¿Te ha gustado el artículo?
2
¿Te ha gustado el artículo?
2

A la búsqueda del mejor navegador

¿Cuál es el mejor navegador? Esta pregunta ha estado rondando la cabeza de cientos de usuarios alrededor del mundo desde la aparición de Internet. En la década de los noventa, las dos empresas informáticas más reconocidas, Microsoft y Netscape, competían por el control de los programas de visualización de páginas web en Internet. En 1998, Microsoft se proclamaría como el ganador de la conocida guerra de navegadores (en inglés, “Browser Wars”). Durante muchos años, el gigante del software fue capaz de mantener la supremacía hasta la aparición en el mercado de Mozilla Firefox y, unos años más tarde, de Google Chrome, situación que relegaría a Microsoft a un tercer lugar. Ahora bien, basándose en la cantidad de usuarios, ¿es posible asignarle a alguno el título del mejor navegador?

¿Qué es un navegador?

Un navegador web o, simplemente, un navegador (del inglés “to browse”: navegar, explorar) es un software con el cual es posible visualizar y acceder a páginas web en Internet o a documentos y datos en general como imágenes o PDF. Inicialmente, el término “explorar” hacía referencia a saltos hacia adelante y hacia atrás en textos utilizando diferentes elementos de navegación. Los navegadores de Internet modernos permiten la visualización de páginas web en HTML, XHTML o HTML5 con gráficos e imágenes integradas, así como la ejecución de elementos programados en JavaScript. Otras características incluyen la reproducción de contenido multimedia, como música o vídeos, la ejecución de software basado en la web así como asistentes de descarga. Además, los navegadores modernos están equipados con diversas funciones de seguridad, gracias a las cuales, por ejemplo, es posible reconocer páginas web maliciosas. La instalación de plugins o complementos permite añadir otras características tales como la gestión de descargas, entre otras.

Principalmente, la interfaz de usuario de un navegador se utiliza para visualizar el contenido solicitado en la barra de direcciones. De forma estándar, la navegación se organiza en pestañas, lo que quiere decir que un usuario puede abrir varias páginas web en una sola ventana. La función de navegación hacia adelante y hacia atrás permite explorar las páginas visitadas previamente. Cuando se inicia el navegador, el usuario es dirigido a la página de inicio que, por lo general, es la página oficial del motor de búsqueda preferido por el fabricante.

Los principales navegadores del mercado

El primer navegador web, llamado WorldWideWeb (más tarde, Nexus) fue desarrollado por el creador de HTML, Tim Berners-Lee, en 1989. Tan solo dos años después, el predecesor de los navegadores sería presentado junto con el Line Mode Browser, más limitado, que solo mostraba texto, mientras que con WorldWideWeb era posible abrir los gráficos con un solo clic. En 1993 aparecería el NCSA Mosaic, el primer navegador con una interfaz gráfica de usuario y, un año después, Netscape Navigator revolucionaría el mercado para siempre.

A esto siguió la anteriormente mencionada guerra de navegadores con Microsoft y su navegador Internet Explorer que, como líder absoluto con una gran difusión mundial, se estaba convirtiendo en el objetivo preferido de hackers y cibercriminales. La gran cantidad de vulnerabilidades a las que se enfrentaban sus usuarios, sumado al lanzamiento de Mozilla Firefox en 2004, fueron factores decisivos para que disminuyera la popularidad del navegador de Microsoft. Cuatro años después aparecería Chrome, el navegador del gigante de los motores de búsqueda, que se ubicaría, en pocos años, en la cima de sus principales competidores, tal y como muestra el gráfico sobre la cuota de mercado de los buscadores:

Haz clic aquí para descargar el gráfico sobre los navegadores más utilizados a nivel mundial.

Microsoft Internet Explorer & Edge

Desde Windows 95, Internet Explorer (IE) se convirtió en una parte integral de todos los sistemas operativos de Microsoft y, de forma temporal, fue compatible con Mac OS y otros sistemas derivados de Unix como Solaris. Internet Explorer se caracterizaba, principalmente, por su estrecha conexión con el sistema operativo, algo que se hacía muy evidente cuando era utilizado, por defecto, para la visualización de contenido HTML de otros programas. La actualización de IE siempre tuvo lugar a través de las actualizaciones de Windows. Como resultado de las crecientes deficiencias en seguridad y de su reputación como navegador obsoleto, los esfuerzos se concentraron en el desarrollo de Microsoft Edge, el sucesor de IE, que sería lanzado al mercado junto con Windows 10. Dentro de las características principales de este navegador se encuentran, por ejemplo, la posibilidad de añadir notas u ocultar molestos elementos en el modo de lectura, además de ser compatible con el asistente personal inteligente Cortana.

