¿Te ha gustado el artículo?
0
¿Te ha gustado el artículo?
0

Políticas de Google AdWords: qué puedes publicar

Como ocurre con cualquier servicio relacionado con el gigante de Silicon Valley, publicar anuncios a través de AdWords, su sucursal publicitaria, también requiere tener en cuenta ciertas directrices a propósito de la utilización de palabras clave, del propio diseño de los anuncios y del enlace a páginas web. Según Google, la intención que se encuentra tras esta normativa no es otra que la de garantizar que la experiencia del usuario con la publicidad en los buscadores sea positiva, adecuarse a un marco jurídico y garantizar el éxito de los anuncios publicados a través de su plataforma publicitaria.

Para asegurarse de que se cumplen sus políticas, todos los reclamos, tanto de nueva creación como las actualizaciones, han de someterse de forma obligatoria a un proceso de revisión automático que rechaza todo aquel contenido que no las respete. En general, suele deberse a contenidos o prácticas prohibidas, a una mala realización técnica o a una redacción deficiente. A continuación, te presentamos una visión general de las políticas de AdWords para la publicación de anuncios.

Contenido publicitario prohibido

Google entiende como contenido prohibido aquellos productos, servicios u ofertas informativas que no pueden ser anunciadas en la red publicitaria de AdWords en función de estos criterios:

  • Productos falsificados: Google incluye en esta categoría todos aquellos artículos que contienen el nombre de una marca o el logo de otro fabricante sin la debida autorización.

  • Productos peligrosos: bajo esta denominación, Google incluye drogas y sustancias psicoactivas y los utensilios necesarios para su consumo, así como el tabaco. Este tipo de contenido no está permitido y, en consecuencia, es rechazado en el proceso de revisión automático. Asimismo, el buscador excluye de su red publicitaria las armas, la munición, los materiales explosivos y los fuegos artificiales, así como las instrucciones para su fabricación.

  • Productos y servicios que facilitan conductas fraudulentas: la publicidad de software para piratear sistemas informáticos, así como de servicios que garantizan un aumento del tráfico a un anuncio o a una web, contradicen también las políticas publicitarias de AdWords. De la misma manera, aquí se incluye también la publicitación de documentos falsos o servicios orientados al fraude académico.

Junto a estos contenidos, Google también se reserva el derecho a rechazar todos aquellos anuncios con contenido obsceno o inadecuado o que dirigen a él en la página de destino. No se admiten anuncios de productos o servicios que contienen mensajes de odio, contenido violento o intolerancia sexual, religiosa o política, así como de organizaciones que representan estos principios. Google tampoco aprueba contenido que pueda escandalizar o disgustar (repugnante, chocante) o que haya sido creado con un objetivo de explotación o de lucro injusto a expensas de los demás.

Prácticas no permitidas

Entre las prácticas prohibidas, Google incluye todas aquellas que usan fraudulentamente la red publicitaria, que usan los datos de los usuarios de forma poco respetuosa o que contienen una representación falsa de la propia persona así como de los productos y servicios que se ofrecen.

  • Uso indebido de la plataforma: se entiende que un anunciante actúa con una intención engañosa cuando promociona contenidos que no ofrecen ninguna utilidad a los usuarios o que incluso les ocasionan daños. Como ejemplo, véanse las páginas web o las aplicaciones que distribuyen software malicioso, las páginas de destino con el único objetivo de redirigir a los usuarios (sitios web pasarela) o el uso de métodos de encubrimiento como el cloaking. Tampoco se permiten aquellas conductas que tienen como objetivo esquivar el proceso de revisión de políticas o aventajarse injustamente en la subasta de anuncios. 

  • Manipulación poco respetuosa de los datos de usuario: a los socios publicitarios de Google no se les permite, de acuerdo con las políticas que regulan la publicación de anuncios con AdWords, usar y registrar datos personales de forma indebida sin las medidas de seguridad necesarias. Esto ocurre cuando se recolectan datos sin el permiso correspondiente o se dirigen promociones al usuario usando sus datos personales o que implican estar en conocimiento de estos datos. Como ejemplo, Google menciona la captación de los datos de la tarjeta de crédito a través de una página web no segura o el lanzamiento de anuncios que demuestran conocer la orientación sexual o la situación financiera de un usuario.
  • Representación falsa de la información: para evitar que el usuario se sienta engañado, no se permite a los anunciantes ocultar su identidad o aquella información relevante sobre los productos o los servicios promocionados. Entre las infracciones de este tipo se cuentan, por ejemplo, proporcionar información falsa sobre modalidades de pago o sobre el coste global, describir productos y servicios de forma poco veraz, promocionar ofertas que no están disponibles o promover donaciones con motivos dudosos. También se considera una conducta fraudulenta la falta de información de contacto o jurídico-fiscal (identificación fiscal, registro en la cámara de comercio, etc.). 

Contenido publicitario limitado

A diferencia del contenido que no es aprobado en ningún caso, hay otro tipo de contenido que Google clasifica como restringido, al estar considerado, desde el punto de vista legal o cultural, como sensible y que solo se puede promocionar bajo ciertas condiciones. Esta normativa especial afecta al contenido para adultos, a las bebidas alcohólicas o al contenido protegido por derechos de autor, así como a los reclamos sobre juegos de azar, de índole política, o de productos y servicios sobre salud. La publicidad de este tipo está restringida a determinados grupos de usuarios o localizaciones geográficas, ha de satisfacer unos requisitos adicionales y no es compatible con todas las funciones disponibles en AdWords.

