¿Te ha gustado el artículo?
0
¿Te ha gustado el artículo?
0

Páginas web para PYMES, ¿cómo encontrar el software adecuado?

Hoy en día la cuestión no es tanto si vale la pena o no que una empresa tenga su propia web, sino más bien cómo crearla. Dependiendo de la industria y de los objetivos de tu proyecto online, una página web puede tener propósitos completamente diferentes. Su función tradicional es servir como tarjeta de presentación en Internet, ofreciendo información general como horarios de apertura, direcciones o información de contacto. Adicionalmente, estos datos incluyen elementos dinámicos simples como formularios de contacto que permiten a los visitantes solicitar citas, reservar espacios o presentar ofertas de compra. En los últimos años ha surgido la necesidad de ofrecer un valor añadido a las visitas, concentrando mayores esfuerzos en la creación de un blog propio, servicios web útiles o un foro para los usuarios.

Los elementos que debe incluir una web corporativa no es la única preocupación que conlleva la creación de una web corporativa: la búsqueda del software adecuado también lo es. Debido a sus bajos costes y a las posibilidades de escalabilidad, la mayoría de las empresas se decantan por un sistema de gestión de contenidos (CMS). Sin embargo, las PYMES y los pequeños negocios no siempre necesitan todas las funciones de los CMS más complejos, por lo que suele ser complicado encontrar respuesta a la pregunta de cuál es el mejor software para crear páginas web para PYMES. Así, aunque no haya una respuesta universal, existen todavía algunos aspectos a considerar antes de encontrar la solución de software para la web de tu pequeña empresa.

Punto 1: ¿cuál es el presupuesto disponible?

Los recursos materiales y humanos que están disponibles para tu proyecto web son uno de los aspectos más importantes a la hora de seleccionar el CMS adecuado. Por lo general, los pequeños negocios no cuentan con el capital financiero de una gran empresa, lo que los obliga a calcular la inversión y los gastos con mucha precisión. La elección del software adecuado para la creación de la web dependerá del concepto de la web y de su gestión. Si planeas, por ejemplo, encargarte de la totalidad de tu proyecto web, estarás ahorrando en el pago de desarrolladores y diseñadores externos, pero ciertamente necesitarás colaboración interna por parte de personal capacitado. Así, cuando los conocimientos de tus desarrolladores se limitan a ciertos programas y lenguajes de script, estarás reduciendo la gama de opciones de CMS que podrás implementar con éxito.

Por otra parte, también es importante considerar los costes que incurren durante la instalación, la administración y el mantenimiento. Además, es necesario decidir si te encargarás del alojamiento web y del CMS por tu propia cuenta y comprarás el hardware y las licencias de software necesarias o si dejarás esto en manos de un proveedor de hosting. En teoría, la mayoría de CMS no demandan grandes exigencias en cuanto a la estructura del servidor, por lo que este factor rara vez juega un papel decisivo a la hora de elegir un gestor adecuado.

Punto 2: ¿qué servicios ofrecerá el proyecto online?

El tipo de contenido que se publicará en la página web de tu empresa debe ser un criterio importante para la selección del CMS. Por lo general, casi cualquier gestor de contenidos permite la creación tanto de sencillas páginas estáticas como de complejas webs dinámicas. Sin embargo, esta flexibilidad está estrechamente ligada a una estructura modular. Es por esto que incluso durante su instalación, la mayoría de CMS incluyen por defecto una serie de extensiones y plantillas y que a menudo se ofrecen características y opciones de una complejidad innecesaria. Por otro lado, también puede suceder que un CMS demasiado simple no sea adecuado para la realización del concepto de tu web o que las extensiones necesarias sean de pago o no estén en constante desarrollo.

Paso 3: ¿ofrece el CMS la usabilidad deseada?

La facilidad de uso es un aspecto fundamental a la hora de decantarse por una solución para crear webs para PYMES, pues proporcionar el confort necesario a quienes estén a cargo de su gestión debe ser una prioridad. Un aspecto que se reflejará en la calidad de tu página web es si los empleados involucrados no pueden administrar el sistema correctamente. Las funciones para el desarrollo del proyecto web deben ser fáciles de utilizar, porque si tu equipo de desarrolladores tiene a su disposición herramientas muy complicadas de creación web, esto quiere decir que el CMS no es adecuado para pequeños negocios. Las opciones administrativas también son de gran importancia. En el mejor de los casos, estas deberían estar separadas del aspecto editorial así como facilitar la asignación de funciones y derechos de usuario para determinar exactamente qué empleados pueden usar qué funciones.

En términos de distribución de contenido, un alto grado de usabilidad es, por supuesto, un prerrequisito a la hora de elegir una solución web para PYMES. Los redactores y responsables del contenido deben ser capaces de gestionar, editar y subir textos, vídeos e imágenes de manera intuitiva. Herramientas de ayuda como tipos de contenido predeterminados y el buen funcionamiento de editores WYSIWYG, que transforman automáticamente el texto en HTML, resultan de gran utilidad para páginas web que actualicen regularmente sus contenidos.

Paso 4: ¿cómo asegurar la disponibilidad de los contenidos?

