¿Te ha gustado el artículo?
0
¿Te ha gustado el artículo?
0

Mide el éxito de tu blog con un análisis web regular

Además de los contenidos, los indicadores de analítica web juegan un papel central en aquellos blogs creados por grandes empresas como instrumento de marketing. Estos también resultan interesantes para los blogueros que aspiran a monetizar su blog a través de cooperaciones o anuncios en su plataforma. Gracias a diferentes herramientas de análisis web es posible medir exactamente el impacto del blog en su totalidad o de una sola publicación. Con esta información en la mano es más fácil llevar a cabo medidas de optimización, tanto para los seguidores como para los buscadores.

Herramientas de análisis web para blogs

Cada herramienta permite el seguimiento de un determinado tipo de factores. Google Analytics es, sin duda, la solución más popular y más utilizada, pues se adapta a los blogs más modestos como a los proyectos de las grandes compañías. Esto se debe principalmente a su gran diversidad de funciones, como son la medición de las visitas y de la permanencia media en la página, así como el análisis de la procedencia de los usuarios o el software que han utilizado, entre otras. Para poder usarla hay que integrar un código de seguimiento en la página, aunque si dispones de una dirección de correo en Google, ya puedes comenzar a usarla gratuitamente.

Naturalmente, también existen alternativas a Google Analytics. La solución de código abierto Piwik es, por ejemplo, la segunda herramienta de análisis web más utilizada. Todos los datos extraídos por Piwik se pueden almacenar en el servidor propio y la herramienta está especialmente indicada para aquellos usuarios que desconfían de la política de protección de datos de Google. Sin embargo, su catálogo de funciones es reducido y solo se puede equiparar al de otras herramientas instalando diversos plugins.

Una alternativa más asequible es la de Mint, con una interfaz muy sencilla que muestra todos los datos básicos a cambio de un único pago de 30 dólares americanos. 

Indicadores de tráfico: esto es lo que pasa en tu blog

Tras el registro en una herramienta de análisis web, el principiante se encuentra ante una diversidad remarcable de cifras, diagramas y valores, de entre los cuales, al principio, resulta algo difícil extraer una visión general. ¿Por dónde se empieza el análisis de un blog? ¿Cuáles son las cifras más relevantes? Y, ¿cómo se interpretan estas? Al principio, las más interesantes pueden ser las referentes al tráfico de visitas.

Page impressions (impresiones)

Este indicador define las veces que se mostró la página a un visitante, lo que en marketing se denominan impresiones de la página o page impressions. Si la cifra es elevada, significa que el blog en cuestión es atractivo y cosecha muchas impresiones gracias a buenos enlaces y referencias, pero también puede revelar que el usuario no encuentra lo que busca a primera vista y, por ello, recorre las páginas de forma descoordinada, repitiendo visitas. Es por esto que las impresiones por sí mismas no dicen mucho y solo revelan algo válido sobre la calidad de la página, si se combina este indicador con otros valores, como, por ejemplo, la duración de la visita. Si se quiere ofrecer publicidad online, el precio de las impresiones se calcula con base en las mil veces que se muestra el anuncio, el llamado CPM (coste por mil impresiones).

Sesiones / visitas

Las visitas contabilizan todas las páginas visitadas por un usuario en una sesión. Si este usuario vuelve a visitar el blog al día siguiente, se contabiliza una nueva sesión. Este indicador de analítica web permite identificar a los usuarios que repiten para extraer la cantidad de veces que un usuario visita un blog. Si vuelve una y otra vez es una señal muy positiva.

Visitas (Unique Visitors)

El número de unique visitors o visitantes únicos es un factor importante en el análisis de blogs, porque revela a cuántas personas realmente se alcanza con el blog. Para poder calcularla, Google trabaja con las cookies, que identifican de forma inequívoca a cada usuario, aunque no eximen de ciertas variables como, por ejemplo, que dos usuarios usen el mismo ordenador, contando así como un solo visitante. Todo ello sin contar con aquellos usuarios que recurren a herramientas de anonimización que les otorgan una IP distinta cada vez que visitan una página.

Qué hace el usuario: medir su comportamiento en la página

Tener muchas visitas no significa automáticamente que un blog tenga éxito, pues podría ser que los usuarios visitaran solo la primera página y la abandonaran tras unos pocos segundos. Por esto, es conveniente observar variables como el comportamiento del usuario en la página.

Páginas por visita

Este valor indica la media de páginas que un usuario visita en una sesión. De nuevo, el valor absoluto significa poco. Si es muy bajo, cabe considerar a aquellos lectores asiduos que solo necesitan leer la última publicación y no la página completa, porque ya la conocen, abandonándola una vez han leído la última actualización. En la herramienta de análisis web se pueden filtrar los datos de forma que se obtenga información sobre nuevos seguidores exclusivamente. Si estos abandonan la página tras leer la última entrada, convendría retenerlos mediante enlaces a otros artículos o a temas similares que se pueden colocar al final.

Duración media de la sesión

Este valor indica el tiempo medio de permanencia de un usuario en la página y deja entrever si este encuentra contenido interesante en ella. Este valor es un factor de calidad indudable que Google también tiene en cuenta. La implementación de una función de búsqueda interna, de herramientas propias, de una galería de imágenes o de enlaces a artículos similares puede aumentar la duración de las visitas. Mediante el llamado heatmap o mapa de calor se puede entender mejor el comportamiento de un usuario en la página, ya que muestra gráficamente dónde se hizo clic con más frecuencia, es decir, qué contenidos llamaron más la atención que otros.