Mozilla Firefox

El navegador web gratuito del proyecto Mozilla aparecería en 2002 bajo el nombre de Phoenix. Su sucesor sería Mozilla Firebird y en 2004 se lanzaría la primera versión bajo el nombre de Firefox. Las ventajas del sucesor directo de Netscape no solo incluyen la solidez de sus estándares de seguridad, sino también una gran capacidad de expansión y compatibilidad con sistemas operativos como Windows, Linux y OS X. Firefox también está disponible como aplicación móvil para dispositivos Android e iOS. Utilizando la función de sincronización multiplataforma es posible transferir ajustes y favoritos a diferentes dispositivos. El navegador soporta más de 85 idiomas y goza de una gran popularidad en Europa. Para descargar la versión de escritorio visita la web oficial de Mozilla. El navegador web para móviles puede descargarse en la App Store y en Google Play Store.

Google Chrome

Con el lanzamiento de Chrome en 2008, Google establece un nuevo estándar de funcionalidad. El gigante de los motores de búsqueda adopta el sistema de plugins de Firefox e implementa una serie de innovaciones que han jugado un papel fundamental en el rápido posicionamiento global del navegador. Por un lado, ha sabido satisfacer al usuario con tiempos de carga reducidos y, por otro, ha perfeccionado la sincronización multiplataforma. De esta forma, es posible sincronizar Chrome con los favoritos y las configuraciones de una cuenta de Google, así como con plugins e incluso con contraseñas almacenadas. Además, Chrome es el primer navegador en otorgarle un proceso separado a cada pestaña, lo que hace que una caída completa del software sea muy poco probable. Chrome es compatible con Windows, OS X, Linux, Android e iOS.

Safari, Opera y UC Browser

Para completar la lista de los mejores navegadores es necesario mencionar a Safari, Opera y UC Browser.

Safari es el navegador web de Apple y, de alguna forma, el equivalente a Internet Explorer de Microsoft. Desde el lanzamiento de Mac OS X Panther, Safari se estableció como el navegador por defecto para ordenadores Mac. Como consecuencia, también está incluido en los dispositivos iOS.

Opera existe desde 1996 y es especialmente popular en África. Con más de 100 millones de instalaciones en todo el mundo, Opera Mini es uno de los navegadores móviles más utilizados. Además, el monopolio de los navegadores en las actuales consolas de Nintendo lo acapara Opera.

En 2004, aparecería el Freeware UC Browser. Basado en tecnologías cloud y de compresión de datos, es el navegador más popular para dispositivos móviles en China e India. El número de usuarios de UC Browser asciende a 500 millones de usuarios alrededor del mundo y es compatible con Android, iOS y Windows Phone.

Cuál es el mejor navegador

Determinar cuál es el mejor navegador es una cuestión que depende principalmente del sistema operativo y del gusto personal. Safari está disponible exclusivamente para dispositivos Apple y viene instalado por defecto en cada uno de ellos. Los días de Internet Explorer de Microsoft están contados y aún no es clara la acogida que tendrá su sucesor, Microsoft Edge, dentro de la comunidad de usuarios. Técnicamente, este navegador está a la altura de líderes del mercado como Firefox o Chrome, pero por ahora solo se está ejecutando en el entorno de Windows 10. A pesar de superar todo tipo de pruebas de rendimiento, Opera, uno de los navegadores más antiguos, suele ser olvidado por los usuarios.

Los anteriores aspectos también se aplican al proceso de selección del mejor navegador para dispositivos móviles. Opera Mini, UC Browser o Dolphin Browser (solo para Android) son de gran calidad, pero no reemplazan la calidad de los navegadores estándar ofrecidos por Android e iOS. A la hora de valorar alternativas, los más mínimos detalles marcan la diferencia, aunque ninguno de los navegadores supera a sus competidores en todos los aspectos. En otras palabras, el mejor navegador es aquel que satisface las expectativas de navegación del usuario.

CSS HTML Windows Linux Navegador Tiempo de Carga Responsivo