¿Te ha gustado el artículo?
0
¿Te ha gustado el artículo?
0

Google Search Console para principiantes

Probablemente, quien administre una página web por intereses propios o por los de un cliente, se habrá topado con Google Search Console. Hasta hace poco, esta herramienta de análisis y servicio había sido conocida bajo el nombre de Google Webmaster Tools, pero en 2015 se anunció su cambio de nombre y la implementación de mejoras con nuevas características. Esta práctica herramienta online resulta de gran ayuda tanto para webmasters profesionales como para usuarios sin experiencia y, además, para aprovechar sus servicios de optimización web solo es necesario un único registro.

Con Google Search Console (GSC), Google ha puesto una poderosa herramienta al alcance de cualquier webmaster. Esta no solo ofrece acceso a valiosas estadísticas y hace los ajustes pertinentes a una página web, sino que también avisa en caso de que la web haya sido infectada con malware. ¿Y todo esto sin ningún coste? Sí, ya que a Google también le conviene asegurarse de que todas las páginas web estén programadas correctamente desde su núcleo y que, por lo tanto, se mantengan libres de fallos y errores. Esto se debe principalmente a que el objetivo del motor de búsqueda es mostrar a los usuarios el mayor número de páginas de calidad como sea posible. Así, con su Search Console, Google ha creado una herramienta para su propio beneficio que facilita, a los administradores web, la implementación continua de mejoras.

¿Cómo se utiliza Google Search Console?

Para utilizar la herramienta es necesario iniciar sesión en la web (o aplicación para Android) con la respectiva URL en la Search Console. El único requisito es una cuenta válida de Google. Una vez se ha introducido la URL respectiva, Google verificará el registro.

A diferencia de muchas otras herramientas de SEO, los datos de la GSC no son públicos. El único que tiene acceso a la información es aquel que comprueba ser el propietario de la web. Existen diferentes métodos para verificarlo. 

El método recomendado por Google es subir un archivo HTML. GSC permite la descarga de un archivo HTML de verificación. Posteriormente, dicho archivo debe ser integrado en la página web –haciendo clic sobre un enlace se confirmará a Google que la subida se ha realizado correctamente. Alternativamente es posible incluir una etiqueta HTML en la página principal o verificar la web con una cuenta de Google Analytics, con el Google Tag Manager o con el proveedor del nombre de dominio correspondiente. Así, una vez se ha confirmado la aplicación, el usuario tiene a su disposición todas las funciones.

Las principales funciones de Google Search Console

Google Search Console ofrece diferentes funciones para gestionar y controlar diferentes parámetros de la página web. Con esto, el usuario obtiene información valiosa para la optimización. Además, en el Panel de Control, el webmaster encontrará un vistazo de todas las características y estadísticas:

La herramienta también ayuda a entender cómo ve Google a la página web, cómo actúa el crawler para la indexación y dónde se están presentando obstáculos o dónde cabrían mejoras en la parte técnica. A continuación, exponemos brevemente las funciones más importantes:

Aspectos de la búsqueda

En el menú “Representación de la búsqueda” se encuentran todas las herramientas relacionadas con la representación de una página web en los resultados de búsqueda de Google.

Datos estructurados

Los datos estructurados le ayudan a Google a interpretar correctamente el contenido de una página web y a entender su relación. Para ello, el webmaster pone a disposición de Google recomendaciones e información de eventos, entre otros. Así, una vez Google ha reconocido los datos estructurados, se mostrarán como componentes adicionales en los snippets de previsualización de los resultados de búsqueda.

Mejoras en HTML

En el reporte “Mejoras en HTML”, Google revisa el código HTML de una página web y muestra al webmaster las mejoras de las que debería ocuparse. Es común que en este paso aparezca uno u otro error de sintaxis, pero lo que realmente es importante en el reporte son los consejos para mejorar el posicionamiento en buscadores. La herramienta identifica, entre otros, meta etiquetas, etiquetas de título y descripciones duplicadas, irrelevantes o erróneas; además, muestra el contenido que no se puede indexar. Si quieres más información, visita este artículo.

Enlaces de sitio

Los enlaces de sitio se encuentran debajo de los resultados de búsqueda de Google.

