¿Te ha gustado el artículo?
0
¿Te ha gustado el artículo?
0

¿En qué difieren los CMS del software para comercio electrónico?

Las clásicas aplicaciones para crear comercios electrónicos fueron diseñadas, sobre todo, para hacer frente a un gran volumen de ventas de servicios o bienes comerciales y presentar de manera escueta los productos e incluso, en algunos casos, para incluir una o más imágenes de los mismos. Esta forma de presentar los productos se sigue utilizando actualmente en el comercio electrónico. Sin embargo, los sistemas de gestión de tiendas online ofrecen mayores posibilidades de presentar el contenido visual y funcional que hace unos años, y es que la lista de características es directamente proporcional a las necesidades de los clientes. Así, las imágenes 3D mejoran la presentación del producto, mientras que útiles funciones como la “lista de artículos guardados” u otras de ayuda y atención al cliente hacen que la experiencia de compra de los usuarios sea más cómoda.

Además, hasta ahora se ha comprobado que ofrecer contenido de calidad como, por ejemplo, descripciones de producto llamativas o artículos editoriales en blogs y revistas, no solo otorga un valor añadido, sino que en muchos casos es el responsable de atraer clientes potenciales a la web, siempre y cuando esta cuente con las medidas apropiadas de posicionamiento en buscadores.

El paralelismo de los sistemas

Anteriormente, quien quisiera combinar este tipo de contenidos a una mayor escala, no tenía a su disposición la posibilidad de utilizar un sistema de gestión de contenidos (CMS) paralelo a su plataforma de comercio electrónico. Parte de esto sigue siendo cierto hoy en día, pues algunos gestores de contenidos se especializan en crear, editar y administrar contenidos, ya sean multimedia o editoriales. La mayoría de CMS cuenta con una interfaz gráfica de usuario con la que, incluso sin necesidad de conocimientos en programación o HTML, es posible crear y publicar una gran cantidad de información.

Además de la creación de contenidos, los CMS facilitan la administración de derechos de acceso para autores y usuarios. Por su parte, las soluciones de comercio electrónico deben, sobre todo, facilitar la compleja gestión de clientes y productos de acuerdo a las predisposiciones legales de cada mercado. Adicionalmente deben integrar el correcto funcionamiento del proceso de compra, pago y envío, así como diferentes métodos de pago.

¿Por qué combinar un gestor de contenidos con uno de gestión eCommerce?

El amplio alcance y la constante disponibilidad son factores decisivos a la hora de comercializar bienes o servicios en Internet. Es por esto que la elección de la infraestructura adecuada desempeña un papel crucial, pues, ahora más que nunca, garantizar una experiencia de usuario positiva es fundamental para atraer y fidelizar clientes. Aunque un software para eCommerce puede ofrecer ciertas posibilidades para ello, un CMS añadirá argumentos decisivos para lograr la venta.

El contenido interactivo de gran calidad impulsa las ventas

Normalmente, si quieres destacarte entre tus competidores y lograr la atención de clientes potenciales, no es suficiente ofrecer tus productos en una única plataforma como si estuvieran expuestos en un escaparate. En el ámbito del marketing, las estrategias de interacción orientadas al cliente desempeñan un papel cada vez más importante. Mientras que ofrecer contenidos de calidad ciertamente fijará las bases, su correcta y atractiva representación por medio de un CMS moderno le dará fuerza.

Para despertar el interés del cliente e incluso animarlo a comprar, dicho contenido debe ser informativo, novedoso y entretenido, así como estar directamente relacionado con tu sector. Combinado con estrategias SEO como la inclusión de palabras clave, estarás optimizando tu posicionamiento, facilitando que más clientes potenciales lleguen a tu contenido a través de los buscadores y, por lo tanto, a tus productos. Recuerda que un hecho que será muy bien valorado por tus clientes es que la descripción y la oferta del producto concuerden con su calidad.

El modelo del “shoppable content” como ejemplo

Los artículos con contenidos útiles o entretenidos despiertan el interés de los usuarios y los llevan a querer leer más. Así, cuando el producto se presenta en el lugar adecuado y de la manera correcta, este se convierte automáticamente en “comprable” (del inglés shoppable), aumentando las posibilidades de que el producto no solo sea identificado y reconocido, sino también adquirido.

Integrar funciones de compra dentro del mismo contenido es una estrategia de gran utilidad para acortar el customer journey. De esta forma, los usuarios podrán encontrar fácilmente su camino hacia el producto directamente desde el contenido, mientras que de lo contrario tendrían que visitar primero la tienda online para acceder al producto. Otra ventaja: la utilidad o el valor añadido del producto pueden ser resaltados efectivamente en el contenido y, por ejemplo, ser ilustrado por medio de imágenes o contenido multimedia. En conclusión: cuanto más corto y natural sea el camino, menores son las posibilidades de perder al cliente.

¿Simbiosis en vez de convivencia?

Tradicionalmente, los gestores de contenidos y de comercios electrónicos están orientados a cubrir diferentes perfiles profesionales. Adicionalmente, el marketing de contenidos solo cumple su propósito si dichos contenidos se utilizan para comercializar estos productos o servicios.

