Crear páginas web con WordPress: así de sencillo

A día de hoy casi ninguna empresa es capaz de sobrevivir si no tiene presencia online. No obstante, no todos poseen los conocimientos de programación necesarios. ¿Qué hacer entonces? Una solución plausible la constituyen los sistemas de gestión de contenidos o Content-Management System (CMS), pues una vez instalados permiten crear, estructurar y gestionar una página web sin por ello exigir un conocimiento elaborado de HTML. A continuación se explicará paso a paso cómo crear una página web con Wordpress, uno de los CMS más conocidos, para que así puedas sacar el máximo partido a las ventajas que ofrece este sistema de gestión de contenidos.

¿Qué es WordPress?

Con WordPress nos referimos al sistema de gestión de contenidos más conocido en la actualidad, constituido por un backend y un frontend. Desde el backend el administrador y los diferentes perfiles de usuarios con los derechos de acceso pertinentes pueden editar y cambiar el contenido de la página web gracias a una interfaz de usuario. En el frontend se visualiza la página web generada con el CMS en el navegador del visitante.

La inclinación de los usuarios por WordPress reside especialmente en el generador de plantillas de este CMS, gracias al cual es posible adaptar el diseño de la página web a las propias preferencias de forma rápida y sencilla, sin por ello exigir un conocimiento elaborado en programación.

El hecho de que WordPress se oferte en dos páginas web diferentes, WordPress.org y WordPress.com, puede llevar a cierta confusión. Las diferencias se explican a continuación:

  • WordPress.org: a través de WordPress.org se distribuye este CMS como software de código abierto que cualquier usuario puede descargarse gratuitamente. En la página web se incluyen las especificaciones necesarias para la descarga gratuita así como gran cantidad de material informativo. No obstante, la página ofrece solo el software, de modo que será el usuario quien deba alojar su propia página web.
  • WordPress.com: WordPress.com permite crear una página web propia, incorporando en su oferta tanto el alojamiento de la página en un servidor como el dominio. Ahora bien, si se opta por la versión gratuita, la página se aloja con el dominio Wordpress.com, mientras que habrá que pagar si se prefiere usar un dominio propio. 

Amplio abanico de funciones

Desde su lanzamiento en el año 2003, WordPress ha ido añadiendo numerosas funciones, especialmente gracias a su desarrollo constante por parte de la comunidad. Es un software de código abierto, esto es, cualquiera puede acceder al código fuente, por lo que numerosos desarrolladores de todo el mundo pueden contribuir con sus propias ideas en este proyecto. Este es el motivo que explica que para la versión estándar haya en torno a 50.000 plugins y un sinfín de temas con los que mejorar WordPress, además de incluir incontables funciones de gran utilidad como son:

  • Un editor WYSIWYG para insertar contenido
  • Clasificación del contenido con etiquetas y categorías
  • Planificación de las publicaciones
  • Gestión de una mediateca con archivos de foto, vídeos y audios
  • Adjudicación de perfiles de usuario con diferentes derechos (administrador, editor, colaborador, autor y suscriptor)
  • Configuración de un feed de RSS
  • Creación de páginas estáticas
  • Diseño web con ayuda de plantillas

¿Para qué tipos de páginas web es adecuado utilizar WordPress?

En sus orígenes WordPress estaba pensado para crear blogs, permitiendo a los blogueros publicar sus artículos sin mucho trabajo, quiere decir, sin tener que introducirlos manualmente en el código HTML o PHP de la página. Entretanto se le ha ido dotando de plugins para realizar diferentes funciones y actuar en distintos ámbitos de actividades, lo que permite crear con gran facilidad otros tipos de páginas web con WordPress. Con los add-ons correspondientes es posible generar, por ejemplo, tiendas online, redes de comunidad online y foros, dado que WordPress se adapta a todas las necesidades y permite crear:

