Buscadores infantiles: mayor seguridad para los más pequeños

La web es un mundo lleno de emociones y repleto de oportunidades para descubrir y aprender cosas nuevas. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, y así también en Internet, donde no todo lo que se encuentra es apto para los benjamines de la casa, aunque apartarlos completamente de Internet tampoco es una opción. Controlar el acceso de los niños al contenido digital permite que puedan beneficiarse de las ventajas que encierra el cibermundo y aprender a gestionar sus competencias respecto a las TIC sin verse confrontados con información dudosa o nociva. Los buscadores infantiles están especializados en mostrar solamente el contenido adecuado para las mentes en crecimiento.

Un buscador seguro para niños puede ser el trampolín perfecto para iniciarse en la red. Con todo, ¿qué principios sustentan su diseño y su desarrollo?, ¿cumplen realmente lo que prometen? A continuación, echamos un vistazo a las funciones que ofrecen estas páginas y presentamos los buscadores para niños más populares.

Consejo

Los adultos también disponemos de alternativas a Google centradas en la protección de los datos privados o que financian organizaciones sin ánimo de lucro.

¿Por qué hay buscadores para niños?

Internet es una fuente de ideas fascinantes, una cantidad inabarcable de datos y mucho entretenimiento, también para los niños. En la era de la digitalización cobra relevancia la necesidad de que los niños aprendan pronto a buscar y seleccionar la información, conozcan la mecánica de Internet y de la informática, aprendan a utilizar la red como medio de ocio y conozcan los riesgos implícitos en la navegación por la red de redes pues, en definitiva, también se trata de ello. Los niños y los jóvenes deberían saber diferenciar el buen contenido del no tan bueno, así como reconocer elementos dañinos como el malware, los virus o el phishing y actuar en consecuencia.

La alfabetización digital o multimedia es una destreza cuya importancia crece con la utilización masiva de Internet y abarca la correcta comprensión y valoración de los medios y el contenido que ofrecen. El debate generado en la actualidad en torno a las noticias falsas y a los «hechos alternativos» del entorno del presidente Trump demuestran a diario lo significativo que es usar las tecnologías de la información de modo responsable, pero para poder reconocer falsedades o medias verdades hay que conocer las señales o las fuentes que hay que tener en cuenta, tanto en Internet como en los medios tradicionales (prensa, radio, televisión). Los niños y adolescentes, además de adquirir estas competencias, deberían saber cómo nacen y se diseñan estos medios: ¿cómo funciona una página web?, ¿qué es un blog? Por los mismos motivos mencionados es incluso beneficioso que los más jóvenes tomen parte activa en todo este proceso. ¿Por qué no crear una página web en familia?

Nota

Para crear una página web no es imprescindible saber programar. Con el editor de 1&1 Mi Web, en unos pocos clics ya tienes lista tu propia web.

Bien es sabido que la web no solo contiene contenido positivo y páginas web de orientación pedagógica, sino más bien al contrario: una gran parte del contenido disponible está relacionado con la pornografía, la violencia y los juegos de azar, temas sin duda inadecuados para los niños, a los que se añaden elementos que también conllevan un riesgo para los adultos, entre los que se incluyen los virus enviados por correo electrónico, el malware o software malicioso y las interfaces de phishing que capturan datos sensibles. Y si los adultos ya se enfrentan a serios problemas para reconocer estos riesgos, no es de esperar menos de los más pequeños. Esto hace que el acceso de los niños a Internet deba estar siempre controlado, por ejemplo, mediante un buscador infantil. Con estas máquinas de búsqueda especialmente dirigidas al público infantil y juvenil, los más jóvenes encuentran páginas aptas para su edad y con un valor académico añadido, naturalmente, sin olvidar el factor diversión.

Con todo, los progenitores no deberían delegar completamente su responsabilidad en los buscadores seguros. Desde el punto de vista pedagógico es imprescindible que los padres controlen siempre el acceso de sus hijos a Internet, lo que comprende no solo el contenido, sino también las personas con las que se comunican y, sobre todo, el tiempo que dedican a navegar por Internet. Es recomendable establecer unos límites de tiempo, mantener a los niños a la vista (con el ordenador en una sala frecuentada de uso común) y aplicar medidas de seguridad adicionales, aunque ningún programa puede garantizar la seguridad absoluta.