Los resultados que, además del enlace principal, también incluyen enlaces de sitio, ocupan más espacio y son más visibles, con lo que los propietarios de páginas web esperan conseguir mayor atención por parte de los usuarios y un mejor CTR. Google decide en qué resultados aparecen enlaces de sitio. La opción “Enlaces de sitios” permite una influencia mínima sobre las páginas que podrían aparecer en dichos resultados. Si el webmaster devalúa determinadas páginas específicas a través de GSC, disminuye la posibilidad de que estas aparezcan en las SERP.

Tráfico de búsquedas

Los webmasters encuentran aquí toda la información posible acerca de las búsquedas que han llegado a la web a través del usuario. Con esta función, Google ofrece informaciones valiosas para evaluar y optimizar el propio rendimiento de Google.

Análisis de búsquedas

En el informe de análisis de búsquedas el usuario encontrará información y datos sobre el ranking de la página web. Algunas de las informaciones más interesantes son bajo qué criterios de búsqueda aparece la página web en los resultados, así como la clasificación de las diferentes palabras clave. Estos datos resultan de gran utilidad especialmente para la planificación del contenido y para identificar palabras claves con mayor y menor relevancia. Google Search Console también arroja resultados de algunos KPI como son impresiones, clics y CTR. Así, si se relacionan con la cuenta de Google Analytics, estos datos se convierten en una base práctica del análisis web y la optimización. Los resultados del análisis se pueden filtrar por país, dispositivo, tipo de búsqueda y lapso de tiempo.

Enlaces a tu sitio

Los datos de la sección “Enlaces a tu sitio” proporcionan información sobre el perfil de páginas web que enlazan a un sitio web, los llamados backlinks. De esta forma, los webmasters se mantienen actualizados sobre las páginas que enlazan a su propio contenido, sobre qué páginas son populares y cuáles son los textos de anclaje más utilizados. Google Search Console es un buen punto de partida; sin embargo, si quieres obtener un análisis detallado se recomienda el uso de una herramienta especializada en backlinks.

La calidad y cantidad de los backlinks son un factor relevante de ranking y, por lo tanto, una parte fundamental del proceso de optimización Offpage. Google reconoce como recomendación el hecho de que una web A enlace a una web B. Así, entre mayores recomendaciones tenga una web provenientes de páginas de calidad, mejor será la clasificación del contenido de la web por parte del motor de búsqueda. Google Search Console también permite marcar los enlaces no deseados como inválidos o dañados. La llamada Disavov Tool es una herramienta de desautorización de enlaces con la que se le asigna un valor nulo a aquellos enlaces de que puedan parecer nocivos para la web.

Informe de enlaces internos

Esta sección ofrece un vistazo práctico de todos los enlaces internos. Aquí la herramienta muestra claramente el número de enlaces en páginas que enlazan a otras páginas internas. Estos enlaces no deben subestimarse: La estructura de enlaces internos es una parte importante de la optimización Onpage.   

Informe de usabilidad móvil

Desde la actualización Mobile Friendly en 2015, la optimización para dispositivos móviles como tablets y smartphones es un tema fundamental. En esta sección, Google avisa sobre posibles problemas de visualización y usabilidad en dispositivos móviles.

La usabilidad móvil es un factor de gran importancia para la clasificación de una web en los resultados de búsqueda móvil y, debido a que cada vez se hacen más consultas desde smartphones y tablets que ordenadores de escritorio, contar con el visto bueno de Google es una necesidad. Además de los datos proporcionados por Google Search Console, Google ofrece otra herramienta de gran utilidad: la prueba de optimización para móviles.

Índice de Google

La opción “Google Index” presenta toda la información sobre la indexación de la web. Recuerda que para que una página web aparezca en los resultados de búsqueda de Google, esta necesita haber sido indexada previamente.

Estado de indexación

El estado de indexación indica el número de URL que están disponibles para ser visualizados en los resultados de Google. Este valor varía típicamente, dependiendo de si se agregan o eliminan páginas. El resumen también muestra los URL bloqueados o eliminados del índice manualmente (ver más adelante).