  • Blog: independientemente del tipo de blog que se quiera crear (puede ser personal o profesional), Wordpress ofrece las herramientas necesarias para ello. Gracias al editor es posible publicar contenido online en poco tiempo, lo que permite mantener al día a seguidores y clientes.
  • Página web de empresas: WordPress proporciona diferentes temas con los que es posible crear páginas web modernas y atractivas para empresas, sin por ello requerir conocimientos de diseño web. En pocos clics consigues integrar fotos, videos e información de la empresa así como insertar formularios de contacto o indicaciones sobre la dirección física de estas.
  • Crear páginas de destino para campañas: merece la pena crear páginas de destino independientes para las campañas de marketing. Este CMS permite generar one pages que incluyen funciones actuales como parallax scrolling, cinemagrafías o diseño responsivo.
  • Tiendas de eCommerce: independientemente de si posees una tienda física o solo te limitas a la venta online, no hay duda de que a través de Internet se puede llegar a numerosos clientes. Con WordPress es posible crear tiendas online muy funcionales para lo que se recomienda especialmente usar el plugin WooCommerce.
  • Páginas de eventos: WordPress también sirve para informar en Internet de eventos importantes. Para que los interesados puedan adquirir su entrada directamente solo deberás integrar un sistema de venta de tickets.
  • Portfolio: como artista, querrás mostrar lo mejor de ti. Por ello, este CMS de código abierto permite crear galerías, hacer una muestra de diapositivas o mostrar tu trayectoria profesional e igualmente ofrece la posibilidad de actualizar todos estos aspectos cuando se requiera.
  • Revistas online: muchas revistas online usan WordPress como base. Este CMS permite crear un sistema de redacción adecuado pues concede a los usuarios, según se requiera, diferentes derechos de redacción con los que se establece qué usuarios pueden crear y editar textos y en qué categorías. Además los autores pueden trabajar de forma conjunta en un artículo concreto y el acceso al plan de publicaciones está disponible para todos los participantes según se requiera.
  • Portales de noticias: con un CMS puedes publicar contenido en pocos pasos, por lo que se convierte en el software ideal para las páginas de noticias que requieren publicar nuevas noticias y contenido a todo el mundo lo más rápido posible.
  • Comunidad online: con los ajustes correspondientes de los plugins también se puede usar WordPress como plataforma de comunidad, a través de la cual los usuarios pueden conectarse y comunicarse entre ellos, del modo en el que se produce en otras redes sociales.
  • Wikis: una wiki contiene un artículo en el que se trata un tema específico. Este se construye a menudo con las aportaciones de varios autores que a menudo son los propios usuarios (el mejor ejemplo de ello es la conocida enciclopedia online Wikipedia), es decir, que estas “bases de datos del saber” se conforman a partir de los conocimientos colectivos. En la mayoría de los casos los proveedores de páginas web recurren al motor wiki, aunque también es posible crear tu propia enciclopedia online a través de WordPress.

Instalar WordPress

Muchos proveedores de alojamiento incluyen ya la instalación del CMS. Entre ellos puedes elegir paquetes WordPress que ya han depositado los archivos correspondientes en el lugar adecuado del servidor, por lo que puedes saltarte la instalación y empezar directamente con la creación de la página web.

Nota

Esto es también posible con 1&1. Con el Hosting WordPress gestionado ya tienes WordPress instalado para ti. Además el asistente de 1&1 WP te guía por los pasos necesarios para la creación de la web.

Si prefieres prescindir de un paquete preparado con una instalación de WordPress, entonces necesitas:

  • Alojamiento web: al elegir un proveedor de alojamiento hay que tener en cuenta que este soporte PHP 7 o mayor, MySQL 5.6 o mayor o HTTPS.
  • Acceso FTP: con el File Transfer Protocol (FTP) o protocolo de transferencia de archivos puedes cargar archivos de tu ordenador en el servidor, para lo que es necesario la instalación de un cliente FTP en el que se introducen los datos requeridos del servidor, tras lo que es posible la transferencia de archivos al servidor, tal es el caso de los archivos de instalación de WordPress.
  • Dominio: puedes añadir la dirección de tu página web directamente al alojamiento web con la mayoría de servicios de alojamiento. Cuando vayas a elegir el URL ten en cuenta a tu público objetivo, ya que en muchas ocasiones puede resultar muy útil que en el dominio se muestren el nombre de la marca u otros aspectos importantes de SEO. Con el Domain Check de 1&1, puedes comprobar si el dominio que deseas está disponible.
  • WordPress: descarga gratuitamente la última versión de WordPress a través de WordPress.org. Los archivos aparecen comprimidos y necesitan ser descomprimidos antes de su carga.
  • Contenido: aunque crees la página web de WordPress más atractiva, sin un contenido de calidad no tendrás mucho éxito. Antes de crear la página, piensa bien en las imágenes y en el texto que quieres insertar pues tanto su diseño como estructura deben ir acordes con el tema de la página web.

Ahora solo debes cargar los archivos requeridos por WordPress a través del acceso FTP y crear una base de datos. Para los menos expertos en TI esto puede resultar un campo inexplorado, pero con una buena introducción sobre la instalación de este CMS es posible dominar el tema en poco tiempo.

Entre otras cosas, WordPress destaca frente a otros CMS por la instalación en 5 minutos. Aunque es una mera indicación, realmente el tiempo necesario para la instalación no suele ser mucho mayor. Lo último que queda por hacer es abrir tu dominio, de forma que se inicia el script de instalación. La interfaz dirige al usuario por los pasos que siguen hasta acceder al panel de control, lugar desde el que puedes tener acceso a todas las funciones de WordPress.