Tasa de rebote (Bounce rate)

Este indicador de analítica web revela cuántos usuarios abandonan el blog después de haber visitado una sola página y es, asimismo, relativo. Los seguidores solo leen lo más nuevo, pues conocen el resto y los que llegaron al blog a través de una búsqueda, lo abandonaron tras encontrar lo que buscaban. Consecuentemente, una alta tasa de rebote no tiene por qué ser un dato negativo. Aun así, conviene intentar retener al lector en el blog mediante enlaces a contenidos relevantes.

Fuentes de tráfico: de dónde vienen tus seguidores

Las distintas herramientas de análisis web resultan muy útiles para averiguar si un lector es un visitante habitual de tu página o si llegó a ella gracias a una búsqueda, ya que permiten efectuar esta diferenciación mediante los datos arrojados por las fuentes de tráfico y los canales de adquisición. Google diferencia estas fuentes de tráfico:

  • Búsqueda orgánica (organic search): usuarios que llegan a una página mediante una búsqueda orgánica en alguno de los buscadores (Google, Bing, etc.)
  • Derivados (referral): visitantes que llegan al blog a través de un enlace desde otra página (si la tasa es alta define un buen perfil de backlinks)
  • Social: usuarios que acceden a la página gracias a las redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram, etc.)
  • Directos (direct): estos usuarios acceden a la página introduciendo su nombre en la barra del navegador o marcándola como favorita, lo que los define usualmente como seguidores.
  • Correo electrónico (email): los usuarios que toman este camino han hecho uso, por ejemplo, de los enlaces en una newsletter.
  • Otros: otras vías de acceso podrían ser los Feeds RSS.

Estos índices tienen una gran importancia para el administrador de un blog, ya que permiten entender qué es lo que se podría mejorar y, en un caso particular, qué canales son especialmente importantes para llegar a sus lectores, de donde se puede extraer también, dónde habría que invertir más esfuerzo.

Content check: qué contenido resulta más interesante

Con estas herramientas de análisis web es posible filtrar los visionados de una publicación, de forma que se puede saber qué textos fueron especialmente populares, aunque de nuevo hay que ser prudentes, pues una entrada más antigua acumulará, probablemente, más clics que otra más joven. Por ello, es decisivo tener en cuenta tanto las visitas como el periodo de tiempo en que se realizan. Teniendo en cuenta esta relación, estas herramientas resultan muy útiles para captar mejor los intereses de nuestros lectores.

A menudo, el que un texto adquiera popularidad, no depende solo del contenido. El título, una entrada interesante o una imagen especialmente atractiva pueden ser factores decisivos a la hora de llamar la atención del lector. Algunos programas permiten un análisis pormenorizado de publicaciones por separado. Los usuarios de WordPress, por ejemplo, disponen de la Google Analytics Dashboard by Analyfy. Por otro lado, Google Trends puede ayudarte en la búsqueda de nuevos temas para las entradas.

Señales sociales: ¿se comparten tus entradas?

Las plataformas sociales pueden ser unas herramientas de expansión muy poderosas. En unos segundos se puede difundir una entrada, una imagen o un vídeo alrededor del mundo sin contar necesariamente con la participación activa del creador. Es importante que los autores de los blogs estén también al corriente del comportamiento de sus lectores en las redes sociales. Facebook, Twitter y compañía tienen herramientas propias de analítica web para rastrear estas actividades con relación a un blog. En el panel de estadísticas de las páginas de Facebook se obtiene información sobre la difusión de una publicación, la interacción que ha provocado y el número resultante de clics en la página principal.

A través de Google Analytics y con los datos que arroja el Informe de Fuentes Sociales, en la pestaña de Fuentes de Tráfico, también es posible profundizar en el impacto de los canales sociales en un grupo de seguidores y, por ende, en el éxito del blog. También es posible realizar, mediante los informes encontrados en Fuentes y Páginas, un seguimiento a la inversa, es decir, cuánto se discute y se comparten las publicaciones y cuáles son las reacciones del público. También se puede hacer un seguimiento de esta actividad en Google Analytics si se integran en un blog los llamados widgets sociales, los botones que los lectores pueden usar para indicar si una entrada les gusta y si la comparten en su perfil.

Recuerda que los abonados a la newsletter y a los Feeds también son una importante fuente de tráfico de visitas que no cabe subestimar en el análisis de un blog. Estos revelan la fidelidad del público lector de un blog. A menudo, un suscriptor puede tener más valor que un “Me gusta” de Facebook conseguido a través de una promoción puntual, ya que el boletín representa un canal directo hacia el lector. Para medir y analizar el número de abonados existen herramientas separadas de análisis como Feedburner de Google o aquellas ofertadas por los mismos proveedores de newsletters.

Análisis web de un blog: algo más que cifras

Herramientas como Google Analytics o Piwik son también usadas por grandes empresas, y es por eso que la gran amplitud del abanico de funcionalidades puede resultar algo intimidante al principio para los blogs más modestos. Sin embargo, después de un periodo de adaptación, cualquier bloguero aprende a extraer de ellas las estadísticas e indicadores más relevantes para su blog, pudiendo ajustar mucho mejor sus contenidos a sus lectores y conectando, así, mejor con ellos.

Google Analytics Marketing de Contenidos Plug-ins de WordPress Twitter Facebook Wordpress