¿Te ha gustado el artículo?
0
¿Te ha gustado el artículo?
0

Neos y TYPO3 CMS: de sucesores a rivales

TYPO3 es un sistema libre de gestión de contenidos desarrollado por la TYPO3 Association y basado en el lenguaje de programación PHP. Este software de código abierto no suele contar con el soporte de sus desarrolladores, sino de los usuarios y proveedores de servicios especializados en el mismo −en este caso, en TYPO3. Entretanto se han desarrollado para este sistema de gestión más de 5.000 extensiones que integran en su estructura o framework sistemas para tiendas, galerías de imágenes o foros, igualmente gratuitos. Desde 2015, un equipo de desarrolladores gestiona, independientemente de la TYPO3 Association, el TYPO3 Neos –que sería, en un principio, un proyecto conjunto.

¿Cómo nace TYPO3 Neos?

La primera versión de TYPO3, la 3.0, fue lanzada en 2001 y ha sido optimizada desde entonces con numerosas actualizaciones. En 2006 se inició un proyecto con la intención de revisar por completo la entonces vigente versión 4.x, reconstruyendo el núcleo e implementando varios componentes y estándares. El resultado debía ser presentado como el ambicioso TYPO3 5.0 pero, a medida que avanzaban en el trabajo, los desarrolladores se dieron cuenta de que para llevar a cabo los planes iniciales tenían que necesariamente separarse de la base del código TYPO3. Es así como el proyecto pasa a llamarse “TYPO3 Phoenix”, pero en octubre de 2012, con la presentación de su versión alpha, se cambia al nuevo concepto nominal TYPO3 Neos. Al mismo tiempo, de la variante TYPO3 4.x nace el actual TYPO3 CMS, pero en lugar de continuar con la versión 5.0 como correspondía, su sucesor directo sería el TYPO3 CMS 6.0.

En 2011 aparecería la aplicación Framework FLOW3, hoy conocida como TYPO3 Flow, estrechamente vinculada al desarrollo de TYPO3 Neos y al cual sirve como fundamento, aunque es adecuada también para el desarrollo general de aplicaciones en PHP.

Las diferencias que llevaron a la separación

En 2015, los equipos desarrolladores de TYPO3 Neos y TYPO3 CMS anunciaron oficialmente su separación definitiva, debido a las grandes diferencias entre los dos productos (originadas durante un largo y difícil proceso de desarrollo). Además de la disparidad en los requerimientos de los sistemas, las concepciones desiguales al respecto de lo que constituye un CMS moderno también fue un factor decisivo para la separación. Como consecuencia surgen dos públicos potenciales: mientras que los desarrolladores de TYPO3 CMS apuestan por la clásica división entre Backend y Frontend, Neos apunta a un concepto innovador que tiene como objetivo facilitar el trabajo a los redactores web.

Ambas partes se deciden, en consecuencia, por la división de caminos para no frenar el desarrollo de los sistemas. La asociación TYPO3 se dedica desde entonces exclusivamente al desarrollo del TYPO3 CMS original, el equipo de Neos no puede contar con el apoyo de esta red de desarrolladores.

Tras la separación, los desarrolladores de Neos dieron a conocer los cambios generales que aporta su producto:

  • Se elimina por completo el prefijo TYPO3, de manera que solo queda el nombre Neos
  • El proyecto dispone de una página web propia: neos.io
  • Pasa a alojarse en la plataforma de desarrolladores GitHub
  • Adquiere la licencia MIT (Massachusetts Institute of Technology)

La mayor diferencia entre Neos y TYPO3 CMS tiene lugar en la estructura de Frontend y Backend. Mientras que TYPO3 CMS ostenta la clásica y estricta separación entre ambas partes, el usuario de Neos visualiza los contenidos y trabaja en ellos directamente en el Frontend, sobre el cual se fijaron los elementos de Backend. Poder visualizar los cambios inmediatamente hace que el uso de Neos sea más intuitivo. Sin embargo, no se debe subestimar la necesidad de tener alguna experiencia en el terreno de los CMS actuales: en el proyecto Neos no existe, por ejemplo, el gestor de extensiones de TYPO3 CMS, sino que estas deben ser instaladas con ayuda de un gestor de paquetes.

Consecuencias para el usuario

El desarrollo y éxito futuros de Neos y TYPO3 CMS son difíciles de predecir. Habrá que ver si Neos gana aceptación y TYPO3 CMS sabe mantener su base sólida de usuarios o si salen perdiendo al final. Su separación no solo supuso un paso arriesgado para los equipos de desarrolladores, también implicó grandes cambios para los usuarios. Los desarrolladores web, los redactores, las agencias y los clientes se encuentran, de repente, ante una importante encrucijada, sin prever con cuál de los dos pueden contar a largo plazo. ¿Qué significan en concreto estos cambios para los diferentes grupos de usuarios potenciales?

Desarrolladores y redactores

Los desarrolladores se enfrentan al reto de dominar la programación de dos sistemas de gestión de contenidos que se desarrollan en direcciones diferentes. Obviamente, su día a día exige un amplio conocimiento al respecto de diversas aplicaciones web pero, en este caso, se corre el riesgo de invertir demasiado tiempo en algo que a la larga podría no ser rentable. Si se estableciera Neos frente a TYPO3 CMS como sistema mayoritario, un desarrollador web que conozca ambos sistemas tendrá todas las ventajas.

La situación de los redactores es algo mejor. El que su empresa o el desarrollador web a cargo se decidan por un cambio, a Neos solo le supone ventajas para el redactor ya que, aunque tenga que familiarizarse con una nueva interfaz de usuario, esta es mucho más intuitiva y más fácil de usar que TYPO3 CMS −en el Frontend de Neos el redactor puede ver directamente cómo se visualizarán sus cambios en la página web.

Agencias y clientes

Las agencias que se ocupan de la programación y del mantenimiento de aplicaciones web para sus clientes también se encuentran ante grandes desafíos tras la secesión de Neos y TYPO3 CMS. Estas pueden sufragar formaciones a sus trabajadores o emplear a expertos en Neos, aún sin saber cuál es el futuro del sistema. La contratación de larga duración podría suponer, sin embargo, para pequeñas agencias una vía un tanto arriesgada si se tiene en cuenta la falta de seguridad en la planificación que trae consigo. Las agencias de este tipo deberían, por tanto, pensar muy bien si a la larga les conviene ofrecer ambos CMS.

En principio, para los clientes de las agencias no cambia nada, ya que en general no se ocupan ni de la programación ni del mantenimiento de sus páginas web. Pero si las agencias modifican el perfil de empresa debido a esta separación entre ambos sistemas TYPO3, entonces sí se verán afectadas. Cabe la posibilidad incluso de un aumento de precios. Además, en el caso de que un cliente quiera cambiar a Neos y la agencia no ofrezca esta posibilidad, se verá obligado a contratar a otra agencia.

Typo3