Pasos para crear una web con Wordpress

A continuación, se configura la página web para que se adapte a tus necesidades. El acceso al panel de control se realiza por regla general bajo tudominio.es/wp-admin y desde la barra lateral situada a la izquierda puedes acceder a las diferentes funciones de WordPress.

Editar la configuración

Primero debes editar la configuración general (General Settings) de tu web con WordPress. Al principio se añade el nombre de la web en “Site Title”, si este no se ha establecido ya en la instalación, seguido del “Tagline”, donde se escribe una breve presentación de la página. Ambos apartados son realmente importantes pues conforman la presentación de tu página web. Tanto el browser como los motores de búsqueda acceden a estos datos para presentar la página a los usuarios, por lo que es recomendable que tomes el tiempo necesario para decidir ambos elementos, aunque siempre pueden cambiarse a posteriori.

Además, en esta pestaña es posible también realizar los ajustes relativos al formato de hora así como aquellos aspectos que han de adaptarse al país en el que se realizarán las publicaciones, estos son, la zona horaria, el idioma o el formato de fecha. A continuación, se procede con los ajustes de escritura, relevantes solo si ya se tiene constancia del ritmo de trabajo, y de lectura, con los que se determina hasta cierto punto el modo en el que se mostrará el contenido publicado en la página web. Por ello, antes de proceder a cambiar la configuración estándar, se recomienda pensar en el diseño en el que se va a basar la web para así determinar, por ejemplo, si como página principal se va a establecer un modelo estático o si por el contrario se prefieren mostrar primero las últimas publicaciones (como puede ocurrir en los blogs).

Nota

Tan pronto como hayas tomado suficiente contacto con este CMS te darás cuenta que hay más de un camino para alcanzar el mismo objetivo. Otras configuraciones pueden conseguir el mismo efecto, lo que en ocasiones puede llevar a cierta confusión. Por ello se recomienda que en la creación de la página web con WordPress se valore qué ajustes pueden generar qué efectos y cuáles causarían menores complicaciones.

En el punto “Discussion” puedes establecer si los usuarios pueden comentar las publicaciones y si estos comentarios requieren aprobación previa a su publicación. Esto último no solo resulta útil para controlar aportaciones poco apropiadas de los usuarios, sino también para restringir el spam de los bots. Además, en este apartado se determina si cuando se publica se activan pings y pingbacks, con los que se comunica a otras webs cuándo sus aportaciones se enlazan en una publicación de nuestra página, aunque también se nos informa cuando otras webs remiten a la propia.

Antes de abandonar la sección de configuración general es importante ocuparse de los permalinks, que se caracterizan por permitir que en un URL determinado siempre se encuentre la misma publicación (normalmente, no es el caso de los URL dinámicos. El uso de estos permalinks presenta dos ventajas principales: por un lado garantiza que las publicaciones siempre van a estar disponibles bajo un URL concreto, por lo que los enlaces a una página desde otras webs van a conectar siempre con ella. Por el otro, puedes usar URL “comunicativos”, pues el título del artículo aparecerá en el nombre de la dirección, facilitando tanto a los usuarios como a los motores de búsqueda la clasificación temática de la web correspondiente.

Repartir roles y permisos

Puede darse el caso de que un equipo, y no un autor solamente, se encargue de la creación y publicación de contenido en una página web, por lo que tiene sentido establecer diferentes perfiles de usuario con derechos diferenciados, hecho que convierte a WordPress también en un interesante sistema de edición. La persona que realiza la instalación adquiere por defecto el perfil de administrador y se encarga de añadir a nuevos usuarios y gestionar los derechos de cada uno. 

Para realizar los ajustes correspondientes accede a la opción de menú “Users” y con un solo clic sobre “Add new” entra al formulario de entrada correspondiente para añadir a otros usuarios, donde tendrás que introducir el nombre de usuario en WordPress y la dirección de su email, sin olvidar que también puede indicarse el nombre real del usuario (en la pestaña se diferencia entre user name y name). A cada uno de los usuarios que forman un equipo se les puede asignar uno de los cinco perfiles existentes:

  • Suscriptor: es el perfil al que se le otorga menos derechos. Aunque los suscriptores pueden acceder al backend y desde este editar su perfil y leer las publicaciones de otros usuarios, no puede participar activamente en la página.
  • Colaborador: con este perfil el usuario tiene la posibilidad de escribir sus propias entradas y editarlas (solo aquellas que él mismo ha escrito) aunque no puede publicarlas.
  • Autor: este perfil sí puede publicar los artículos que él mismo ha escrito y editado.
  • Editor: tiene derechos sobre todas las publicaciones y, por supuesto, pueden escribir también las suyas propias. Además, son los responsables de editar y publicar los posts de otros usuarios.
  • Administrador: no solo posee el conjunto de derechos de los demás perfiles de usuarios, sino que además es el encargado de la gestión de la página web. Solo los administradores pueden instalar temas y plugins, añadir a otros usuarios o personalizar el backend.
Nota

Si se usan determinados plugins se pueden añadir otro tipo de perfiles de usuario en el backend. El plugin WooCommerce permite asignar a los usuarios el perfil de “Shop-Manager”, por ejemplo.