Así funciona un buscador infantil

Los buscadores para niños trabajan con dos herramientas antagonistas que les permiten filtrar el contenido mostrado: por un lado, las llamadas listas blancas o “whitelists”, en las cuales se registran todas aquellas páginas inocuas para los más jóvenes y, por el otro, las listas negras (“blacklists”), en las que se incluye el contenido vetado y que en muchas ocasiones están elaboradas a partir de las aportaciones de los usuarios.

El punto de partida varía en cada caso: ¿deberían visitarse solo aquellas páginas autorizadas (incluidas en la lista blanca) o debería poder accederse a todas mientras no hayan sido incluidas en la lista negra? Dado que la protección del menor tiene como objetivo lograr la mayor seguridad posible y la web crece cada día a pasos agigantados, muchos buscadores para niños se basan en el principio de la lista blanca, ya que resulta inasumible mantener una lista negra actualizada. Esto no quiere decir, sin embargo, que en la configuración de un buscador no se combinen ambas listas o únicamente se recurra a la lista negra como filtro.

La mayor parte de los buscadores utilizan sus propias arañas o webcrawlers, los cuales escanean íntegramente la web en busca de páginas web y analizan sus resultados, pero los buscadores infantiles también pueden elaborar sus índices manualmente, introduciendo las páginas web en la lista blanca tras comprobar que la oferta sigue siendo adecuada. Esta gestión editorial recuerda a los catálogos web de los albores de Internet. La mayoría de buscadores funcionan al mismo tiempo como portal, ofreciendo oferta web especializada o incluso contenido propio como juegos, que viene a sumarse a la función principal de buscador web seguro para niños.

Para pasar a engrosar una de estas listas blancas, los buscadores definen una serie de criterios de calidad entre los cuales, además del tipo y el diseño del contenido, también pueden desempeñar un papel la protección de los datos privados, la publicidad y las ofertas de pago. En este sentido, las páginas web para niños deben ser tan seguras que la audiencia no se vea obligada a enviar datos sensibles o se dirija a ofertas de consumo. La publicidad no debería aparecer en absoluto y, si lo hace, solo con contenido apto e identificado inequívocamente como tal. No obstante, los buscadores infantiles no se erigen en escudos protectores de los niños en Internet porque de enlace en enlace pueden llegar a contenido inadecuado para su edad. Si se combina con un programa de control parental y la vigilancia paterna, estos buscadores seguros sí ofrecen una buena oportunidad para que niños en edad escolar puedan acceder a Internet.

Nota

Dado que los buscadores infantiles utilizan en ocasiones el principio de la lista blanca manual, los esfuerzos de SEO tienen un éxito limitado. Primero hay que solicitar el ingreso en el índice de búsqueda, donde es fundamental que la página no infrinja ningún criterio establecido por la redacción. Por eso, en el momento de crear el contenido debes pensar siempre en los intereses de los niños y tenerlos en cuenta al diseñar tu estrategia de palabras clave.

Buscadores para niños: ofertas para todos los gustos

En inglés o en español, con un diseño más o menos elaborado, con más o menos anuncios, los buscadores seguros para niños comparten un denominador común y se esfuerzan por hacer cómplices a los adultos en la educación tecnológica de los más jóvenes, de tal modo que, aunque todos utilizan la tecnología más avanzada para filtrar resultados indebidos, asimismo recomiendan la supervisión paterna y una debida conciencia sobre las ventajas y los riesgos de Internet.

Bunis.org

Detrás de Bunis.org se encuentra el informático español Emilio López, creador de un sistema de filtrado en cuatro pasos basado en tecnología Google y en listas negras de palabras y páginas. En un primer paso, el “buscador seguro para niños” coteja la palabra clave de búsqueda con una base de datos que contiene miles de términos inapropiados. Si hubiera alguna coincidencia, la búsqueda se cancela, pero si supera este primer examen, entonces la consulta se somete al análisis de la tecnología Google SafeSearchTM, que filtra contenido pornográfico o sexual (disponible también en el buscador convencional de Google). Superado este filtro, los resultados se comparan con las páginas web incluidas en la lista negra para volver a someterse al filtrado de términos inadecuados en un último paso para confirmar que los resultados que se entregan no contienen contenido no apto para menores.