  • Contenido no apto para menores: los reclamos con contenido sexual o mostrando desnudos, los que promocionan artículos eróticos, servicios de citas, empresas de mediación matrimonial internacional u ofertas de entretenimiento erótico se someten a las siguientes restricciones: El anuncio ha de cumplir la ley o la normativa de los países a los que se dirige la campaña. Está prohibido dirigirse explícitamente a los menores de edad. No se permite promocionar pornografía, de igual forma que servicios de índole sexual como la prostitución o los servicios de compañía. Publicitar clubs de striptease, fiestas para adultos, festivales de cine erótico y pornográfico, artículos sexuales, revistas eróticas, así como contenido que, aunque explícitamente sexual, incluye textos, imágenes y vídeos de carácter más taimado, está permitido bajo unos requisitos específicos.

  • Bebidas alcohólicas: la publicidad sobre alcohol está sujeta a las siguientes condiciones: Las condiciones de su promoción dependen fundamentalmente de la legislación propia del país y del sector en que se publica la campaña. No está permitido dirigirse a usuarios cuya edad se sitúa por debajo de la mínima establecida para el consumo de bebidas alcohólicas. No se puede representar de forma positiva el consumo desmesurado de alcohol. No se permite la promoción de competiciones basadas en el consumo de alcohol. Los anuncios publicados con AdWords no deberían transmitir la idea de que el alcohol tiene un efecto saludable o que favorece una buena posición o prestigio en el ámbito social, profesional, intelectual, sexual o deportivo. Tampoco se permiten aquellos anuncios que muestran consumo de alcohol conduciendo un automóvil o maquinaria pesada.

  • Contenido protegido por derechos de autor: los anunciantes que quieren promocionar contenido protegido mediante AdWords han de enviar a Google la documentación correspondiente, de la cual se pueda extraer que se está en posesión de los derechos o se disfruta de la correspondiente autorización.

  • Juegos de azar y apuestas: Google entiende como contenido lúdico la promoción de juegos de azar online y offline, así como la información al respecto, de concursos online donde se obtienen premios y de juegos de casino online, independientemente de si se juega con dinero o no. Los anuncios de este tipo han de ser aceptados previamente por el buscador y han de cumplir con la normativa vigente y los estándares del sector en el país o los países a los que se dirige la campaña, así como se han de observar los requisitos para la obtención de licencias en el ramo del juego de azar. Si un anuncio dirige a una página web con contenido relacionado con juegos y apuestas se ha de añadir información sobre el juego responsable. Tampoco está permitido dirigirse explícitamente a menores de edad.
  • Contenido de carácter sanitario: aquí Google engloba todas aquellas ofertas relacionadas con productos, servicios, procedimientos, aparatos o exámenes de índole sanitaria. Estas restricciones afectan, así, a anuncios que promocionan medicamentos, farmacias online y offline, productos y servicios que guardan relación con temas de fertilidad y embarazo, tratamientos de mejora sexual o que tratan de reclutar voluntarios para estudios clínicos. Las restricciones respecto a este tipo de contenido se diferencian en función del producto o el servicio, así como del país en que se lance la promoción. En el apartado de ayuda de Google AdWords se dispone de información adicional sobre el contenido publicitario permitido en el sector de la salud.
  • Contenido de índole política: en este caso los anunciantes han de someterse a las directrices legales del país donde se lance la campaña.
  • Marcas: si una marca se usa en un anuncio de AdWords sin autorización, sus propietarios pueden presentar una reclamación contra el anunciante. En este caso, Google se encarga de llevar a cabo una comprobación manual y limita el uso de la marca. Si, por el contrario, los propietarios de la marca quieren permitir el uso de su marca a algunos anunciantes cabe la posibilidad de autorizar a algunas cuentas de AdWords. El uso publicitario de marcas protegidas en Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Canadá, Reino Unido o Irlanda se permite si se corresponden con las políticas para distribuidores y páginas informativas.

Requisitos técnicos y de redacción

Para permitir a los usuarios interactuar cómodamente con la publicidad que encuentran en los buscadores y en las páginas web, Google ha fijado una serie de condiciones tanto técnicas como de redacción que han de regir el diseño de los anuncios publicados con AdWords. De esta forma se garantiza que el usuario se encuentre con anuncios profesionales que conduzcan a webs relevantes y que fueron creados sin intención de confundir. Google considera las formulaciones vagas y el uso efectista de palabras, cifras, letras o signos gramaticales una infracción de la normativa, así como también aquellos reclamos en los que el URL visible no se corresponde con la página de destino. Si la página web enlazada con el anuncio se revela como un dominio aparcado, aún no está terminado, tiene fallos o no se puede visualizar en los navegadores habituales, podemos estar seguros de que Google no lo va a aceptar como válido.

Consecuencias de atentar contra las políticas de AdWords

Si un anuncio incumple una o varias directrices, no superará el proceso de revisión, aunque se aceptaría si se corrigiera la infracción. Hay que tener en cuenta que una infracción severa de alguna de las directrices podría llevar al bloqueo de un dominio, lo que impediría publicar más anuncios de AdWords para este dominio en el futuro. Si se dieran varios casos de infracción por parte de la misma cuenta, Google se reserva el derecho de bloquearla para siempre.

Publicidad de Display AdWords E-Commerce