La asignación premeditada de diferentes perfiles es especialmente útil en los equipos formados por varios miembros. Sobre todo, es recomendable asignar los perfiles de administrador a aquellos miembros de los que se sabe con seguridad que no solo tendrán en cuenta su criterio a la hora de introducir cambios en la estructura de la página web o en su diseño. Además, aquellas personas que no conozcan WordPress en profundidad pueden introducir cambios que paralicen completamente a la homepage de WordPress sin darse cuenta siquiera.

Instalar temas

En la opción de menú “Appearence” se pueden añadir y editar diferentes temas, plantillas que permiten cambiar la estructura y el diseño de una página web y que determinan la presentación del contenido en el frontend. El propio WordPress pone a disposición de los usuarios cada año un tema nuevo de forma gratuita.

Junto con los temas de WordPress existe también un sinnúmero de temas de otros proveedores. La forma más sencilla de encontrar e instalar nuevas plantillas de diseño se realiza a través “Add new” en la pestaña “Themes”, donde tienes acceso al directorio de WordPress.org que permite filtrar los temas disponibles por funciones o colores, aunque también ofrece la posibilidad de buscar directamente una plantilla concreta. Si te has decidido por una, puedes primero acceder a una vista previa y, si te convence, proceder a integrar el tema en la página web con un solo clic sobre “Install”, tras lo cual debe de activarse.

Además de WordPress, muchas otras plataformas en Internet ofrecen una amplia gama de plantillas. En Themeforest, TemplateMonster y otros proveedores puedes encontrar los conocidos como temas Premium, plantillas de pago cuyo diseño es normalmente mucho más elaborado y ofrecen más posibilidades de personalización que los temas gratuitos. Muchos de los desarrolladores de estos temas de pago ofrecen además ayuda en la instalación así como otro tipo de asistencia adicional. Para poder instalar un tema de pago en WordPress hay que descargarlo de la plataforma del vendedor, una vez se haya pagado. En el panel de control puedes añadir en el apartado de “Add Theme” a través del botón “Upload Theme” el tema correspondiente de forma manual tras lo que se procederá a cargar el paquete de archivos desde el disco duro para su instalación.

Ahora tienes la oportunidad de comprobar a través de una vista previa si el tema elegido sigue siendo atractivo con contenido y, una vez que te has decidido por un tema, puedes también personalizarlo a través de la pestaña “Customise”.

El nivel de personalización a través de customiser (personalizador en su versión en español), no es igual en todos los casos pues depende de las posibilidades de adaptación de las que disponga el tema seleccionado. Se trata de un front editor que permite comprobar todos los cambios en la vista previa, así como cambiar la información que se muestra en la página web. Con el customiser se pueden añadir al título y subtítulo de la web, que ya han sido asignados en las configuración general, un logo y un icono de la imagen o favicon, además de regular la gama de colores y establecer la imagen de fondo, los menús y los widgets. Una de las características más prácticas del customiser a menudo pasa desapercibida: en la parte izquierda se aprecian tres símbolos con los que se puede probar el diseño en tablets o smartphones. Para guardar los cambios basta con hacer clic sobre guardar y publicar, tras lo cual estos se hacen visibles para todos los usuarios de la web.

Nota

El grado de personalización de una página depende normalmente del tema seleccionado. De hecho, hay veces en que no todas las opciones de edición se encuentran en el customiser. Por ello, merece la pena dedicar tiempo en conocer bien el tema seleccionado para así poder sacar el máximo partido a las opciones que ofrece.

Un widget es un bloque funcional que puede nutrirse de contenido, que puede ser desde un campo de texto simple hasta un bloque de contenido dinámico como un calendario, una nube de palabras clave o los comentarios más recientes. Asimismo, es posible insertar formularios como barras de búsqueda o máscaras de entrada. Bajo la pestaña “Widgets” en la opción de menú “Design” encuentras todos los objetos disponibles y, a través de la opción de arrastrar y soltar del cursor puedes ordenar determinados lugares (barra lateral, pies de página, etc.)