Con un aspecto divertido y desenfadado, esta propuesta española se limita al servicio de buscador, pero ofrece a padres y a profesores la posibilidad de registrarse en la plataforma para acceder al Panel de Control Parental en el cual es posible obtener estadísticas de las búsquedas realizadas y conocer los gustos de los pequeños, tanto en casa como en el aula. Si los padres o tutores detectan algún resultado de búsqueda inadecuado, pueden reportarlo vía formulario web.

Si bien un buscador no puede sustituir la educación y el cuidado de los niños, sí resulta de apoyo para el día a día. Configurando Bunis.org como buscador predeterminado en el navegador te aseguras de no correr ningún riesgo.

Ventajas Inconvenientes  
✔ Filtrado en cuatro pasos basado en listas negras de términos y páginas y en la búsqueda segura de Google ✘ Solo buscador  
✔ Panel de control parental para padres y profesores ✘ Thumbnails pequeños  
✔ Formulario para informar del contenido inadecuado    
✔ Diseño atractivo y simple    
✔ En español    

Bebeee

El buscador infantil de origen barcelonés Bebeeee se presenta como una web de búsqueda, entretenimiento y aprendizaje. Con un diseño mucho más parco que Bunis.org, Bebeeee utiliza el filtro de Google SafeSearch Strict para impedir el acceso de contenido sexual explícito a los resultados de búsqueda el cual, aún sin ser completamente seguro, se revela el más competente según los desarrolladores de la plataforma. La implicación de los padres y tutores toma la forma de un sistema de votaciones que influye en el contenido más frecuente, de tal modo que puede afirmarse que los usuarios van afinando la calidad de los resultados que entrega el buscador a partir de su uso. Como Bunis.org, también permite informar de contenido inadecuado, esta vez enviando un simple correo electrónico.

Bajo la caja de búsqueda, que no difiere mucho de la del buscador de Google, el enlace Bebered conduce a la página de entretenimiento y aprendizaje de Bebeeee donde los niños encuentran juegos de puzles, de coches, de cocina o de vestir. Al lado es posible hacer clic en otro enlace para acceder a la versión en inglés del buscador para habituar a los más jóvenes al uso del idioma.

Ventajas Inconvenientes  
✔ Búsqueda personalizada de Google y Google SafeSearch Strict ✘ Diseño poco atractivo  
✔ Oferta de juegos online gratuitos ✘ Thumbnails pequeños  
✔ Inglés opcional    
✔ Posibilidad de informar de contenido inadecuado    
✔ En español    

Buscador Infantil

El “buscador más seguro para los niños” es la tercera propuesta española de nuestra selección y garantiza supuestamente un contenido 100 % seguro. Basándose en una lista blanca de inclusión y otra negra de exclusión, Buscador Infantil también utiliza la tecnología de Google para filtrar los resultados en base a criterios extremadamente estrictos. Los webmasters y los gestores de blogs pueden solicitar su admisión en la lista blanca de páginas web, que incluye recursos educativos y de entretenimiento para padres, profesores y niños en edad preescolar y escolar. Junto a la búsqueda personalizada en la barra de búsqueda, en la parte inferior se encuentran enlaces directos a páginas ajenas con recursos y actividades en torno a temas como el cuerpo humano, el abecedario o la caligrafía.

Con un diseño funcional y austero que puede pasarse por alto, quizá cabría objetar un cierto abuso en el uso de la publicidad, que en algunos enlaces alcanza a copar casi la totalidad de la pantalla y no se define precisamente por su idoneidad a la edad del público objetivo.

Ventajas Inconvenientes  
✔ Protección basada en listas de inclusión y exclusión y en la tecnología de Google ✘ Diseño muy básico y poco intuitivo  
✔ Recursos educativos y de entretenimiento para preescolar y escolar ✘ Exceso de publicidad en los resultados de búsqueda  
✔ Recursos para profesores    
✔ En español    

KidRex

Otro de los buscadores para niños pero esta vez en inglés es KidRex, igualmente impulsado por el motor de búsqueda personalizada de Google (Google Custom Search) y basado en la tecnología de filtrado Google's SafeSearch™, que elimina de la lista de resultados todas aquellas páginas que contienen términos clave o frases calificados como inadecuados. Asimismo, el buscador también mantiene su propia base de datos de páginas no aptas para menores, que se actualiza gracias a las aportaciones de padres y educadores, que disponen de la Webpage Removal Request Tool para denunciar una oferta web a la plataforma.

