependiendo del grupo objetivo, el pico de tráfico puede variar ampliamente. En el ámbito comercial, sin embargo, la experiencia demuestra que los usuarios de Twitter suelen ser especialmente activos durante la pausa de la comida. Las empresas internacionales también deben tener en cuenta los husos horarios y otros factores locales (por ejemplo, escuelas de medio día o día completo).

Los usuarios suelen apreciar que las empresas respondan rápidamente a sus comentarios. Es posible que esto solo sea posible de manera limitada, especialmente si una empresa no cuenta con un departamento de marketing que se encargue de ello en exclusiva. Sin embargo, existen numerosas herramientas que facilitan la gestión de cuentas sociales en gran medida. Otro elemento que puede representar una ventaja es la frecuencia con la que se publican nuevos contenidos. Esto se debe a que una frecuencia demasiado baja será la responsable de que tu cuenta sea percibida únicamente por unos pocos usuarios. Ahora bien, esto no quiere decir que se tenga que publicar en exceso, especialmente cuando el contenido debería proporcionar un valor añadido. Recuerda que es posible que si publicas una gran cantidad de tuits sin interés, tu audiencia pueda asustarse y desarrollar una opinión negativa sobre tu negocio.

El tuit ideal: lo bueno, si breve, dos veces bueno

La fórmula básica para un buen tuit: cuanto más corto, mejor. No se trata de completar los 140 caracteres, sino de crear una publicación corta que sea lo más concisa posible. Un mensaje preciso es más prometedor para el marketing en las redes sociales que un intento fallido de comunicar muchas cosas a la vez. En caso de que quieras comunicar más información, recuerda que puedes hacerlo en tu propia web o en el blog corporativo y usar Twitter para difundir el enlace.

Los hashtags, las fotos y los vídeos añaden valor a un tuit. La integración de encuestas, estadísticas y links suelen estar bien vistos, pues proporcionan un valor informativo. Un tono personal activa a los seguidores y se encarga de establecer una relación positiva con ellos. Por último, el momento elegido para publicar puede ser el detonante definitivo para el éxito o el fracaso de un tuit.

Ahora bien ¿sobre qué tuitear? En cuanto al contenido de los tuits, las audiencias demandan especialmente versatilidad e ingenio y, en particular, interés. Si quieres impresionar con tus temáticas, tuitea sobre noticias de la industria, comparte información actual de tu empresa, comunicados de prensa, documentos técnicos o refiérete a algún estudio relevante del sector. Las encuestas sobre temas de actualidad suelen tener una buena acogida dentro de los usuarios.

Si quieres construir una relación más personal con tus seguidores o buscas entretener más que informar, también es posible compartir anécdotas de tu propio trabajo o de la vida cotidiana de tus empleados, así como preguntar a los usuarios sobre su día a día. Si quieres utilizar Twitter para tu empresa e impulsar una discusión, no olvides incluir siempre una llamada a la acción (call to action) que estimule el intercambio de opiniones.

Infórmate sobre las preferencias de tu público objetivo

Este aspecto es de gran importancia para toda estrategia en Twitter, pues es el responsable de que tus tuits se ajusten a tu público objetivo. Infórmate sobre aquellos temas que les interesan y sobre cuál es la mejor manera de llegar hasta ellos. Para conocer mejor a tu audiencia es recomendable realizar encuestas y seguir de cerca las actividades y preferencias de tus propios seguidores. Las herramientas de evaluación suelen ser un gran apoyo: en la segunda parte de nuestra serie Twitter para empresas presentamos algunas de ellas. Por último, en la tercera parte  nos ocuparemos de los anuncios en Twitter.

Branding Público Objetivo Twitter