Si quieres definir una estructura concreta de menú, necesitas acceder a la opción “Menus”, además de realizar las modificaciones pertinentes en customizer. Con un menú facilitas la navegación de los visitantes y puedes mostrar en las páginas estáticas enlaces o determinadas clasificaciones de los posts.

Nota

Algunos temas requiere plugins para poder funcionar, lo que se indicará en la instalación del tema.

Instalar plugins

Los plugins permiten expandir la página web de WordPress con nuevas funciones. En la opción de menú “Plugins” podrás encontrar varios complementos como, por ejemplo, Akismet Anti-Spam, un plugin incluido por defecto en el software y cuya función es evitar que aparezcan anuncios indeseados en la zona de comentarios de las publicaciones. Los módulos adicionales siguen un proceso de instalación similar al de los temas, pues a través de “Install” se añaden plugins del directorio oficial de WordPress, aunque también es posible descargarlos de páginas ajenas a este CMS e instalarlos manualmente. Algunos de los complementos más conocidos son Contact Form 7 (ayuda en la creación de formularios de contacto), WooCommerce (una solución para tiendas online) o BuddyPress (amplía tu web con funciones de foros).

Consejo

Se prefiere no añadir a la página web de WordPress plugins sin orden ni concierto, ya que pueden conducir a conflictos en el software y aumentar el tiempo de carga de la página.

Exactamente como ocurría con los temas, los plugins no se pueden usar directamente tras ser instalados, ya que primero ha de pulsarse el botón “Activate”. En cuanto a sus efectos, estos son tan variados como tipos de plugins se ofrecen. Mientras algunos funcionan en el background del sistema, otros amplían las posibilidades de diseño de la web o insertan una opción de menú, además de ofrecer ajustes adicionales. Así, si por ejemplo deseas crear una tienda online con WooCommerce, en el panel de control puedes gestionar los pedidos y los productos disponibles.

Nota

Algunos plugins, al igual que los temas, son gratuitos. Por ello, antes de decidirte a usar uno de pago es recomendable comprobar primero si entre los gratuitos existe alguna alternativa con características similares.

Crear páginas en una web con Wordpress

En WordPress se establece una diferencia entre las páginas y las entradas o posts, pues aunque ambas se constituyen a partir de contenido, las entradas siguen un orden cronológico mientras las páginas permanecen estáticas. Algunos ejemplos típicos de páginas estáticas en los blogs son la página de contacto, la página del aviso legal o la que ofrece información sobre los autores.

Los blogs convencionales suelen incluir, sin embargo, muchos más posts que páginas estáticas. Pero, como ya se ha dicho, también se pueden crear páginas estáticas con este CMS, que suelen adquirir una prioridad mucho mayor.

Con la opción “Add now” se accede al editor, desde donde se da un título a la página y se añade el contenido que se quiera publicar. Tanto si trabajas con código HTML (en la pestaña “Text”) o con una máscara, los editores de texto se asemejan en gran medida. Ambos permiten separar el encabezado del cuerpo del texto, señalar con negrita, cursiva o subrayado, insertar listas o citas o cambiar el color del texto, además de integrar contenido multimedia con el botón correspondiente o añadir la etiqueta “More”. Esta resulta de gran utilidad para los posts si no se quiere mostrar la publicación íntegra en la página de inicio, pudiendo únicamente acceder a su visualización completa al clicar sobre “More”.

Wordpress muestra cierta inconsistencia en el tratamiento de las imágenes que delimitan páginas y posts, pues una imagen que se utiliza para clasificar un post, sirviendo de imagen de vista previa de ese artículo no aparece, sin embargo, en la página estática dedicada a tal artículo. Por el contrario, puede resultar interesante que algunos temas sí incluyen la imagen del encabezado en todas las páginas individuales visualizadas, mientras otros la insertan bajo el título, mejorando la página web desde un punto de vista gráfico.

Antes de crear una página en WordPress y pulsar en “Publish”, es interesante prestar atención a los atributos de la página, apartado en el que se establece la jerarquía a la que se someten las diferentes páginas. Con el término “Parent” WordPress hace referencia a las páginas con mayor relevancia, pudiéndose también configurar detalladamente la jerarquía de las subpáginas, orden que siempre se puede modificar en la configuración del menú.

Finalmente puedes proceder a la publicación de la página, aunque es recomendable comprobar en la vista previa si se ajusta a las expectativas. También se puede elegir el estado “Draft” o “Pending Review” si se prefiere no mostrar la página online inmediatamente. Además, con esta última opción se hace saber a los miembros del equipo que aún necesitas su opinión sobre el resultado pues, aunque debido a la asignación previa de perfiles algunos de los miembros no tienen derechos para publicar contenido, su feedback puede resultar muy útil. Cuando finalmente se toma la decisión de publicar el contenido, es posible configurar el momento exacto de su publicación, lo que puede resultar de gran ayuda tanto en el caso de las páginas como en el de los posts, ya que se puede programar la fecha y la hora de forma que será el propio sistema el que automáticamente proceda a la publicación.