Como el resto de buscadores, no pretende erigirse como el protector de la infancia, pero sí constituir un gran apoyo para todos aquellos que se preocupan por la seguridad de los niños cuando navegan por Internet. Si te interesa fomentar el uso del inglés en tu familia, este buscador de diseño tan original cumple perfectamente con las expectativas.

Ventajas Inconvenientes  
✔ Base de datos manual y filtro de Google ✘ Solo buscador  
✔ En inglés ✘ En inglés  
✔ Sencillo e intuitivo    
✔ Interfaz original    
✔ Posibilidad de informar de contenido inadecuado    

Kiddle

Cerramos nuestra selección con el más joven, Kiddle, otro buscador en inglés que ha visto la luz en 2017 y cuya divertida interfaz hará las delicias de los más pequeños. Kiddle también utiliza el motor de búsqueda personalizada de Google y el filtro de seguridad Google Safe Search, pero se diferencia del resto en que las primeras posiciones, de la primera a la séptima, son resultados seleccionados manualmente por la redacción, mientras que los últimos puestos se reservan para los resultados seleccionados por el filtro de Google. El usuario de Kiddle puede estar seguro de que en las tres primeras posiciones encuentra resultados de páginas escritas expresamente para los niños, mientras que en las siguientes, de la cuarta a la séptima aproximadamente, se enumeran páginas que, si bien no están específicamente dirigidas al público infantil, son aptas para él tanto en lenguaje como en contenido. No en vano la extensión .co de su dominio corresponde a “children only”, lo que ya de entrada sienta las bases de su concepto.

Una característica que hace a Kiddle tan atractivo para los niños es que puede especificarse la búsqueda por imágenes, tanto en la web como en la base de datos del buscador, por noticias o por vídeos y acceder a la Kpedia, un repositorio enciclopédico de más de 700 mil artículos con licencia ShareAlike para compartir y editar (CC BY-SA 3.0) que, desde el arte a la tecnología, pasando por la física o la historia, ponen a disposición de padres, educadores y escolares recursos y herramientas para la escuela o el tiempo libre en familia. 

Siguiendo una marcada orientación a su audiencia, las imágenes de vista previa (thumbnails) de los resultados de la búsqueda tienen un tamaño considerable para que los niños entiendan a primera vista cuál es el resultado más adecuado, así como el texto, que en arial de gran tamaño facilita la lectura. Eso sí, hay que resignarse a algún anuncio, aunque debidamente diferenciado, en la parte superior de la pantalla.

Ventajas Inconvenientes  
✔ Los primeros resultados están escogidos por la redacción ✘ En inglés  
✔ En inglés ✘ Contiene publicidad  
✔ Sencillo e intuitivo con imagen y fuente grandes    
✔ Diseño muy original de la interfaz    
✔ Posibilidad de informar de contenido inadecuado    
✔ Incluye una enciclopedia propia    
✔ Búsqueda por imagen, vídeo y noticias    

Comparativa de buscadores seguros para niños

Los buscadores para niños son una atractiva forma de introducir a los niños en edad escolar al uso responsable de la red y de enseñarles a buscar y obtener la información que necesitan, distinguiéndola de la que no. Con todo, con un acompañamiento adecuado, nada impide que puedan utilizarse con niños en edad preescolar.

Las propuestas de la presente guía coinciden en su esfuerzo por filtrar el contenido inadecuado, pero todas hacen hincapié en la necesidad de la debida supervisión por parte de los adultos y, si bien todas cuentan con un factor especial que las diferencia del resto, estas comparten un denominador común, que es la búsqueda web protegida sin espionaje de datos.

  Tecnología de filtrado Idioma Edad recomendada Publicidad Peculiaridad  
Bunis.org Lista negra de términos y páginas y Google Safe Search TM Español Escolar No Panel de control parental  
Bebeeee Google SafeSearch Strict Español Escolar Sí (SERP y páginas de juegos) Opción a inglés y enlaces a juegos gratis  
Buscador Infantil Whitelists y blacklists manuales y Google Safe Search TM Español Preescolar y escolar Sí (mucha) Recursos educativos para niños, padres y profesores  
KidRex Lista negra manual y Google Safe Search TM Inglés Escolar No Diseño kidfriendly  
Kiddle Lista blanca manual y Google Safe Search TM Inglés Escolar Sí (poca) Búsqueda específica y Kpedia