Palabras clave de contenido

Aquí encontrarás la lista de todas las palabras clave (y sus variantes) identificadas por el crawler de Google. En la sección palabras clave de contenido encontrarás información sobre cómo Google interpreta una página web y, además, sobre si el motor de búsqueda reconoce su enfoque temático. Es común que aparezcan errores de contenido. Así, si por ejemplo Google ha enlistado un concepto que no tiene nada que ver con el tema de la página y esto podría generar confusión dentro de sus usuarios, es recomendable ajustar la estrategia de palabras clave y de contenido de la página web.  

Recursos bloqueados

Este informe proporciona una visión general de todos los recursos (archivos) que están bloqueados para el crawler de Google. Esta función solo está disponible desde 2015 y su objetivo principal es ayudar a los webmasters a identificar y resolver rápidamente los problemas que se pueden presentar como consecuencia de un bloqueo de recursos.

Eliminar URL

Esta opción permite eliminar temporalmente la URL del índice para que estos no aparezcan en los resultados de búsqueda de Google. Google Search Console permite la extracción manual de páginas individuales de las SERP; sin embargo, activar la opción “noindex” no traerá resultados inmediatos pues el crawler de Google ya ha indexado dichas páginas.

Rastreo

Los siguientes puntos en el menú se ocupan del rastreo. El rastreo es el proceso por el cual el crawler de Google, también conocido como Google-bot, identifica páginas recientemente actualizadas o nuevas para añadirlas al índice de Google.

Informes de errores de rastreo

Con frecuencia, los cambios en la estructura de la página o las redirecciones pueden generar errores de rastreo. Así, cuando Google no encuentra la web que está buscando, el usuario se encuentra con una página de error 404. Gracias a los informes de error de rastreo, los webmasters pueden reconocer estos problemas más rápidamente. 

Informe de estadísticas de rastreo

Las estadísticas de rastreo ofrecen información sobre las actividades del crawler de Google en la propia página web. En esta sección encontrarás diferentes gráficas con información sobre el número de páginas que ha rastreado el bot en un día, sobre la cantidad de datos que ha descargado y sobre la cantidad de tiempo que necesitó para ello.

Vista previa del modo en que Google obtiene el contenido

Esta opción permite a los usuarios ver una página web a través de los “ojos” del crawler de Google. Este procedimiento facilita la rápida identificación y resolución de errores de sintaxis.

Añadir y comprobar sitemap

Los sitemap le facilitan al crawler la labor de indexación de una página web. Para ello se crea una especie de tabla de contenidos en forma de archivo XML. Google Search Console permite transmitir y actualizar este sitemap. 

Comprobar robots.txt

El archivo robots.txt se utiliza para indicar a Google, u otro motor de búsqueda, que debe excluir a la página del índice. Si se quiere que todos los contenidos del sitio web se presenten en el índice de Google, esta función es irrelevante. Sin embargo, en algunos casos resulta de gran utilidad excluir páginas individuales del backend, por ejemplo, la página de inicio de sesión. Google Search Console permite comprobar los archivos robots.txt integrados.

Una herramienta estándar esencial para la optimización en motores de búsqueda

Google Search Console es una herramienta que proporciona un vistazo general de las condiciones técnicas de una página web. Independientemente de si se trata de mejoras en el código HTML, del estado de indexación o del perfil de enlaces al sitio, Google ofrece información muy valiosa de forma gratuita que, de otro modo, sería necesario adquirir como servicio de pago a través de terceros. GSC es una de las herramientas estándar para la optimización en motores de búsqueda y lo mejor, sus datos y resultados están disponibles para profesionales y principiantes por igual.

Ahora bien, ¿no basta con Google Analytics como potente herramienta de análisis?

Mientras que Google Analytics muestra cómo se comportan los usuarios en un sitio web, dónde hacen clic y cuánto tiempo permanecen en este, Google Search Console muestra cómo evalúa el motor de búsqueda a las cuestiones técnicas de una página web. Google Search Console ayuda a entender el proceso de un crawler para indexar una web y explica el por qué una web obtiene una u otra posición en las páginas de resultado del buscador.

GSC no solo es un buen punto de partida al adentrarse en el mundo del análisis de datos y la optimización web, sino que también representa un importante canal de comunicación entre Google y los webmasters. 

Google Analytics AdWords SEO