El acceso a la página también se puede limitar mediante una contraseña o permitiéndolo únicamente a los miembros del equipo.

Publicar entradas

El proceso de creación de un post es muy similar al de una página, para lo que se utiliza el mismo editor. La diferencia reside en la barra lateral de la derecha. La configuración de una entrada mejora con la opción Stick this post to the front page: al seleccionarla la entrada permanecerá en la página principal, aunque publiques otros artículos posteriormente.

Mediante las categorías y las etiquetas, que pueden ser visibles o invisibles en función del tema, los usuarios pueden encontrar rápidamente entradas de su interés, facilitándoles la navegación. Si permanecen ocultas, solo repercuten en la función de búsqueda y en la sistemática interna. Ambos métodos de clasificación de contenido pueden gestionarse de forma separada. Puedes crear categorías y después borrarlas, darles un título (necesario para la URL correspondiente), establecer la jerarquía de las categorías, escribir descripciones para cada una de ellas, etc., aunque de nuevo no todos los temas permiten a los usuarios ver esto último. También puedes establecer etiquetas para cada entrada, sin embargo estas no permiten una organización jerárquica.

Consejo

Borrar una categoría no implica la eliminación de las entradas que se incluían dentro de ella. Estas se clasifican como “Uncategorized”.

Utilizar las mediatecas

En la mediateca se pueden guardar archivos de vídeo, audio e imágenes que más tarde pueden usarse en las entradas o en las páginas, por lo que los archivos multimedia se han de cargar en el servidor. Con la opción de arrastrar y soltar se pueden añadir varios archivos al mismo tiempo, tras lo cual es posible editarlos, añadiendo, si así se desea, el título, marcas o una descripción. Las imágenes pueden también ir acompañadas de un Alt-Text o texto alternativo que describa brevemente lo que esta muestra.

Hecho

El texto alternativo, también conocido como Alt text, no se debe descuidar ya que:

  1. Algunos buscadores en determinadas circunstancias no pueden mostrar correctamente las imágenes, presentándose en su lugar el Alt text.

  2. Las personas con problemas de visión utilizan un sistema de salida de voz para navegar, por lo que el Alt text les permite conocer el contenido de la imagen a través de la salida de voz o el dispositivo braille, garantizando una mayor accesibilidad a tu sitio web.

  3. El texto alternativo es esencial en SEO pues los motores de búsqueda no reconocen las imágenes pero sí las descripciones que las acompañan

En el backend también se pueden editar las imágenes: establece el marco y el tamaño de la imagen para que esta se ajuste perfectamente a la publicación.

Solo aquellos archivos que se pueden encontrar en la mediateca pueden integrarse en la web, lo que significa que si se borran archivos de la mediateca también desaparecerán de las entradas.

Crear un contenido apropiado

El contenido apropiado para tu página web depende en gran medida del público meta y el efecto que se quiera conseguir sobre los visitantes. ¿El lector busca información sobre una temática en concreto o prefiere información acerca de la empresa? Ponte en la situación de los futuros lectores y pregunta también a amigos y conocidos aunque, independientemente de la temática en la que finalmente se centre una página concreta, hay normas que pueden tenerse en cuenta en todos los casos:

El contenido debe ser informativo

La mayoría de los usuarios de Internet no navega simplemente para ocupar su tiempo, sino que va buscando información. Si quieres que tu página resulte interesante para el lector y este quiera visitarla regularmente, te recomendamos que escribas información relevante y fiable. Asimismo trata de dar una explicación clara a los asuntos más complicados y en caso de duda, recurre a artículos externos. Lo más importante es que el visitante tenga la sensación de que en tu página web puede encontrar información de calidad. En ocasiones resulta útil presentar gráficas aclaratorias, pues el contenido visual suele resultar mucho más explicativo que un texto enrevesado.

La estructuración de la página debe ser sencilla

La información no solo tiene que estar disponible, sino que además debe ser fácilmente localizable. Se requiere entonces una estructura lógica tanto en lo que se refiere a los textos como a la página web en sí, pues el tiempo que el visitante permanezca en ella va a depender en gran medida de la facilidad para moverse dentro de la web. Puedes usar títulos, marcas y listas que atraigan la atención del lector a la información importante. Además es posible orientarse por el patrón de lectura en F típico de la web así como por el principio de pirámide invertida: ten en cuenta el método de lectura de los usuarios en Internet y estructura la información de forma consecuente.