Cuando diseñas y creas una nueva página web quieres que esté disponible y sea accesible para tantos usuarios como sea posible y que, además, se excluya al menor número de usuarios de Internet debido a las barreras del idioma o del terminal utilizado. Debido a que cada vez más usuarios utilizan dispositivos móviles para acceder a Internet, es fundamental que el gestor de contenidos elegido permita la creación de una versión móvil para la web de tu pequeño negocio. Puede que resulte más complejo programar una página web responsiva, pero es mucho más fácil de gestionar. Así, si prefieres una web para PYMES que se adapte automáticamente al tamaño de las pantallas móviles, deberás buscar un gestor de contenidos que te lo permita.

Si quieres crear una web que esté disponible en varios idiomas, también es recomendable que te decantes por un CMS que soporte el multilingüismo. Esto traerá consigo la ventaja de no tener que desarrollar dos o más webs por separado y de poder gestionar contenidos en paralelo dentro de un mismo proyecto. Otro aspecto que está ganando popularidad y que es importante considerar son las normas de accesibilidad web. De esta forma, si prestas mayor atención a garantizar que los contenidos de tu web estén disponibles para la mayor cantidad de usuarios, estarás sumando puntos a la usabilidad de tu web.

Punto 5: ¿qué garantías de seguridad ofrece el CMS para tus datos?

Lógicamente, no es posible garantizar una protección absoluta contra los ataques cibercriminales. Sin embargo, existe un gran número de funciones que resultan útiles para evitar los accesos a un CMS desde el exterior. A diferencia de los grandes programas para las grandes empresas, los CMS para pequeños proyectos ofrecen las siguientes ventajas:

  • Debido a que se trata de programas con una menor difusión, no suelen estar en el foco de los cibercriminales.
  • Cuentan con una menor cantidad de puntos vulnerables debido a una menor cantidad de plugins y módulos disponibles.

También debes asegurarte de que los desarrolladores del gestor de contenidos elegido para tu pequeño negocio verifiquen la fiabilidad y la funcionalidad de los módulos ofrecidos por terceros, como son, por ejemplo, los plugins de seguimiento. También es recomendable elegir un CMS que notifique automáticamente las actualizaciones disponibles y las mejoras implementadas al software del sistema. Además de la protección estándar por contraseñas, algunos gestores de contenidos también permiten el acceso a través de una conexión segura.

Sin embargo, los riesgos que acechan a los datos de tu pequeño proyecto web no solo provienen del exterior. Es fundamental que el CMS que elijas ofrezca las respuestas apropiadas para los errores de usuario y del sistema y para fallos en la base de datos que se presenten internamente. Algunos de los aspectos más importantes son:

  • Funciones de usuario personalizables para que aquellos empleados sin experiencia o sin autorización no creen errores de configuración críticos para el sistema.
  • La posibilidad de versionar documentos para solucionar errores o deshacer cambios.
  • Copias de seguridad automáticas del CMS y de su base de datos.

Punto 6: ¿soporta el CMS la optimización para los motores de búsqueda?

Aunque, principalmente, las soluciones de software para proyectos pequeños se caracterizan por una funcionalidad específica y limitada, los módulos SEO no pueden faltar. Es recomendable que estos sean actualizables, al menos en forma de extensiones. Te recomendamos comprobar si tu sistema de gestión de contenidos proporciona opciones para:

  • Definir metadatos (title, description)
  • Formular textos alternativos para las imágenes y los enlaces
  • Generar un mapa del sitio XML
  • Crear enlaces amigables para los motores de búsqueda
  • Limpiar el código HTML
  • Crear rich snippets o fragmentos enriquecidos

El CMS perfecto para proyectos web para PYMES

Los criterios enumerados anteriormente no siempre resultan relevantes para todos los proyectos, pues la ponderación de cada uno de los elementos despenderá de cada empresa. Sin embargo, los sistemas menos complejos son, casi siempre, la mejor opción. A pesar de que la mayoría de gestores de contenidos tienen como objetivo ofrecer un amplio abanico de funciones en su versión estándar, en muchos casos, esto solo resulta beneficioso para proyectos que tienen muy poco en común con webs pequeñas y sencillas. Este aspecto puede generar dificultades a la hora de crear webs para PYMES y otros pequeños negocios en la medida en que el CMS abruma a sus usuarios y, a la vez, aumenta el riesgo de ataques contra la seguridad del proyecto web.

Así, la lista de factores clave a la hora de decantarse por un CMS adecuado para pequeños proyectos web, incluyen:

  1. Decide si te encargarás tú mismo de la gestión y el cuidado de tu CMS o de si contratarás a un proveedor externo.
  2. Define los tipos de contenido planificado y el objetivo web de la empresa.
  3. Asegúrate de que el CMS elegido sea fácil de operar por parte de todos los usuarios participantes.
  4. Comprueba que existan las condiciones técnicas para permitir que la mayor cantidad de usuarios tengan acceso a la página web (p. ej., usuarios de dispositivos móviles).
  5. Concentra tus esfuerzos en que el gestor de contenidos que elijas garantice la seguridad de tus datos.
  6. Elige un CMS que te facilite la implementación de estrategias de optimización para motores de búsqueda.

Público Objetivo Código Abierto Crear una Empresa