A pesar de que técnicamente es posible integrar ambos sistemas, es un proceso muy costoso. No es de extrañar que la tendencia apunte a que funcionalmente los CMS y los sistemas de gestión eCommerce sigan creciendo y no a que se desarrollen por separado: de la combinación de gestores de contenido y de comercio electrónico se ha desarrollado el llamado “content commerce”.

Los escenarios para un CMS y para sistema de tienda online

Los siguientes escenarios describen ejemplos de cinco posibles formas de integración de sistemas de gestión eCommerce y CMS:

1. Los gestores de tiendas online cumplen plenamente los requisitos de los usuarios en el área de gestión de contenidos y no requieren un CMS adicional.

2. A través de una interfaz de usuario, los CMS apoyan a los sistemas de tiendas.

3. A través de una interfaz de usuario, los sistemas de tiendas apoyan a los CMS.

4. Los sistemas de tiendas y de gestión de contenidos son operados por separado y cada sistema se ejecuta bajo su propio dominio.

5. Se utiliza un PIM (sistema de gestión de información de producto) o un ERP (sistema de gestión de mercancías) como tercer sistema entre la tienda online y el CMS.

Las opciones 1 y 5

La primera opción describe el caso ideal del “content commerce”. Este último resulta de gran utilidad para el análisis de flujos comerciales complejos que, a su vez, ayudan a estructurar procesos como la gestión de inventario y de compras. Los demás enfoques tienen ciertas ventajas y desventajas.

Las opciones 2 y 3

Los casos dos y tres parecen idénticos, pero no lo son: o bien el CMS es la base del sistema, o el sistema de tiendas servirá como sistema principal para el proyecto. De esta forma, el otro software está destinado a apoyar y complementar al sistema principal. La desventaja es que la integración puede ser muy costosa. Si uno de los sistemas ya existe y está en funcionamiento, puede ser útil integrar el sistema que falta en lugar de implementar dos sistemas completamente nuevos.

La ventaja de estas dos opciones es que los usuarios encontrarán la tienda y todos sus contenidos bajo el mismo dominio y ambos comparten una navegación común y un diseño determinado por el sistema principal. Así, en caso de que se tengan que hacer ajustes visuales, solo se tendrá que editar uno de los dos gestores, algo que se reflejará en un ahorro de tiempo y costes.

La opción 4

La ventaja del funcionamiento en paralelo de un sistema eCommerce con un CMS implica menores costes de desarrollo, pues vincular ambos sistemas no implica una gran inversión. Si uno de los sistemas se ve afectado por un fallo, el otro seguirá trabajando por separado y tu proyecto no se verá afectado.

Sin embargo, una desventaja es que en lugar de mantener un único sistema, hay que mantener dos. Esta variante también puede representar problemas para el SEO, pues si los dos sistemas actúan de forma diferente, puede suceder que el sistema “equivocado” figure en una mejor posición en el ranking y desvíe, por lo tanto, a clientes potenciales.

Encontrar el gestor ideal para tu tienda online

Encontrar el mejor software para tu tienda online no es una tarea sencilla, pues cada proyecto trae sus propias exigencias y requisitos, a menudo, con un grado diferente de complejidad. Por lo tanto, el primer paso siempre será realizar un análisis exhaustivo de las condiciones iniciales y de los requisitos técnicos, así como definir los objetivos a medio y largo plazo para ventas, costes, competidores, productos, escalabilidad y aquella perspectiva única con la que engancharás a tus clientes.

Solo después de haber fijado las metas anteriormente mencionadas, podrás concentrarte completamente en el diseño y la concepción en sí de tu proyecto. Un plan de negocios detallado puede resultar de gran ayuda para el análisis y limitará, por lo tanto, el número de opciones de software para tu tienda online. No olvides comparar en detalle las características de los diferentes sistemas para hacer una buena elección.

Para que tu tienda online se beneficie de un marketing de contenidos de calidad es necesario decantarse por un sistema que incluya las características de gestión necesarias, o bien, elegir un CMS especializado que pueda adaptarse a tu eCommerce. Sin embargo, recuerda que, por lo general, cuanto más complejo sea el CMS, mayor será la relación coste-beneficio.

Encontrar el CMS adecuado

De la misma forma que el software parael  eCommerce, el CMS debe ser compatible y contar con una interfaz que permita conectar ambos sistemas entre sí, ya que es fundamental que los datos entre la tienda y el CMS siempre se puedan sincronizar. Ciertamente, para la elección de un gestor de contenidos también será necesario realizar un análisis exhaustivo de las necesidades individuales de cada proyecto.

CMS o software para eCommerce: ¿cuál y para quién?

En teoría, si el único objetivo es atraer la atención, gestionar imágenes o aumentar la visibilidad de la marca con publicaciones relevantes y de calidad, un CMS será más que suficiente. Sin embargo, si quieres lograr lo anterior y además buscas comercializar productos o servicios específicos, te recomendamos combinar un CMS con un software para tiendas onlines. En este caso la cuestión ya no es “¿qué software para eCommerce puedo combinar con este CMS?”, sino “¿qué sistema combina las funciones de contenido y comercio online que necesito?”, pues la tendencia apunta a la era del “content commerce”.

Typo3 Magento Wordpress