También debe prestarse atención a la estructuración misma de las páginas web, pues los usuarios deben encontrar la información deseada de forma fácil y rápida. Cuando crees una página web con WordPress, este CMS ofrece una serie de medios para establecer una estructura clara:

  • Crear menús
  • Usar categorías
  • Etiquetas y nubes de etiquetas

Ten en cuenta al diseñar la página que mantiene una estructura clara. Los elementos gráficos usados en exceso pueden distraer al usuario y desviarlo de lo esencial. Si además la navegación es complicada, la mayoría de los visitantes abandonan la página antes de tiempo.

La información debe ser entretenida

No siempre es fácil escribir contenido informativo, sencillo y al mismo tiempo entretenido. No obstante, los lectores valoran este esfuerzo ya que resulta muy difícil prestar atención a un texto que, a pesar de ser informativo, es tremendamente aburrido. Ten también en cuenta que el contenido elaborado sea de calidad y se adapte a los lectores. Esto no quiere decir que para romper el hielo tengas que incluir por obligación un chiste al principio de cada artículo. De hecho, para buscar el equilibrio perfecto lo más importante es conocer bien el grupo al que se destina el texto. ¿Hay que prestar atención a una escritura y un contenido formal o podemos usar un estilo más relajado? Para responder a estas preguntas es necesario investigar también cómo se presenta el contenido sobre el que vas a tratar en otras páginas, tomando como ejemplo para escribir tus aportaciones aquellas que te resulten más atractivas.

Las imágenes, los vídeos y los gráficos hacen que texto sea más entretenido. Los conceptos más complejos suelen ser más fáciles de entender a través de elementos gráficos que a través de texto y constituyen además un descanso para el cerebro. Puedes elegir fotos que influyan en la sensación que la publicación ha de causar en los lectores. WordPress te permite adjuntar tantas imágenes como quieras y con el editor WYSIWYG podrás insertar y editar los programas siguiendo el mismo patrón que con los programas de edición de texto como Word. Si además pretendes introducir material multimedia de páginas ajenas es importante que prestes atención a los derechos sobre la imagen: usa solo las obras que posean una licencia Creative Commons que te garanticen los derechos de uso.

Gestionar tu página web en WordPress

Ya has descubierto cómo crear una página web con WordPress, pero ahora debes preocuparte de mantenerla y protegerla.

Actualidad

Si has creado, por ejemplo, una página estática que se limita a dar información sobre tu empresa, tienes que tener en cuenta que toda la información que aparece en ella debe estar actualizada. Así, deberás indicar en tu web cualquier cambio en la dirección física de la empresa, un aumento de los servicios ofertados o una modificación de precios, ya que la web constituye para la mayoría de los clientes la fuente principal de información.

También en los casos de blogs o páginas de noticias es importante estar siempre actualizando la información pues los lectores solo volverán a visitar la página si encuentran continuamente contenido de interés. Para poder organizar la publicación de contenidos a largo plazo es muy útil recurrir a los planes de redacción, especialmente cuando se trata de un equipo con varios miembros.

Seguridad

Para garantizar la disponibilidad y seguridad de una página web es importante prestar atención a los siguientes consejos:

  • Instalar actualizaciones: WordPress así como los plugins y temas destinados a este CMS están sometidos a un proceso de desarrollo continuo. En la opción de menú “Updates” del panel de control aparecen todas las actualizaciones correspondientes que deben de instalarse, ya que a menudo contribuyen a hacer desaparecer las posibles brechas de seguridad.
  • Crear copias de seguridad o backups regularmente: nunca menosprecies el valor de las copias de seguridad. Un fallo en la estructura puede desencadenar un crash en la web cuya reparación requeriría un trabajo innecesario y provocaría una caída de la página web durante un tiempo prolongado si no se dispusiese de una copia de seguridad. La copia de seguridad debe estar formada por la base de datos de MySQL, los archivos de WordPress y todos los datos contenidos en la mediateca junto con los temas y plugins utilizados. Aunque se puede efectuar de forma manual, hay plugins específicos que facilitan el trabajo. Asimismo, existen soluciones de software libre y programas de pago.
  • Garantizar la protección de contraseñas: Wordpress es el CMS más utilizado en todo el mundo, hecho que lo convierte en objetivo de los hackers, de modo que es importante tomarse en serio la elección de un nombre de usuario y contraseñas para evitar cualquier riesgo en la seguridad. Los ataques de fuerza bruta, que se basan en forzar el acceso probando todas las contraseñas posibles, suelen tener como objetivo los nombres de usuario del tipo “admin”, “test” o “wordpress”. Por ello, se recomienda establecer una contraseña larga formada por letras, cifras y caracteres especiales cuya combinación carezca de significado lógico (este método no solo es aplicable a WordPress, sino que se recomienda su uso general). Para protegerte de ciberataques puedes usar además plugins como Limit Login Attempts o Wordfence Security, que bloquean la dirección IP del usuario tras un número determinado de intentos fracasados de acceso.
  • Examinar los complementos: la gran mayoría de plugins y temas de WordPress pertenecen a desarrolladores independientes y hay que ser consciente de que aquellos complementos con una programación defectuosa pueden abrir brechas de seguridad. No obstante, este riesgo es tan fácil de evitar como elegir los complementos de proveedores conocidos. Por ejemplo, en el directorio de plugins de WordPress se indica el grado de satisfacción de los usuarios y la frecuencia con la que se recurre a su instalación.
Hecho

