Cómo crear una newsletter: la importancia del contenido

Para las empresas, el Email Marketing se plantea como una posibilidad excelente con la cual establecer y mantener contacto con clientes e interesados. Sin embargo, es muy común que las newsletters, cuyo objetivo principal es informar, se utilicen para otros fines. A menudo, suelen contener más publicidad que datos interesantes, lo que da lugar a que muchos de los que las reciben las consideren molestas y superfluas. Pero cuando se cuenta con un concepto claro y contenidos significativos, no resulta muy complicado crear newsletters que sirvan para propósitos comerciales y que llamen la atención de los usuarios para que estos las lean.

Bases para una newsletter exitosa

Lo que define a un boletín exitoso depende, en primer lugar, del sector en el que se mueve la empresa: el administrador de una tienda online puede, por ejemplo, al contrario de lo que ocurriría con una asociación, reforzar el potencial de los productos que ofrece. Para encontrar el equilibrio perfecto entre el carácter meramente informativo y el puramente publicitario es recomendable, ante todo, elaborar un concepto amplio, definir el público objetivo y la finalidad de la misma. Una newsletter se debe crear para que no se quede en la bandeja de entrada de los destinatarios, sino para que despierte su interés. De manera adicional, también tendrás que encargarte de:

  • Encontrar un diseño adecuado y atractivo.
  • Conseguir una estructura clara e interesante.
  • Redactar contenidos interesantes e informativos.
  • Calcular el momento idóneo para su envío.
  • Analizar la audencia a través de las herramientas correspondientes.

Para tener acceso a información más detallada sobre las posibilidades que ofrece el marketing para el envío de newsletters, puedes visitar nuestra guía sobre los fundamentos del Email Marketing.

Por qué presentar contenidos de buena calidad

El desarrollo de una buena estrategia y la obtención de datos sobre el público objetivo y sobre la fecha de envío más propicia constituyen la base del éxito de una acción de marketing digital. Un diseño moderno y un análisis de los lectores mediante el uso de potentes herramientas también son factores influyentes, aunque carecen de efecto alguno cuando se dejan de lado los componentes decisivos, es decir, los contenidos. A este respecto, se debe partir de la base de que entre los competidores no solo se encuentran las newsletters de sectores específicos, sino todas aquellas que el destinatario recibe en su bandeja de correo electrónico. Muchas sobresaldrán entre el resto mediante plantillas simples, elegantes o únicas. Para desgracia de los clientes, en raras ocasiones se invertirá el tiempo necesario en crear contenidos de gran calidad, aunque los textos e imágenes de alto nivel son la mejor forma de aumentar el interés por un boletín de noticias y de distanciarte de manera positiva de otras empresas.

Qué distingue a una newsletter con buen contenido

Al igual que ocurre con el concepto básico de un boletín de noticias, también hay que dedicarle el tiempo suficiente a la elaboración de los contenidos. En este sentido, se recomienda buscar y planificar los temas a largo plazo, teniendo en cuenta eventos actuales para poder ofrecerles a los lectores un valor añadido. Una buena estructuración facilita la creación de los contenidos. Si quieres elaborar contenidos eficaces y acordes para crear tu newsletter, deberás tener en cuenta los siguientes aspectos:

Estilo y estructura

Nunca olvides que la newsletter va destinada a tus lectores, por lo que en su redacción es muy importante conseguir el tono correcto. Usa un estilo sencillo en el que no abunden las palabras técnicas o las oraciones excesivamente complejas. Cuanto más comprensibles sean los textos que aparecen en el boletín, más alta será la probabilidad de que sean leídos, aumentando así la confianza creada en los clientes. A este respecto, también es importante que los contenidos se estructuren y dividan correctamente de manera que sean fáciles de comprender.

Imágenes

Las fotos y los gráficos mejoran visualmente las newsletters, y si son de calidad, permiten presentar los productos y servicios de las empresas de una manera más directa que las palabras y aligerar fragmentos de texto muy largos. Para no caer en un uso indebido de las imágenes, asegúrate de que tienes los derechos para usarlas y, si no, infórmate en consecuencia.  

Tamaño

Independientemente de si se pueden integrar textos o imágenes, siempre hay que evitar salirse del marco de la newsletter. El objetivo debería ser conseguir una estructura armónica mediante un número limitado de bloques de texto y de imágenes. Si se trata del boletín para un blog se puede, por ejemplo, presentar los artículos ya publicados mediante un breve resumen y un enlace al blog. Lo mismo ocurre con las infografías, en las que lo recomendable es presentar un extracto en la newsletter y enlazarlo al documento gráfico en su totalidad. Para que la newsletter pueda cargarse y no termine en la carpeta de spam, también es importante prestarle atención al tamaño de los archivos. 

Optimización para todos los dispositivos

El término optimización no solo se aplica a las páginas web, sino también a las newsletters. Es cuestión del pasado cuando todas las acciones se llevaban a cabo en ordenadores de escritorio. La mayoría de usuarios consulta el correo electrónico con regularidad haciendo uso de la tablet o del smartphone, lo que todavía hace que sea más importante crear la newsletter de manera que esta también se pueda visualizar de manera óptima en dispositivos móviles. Los saltos de línea incorrectos y las imágenes muy grandes que solo pueden visualizarse en monitores de gran tamaño hacen disminuir el interés de los clientes y dan una impresión poco profesional. Para conocer más al respecto, échale un vistazo a nuestra guía sobre plantillas para newsletter.

Temas interesantes y relevantes

Dos aspectos que juegan un papel muy importante a la hora de elegir un determinado tema son la relación con la empresa y la relevancia para el lector. Las historias cortas, las anécdotas o las citas son especialmente aptas para la introducción de un boletín de noticias y despiertan interés en el cliente. Decidir en qué medida se convierten a los productos o los servicios en el tema principal de la newsletter, depende de cada caso individual. A nivel general, se recomienda que una quinta parte del contenido de la newsletter sea publicidad, premisa que se puede adoptar para cada una de las newsletters o, por ejemplo, enviar un boletín publicitario cada cinco. Incluir descuentos o concursos promocionales es una manera elegante de integrar tus productos. En último lugar, es conveniente añadir información interesante y significativa en la línea del asunto: no hay que olvidar que tanto la dirección de correo electrónico como el asunto son, a menudo, los únicos elementos que motivan a los destinatarios a abrir un boletín electrónico.

Tags: Marketing de Contenidos / Newsletter