Uno de los proveedores más activos de complementos para WordPress es Automattic. La empresa, fundada por Matt Mullenweg, uno de los principales desarrolladores de WordPress, ofrece plugins como Akismet, WooCommerce y Jetpack.

Análisis

Para sacar el máximo partido a una página web debes prestar atención al rendimiento y a las estadísticas de los visitantes, de forma que puedas reaccionar con rapidez a los malos resultados y adaptar las estrategias o técnicas utilizadas. Para obtener las estadísticas de los usuarios puedes recurrir Google Analytics, aunque no todos los webmasters consideran adecuada esta herramienta debido a cuestiones relativas a la protección de datos, utilizando en su lugar otras alternativas. De hecho, la mayoría de los propietarios de webs utilizan el software de código abierto Piwik que, para poder integrarse en WordPress, requiere un plugin específico, este es, WP-Piwik. No obstante, hay otros muchos plugins que miden las visitas de los clientes y presentan estadísticas.

Nota

No todos los plugins que ofrecen estadísticas de visitantes se adecúan a la ley de protección de datos europea.

El término “perfomance” describe el tiempo de carga de una página web, muy importante para la usabilidad de tu web con respecto a los usuarios, repercutiendo en gran medida en el ranking de Google. Los motivos que explican una performance deficiente pueden ser variados: en el caso de WordPress los plugins normalmente son los responsables de aumentar los tiempos de carga de una web, ya que muchos plugins en funcionamiento al mismo tiempo o un tema muy enrevesado pueden reducir la velocidad. Asimismo, el rendimiento se puede ver perjudicado por la programación defectuosa de alguna de las implementaciones. Evitar archivos gráficos muy pesados puede mejorar el rendimiento de la web, especialmente en la navegación con dispositivos móviles, evitando acabar innecesariamente con la paciencia del usuario. Para probar el rendimiento del propio sitio web de Wordpress hay plugins disponibles, aunque también puedes recurrir a nuestra herramienta de 1&1 para el análisis web gratuita, que te permitirá descubrir en qué puntos puedes mejorar tu presencia online.

Análisis Web

Alcance

Para que los posibles interesados encuentren tu web fácilmente es importante que esta aparezca entre los primeros resultados en los motores de búsqueda más importantes, especialmente en Google. A través del crawler, Google te llega a reconocer, aunque esto requiere tiempo, el cual se puede reducir si en la consola de Google Search introduces el URL de tu página, para lo que se requiere únicamente una cuenta de usuario en Google. Y, aunque Google es el motor de búsqueda más importante, también es interesante que te registres en otros buscadores.

Si te mantienes activo en otros canales también puedes aumentar el alcance de tu página web, por ejemplo, al despertar discusiones interesantes sobre los temas tratados en las redes sociales o consiguiendo backlinks de otras webs. Eso sí, presta atención a que en el linkbuildung los enlaces procedan de páginas web serias y profesionales. Recuerda que la calidad es preferible a la cantidad.

Crear una web con WordPress

Tras una pequeña fase de adaptación, WordPress es muy fácil de usar: si debes añadir continuamente contenido a tu página, es muy recomendable usar un CMS, ya que desde el backend puedes crear, gestionar y publicar tu contenido. Además, gracias a un sinnúmero de temas y plugins tu página web no tiene por qué parecer un blog típico. Esta herramienta permite asimismo generar y personalizar una web tanto a quienes están empezando en el mundo de la creación web, que por supuesto estarán algo más limitados, como a los que ya tienen un conocimiento más elaborado en programación, capaces de alcanzar un grado mayor de personalización. El código fuente de los temas y los plugins se pueden modificar en el editor del backend, aunque es preferible evitar esta opción si aún no has trabajado con código CSS o PHP, ya que puedes poner en peligro el contenido completo de la página web creada con WordPress.

Nota

Es posible que WordPress no se ajuste a todas las necesidades. También con el editor 1&1 Mi Web se pone a tu disposición un gran número de plantillas. Además la creación de una web propia puede llegar a ser más rápida de lo que se puede llegar a pensar.